Cuando colaboras con la AECC, tú también investigas

Re-educar fibroblastos ‘’corruptos’’ como nueva terapia contra el cáncer

274014.00
Proyecto dirigido por:
Dr. Fernando Calvo

A pesar de avances significativos en su diagnóstico y tratamiento, el cáncer sigue siendo una de las principales causas de muerte en el mundo, con aproximadamente 9,6 millones de muertes relacionadas. Es por tanto de vital importancia mejorar nuestro conocimiento de la enfermedad para así lograr desarrollar nuevas maneras de tratarla eficazmente. 

Es importante resaltar que el cáncer no está solo compuesto de células tumorales, sino que, como cualquier otro órgano, también contiene células sanas como por ejemplo células inmunes o fibroblastos, entre otras. Sin embargo, en cáncer, muchas de estas células normales están corrompidas y no desarrollan su función normal; al contrario, pueden ayudar a la aparición, crecimiento y diseminación de la enfermedad. Esto sugiere que modular estas células podría ser una nueva vía para el tratamiento del cáncer, una idea respaldada en el éxito reciente de las terapias dirigidas contra las células inmunes (o inmunoterapia). 

En este proyecto buscamos identificar estrategias que permitan modular a otro tipo de célula sana en tumores: los fibroblastos asociados a cáncer (CAFs). Estas células son muy abundantes en la mayoría de los tumores sólidos y contribuyen críticamente al desarrollo de cánceres más agresivos, lo cual sugiere que estrategias capaces de “re-educarlas” hacia comportamientos menos corruptos podrían suponer una nueva forma de combatir la enfermedad que beneficie a los pacientes. Para llegar a ese punto, es necesario conocer por qué y cómo los fibroblastos en tumores son corrompidos, y cómo esa corrupción les permite contribuir al desarrollo de la enfermedad. Resultados previos de nuestro grupo han identificado unas moléculas como factores esenciales para la generación de CAFs, lo que sugiere que bloquear la actividad de estas moléculas podría tener potencial terapéutico. 
En este proyecto buscamos confirmar estos hallazgos y delinear exactamente cómo dichas moléculas promueven la actividad corrupta de los CAFs, así como utilizar esta información para ayudar a mejorar el diagnóstico y tratamiento de pacientes con cáncer.