2. Operación superada. Ya somos del club.

Hace 2 años

El 20 de julio nos dieron el diagnóstico: cáncer de mama con previsión de operar en un mes. Finalmente nos avisaron para operar el 2 de septiembre. Os voy a contar como pasamos mi familia y yo esas semanas por si a alguien le sirve:
1. Las dos primeras semanas fueron duras. Como ya dije, la idea del cáncer lo impregnaba todo. Las conversaciones eran o muy banales o muy profundas. Yo me registré aquí y empecé a leer, la información fue un bálsamo, sin lugar a dudas, no me refiero tanto a la información técnica como a leer testimonios de otros enfermos, ver como ellos iban superando etapas. Entonces te das cuenta de que existe un patrón. Que nos creemos únicos pero que quizá, en el fondo, somos muy parecidos.
2. Como la operación se retrasó un poco y no fue en agosto, como nos habían dicho, tuvimos tiempo de organizar todo, casi de olvidarnos... y las dos últimas semanas de agosto fueron bastante buenas.. mi madre, que al principio había elegido mantener el diagnóstico en privado hasta que la operaran empezó a hablar con algunos amigos y familiares, yo pude hacer un viaje y desconectar un poco... no se... todo se fue normalizando.
3. Poco antes de la operación entró en escena nuestra médica de cabecera. Mi madre se descubrió el tumor ella a sí misma y cuando acudió al médico la médica de cabecera no estaba así que nunca había hablado con ella. Fue la propia doctora quien tomó la iniciativa y tengo que decir que fue balsámico. Nosotros vivimos en un pueblo de poco más de 150 habitantes en una provincia limítrofe. Los profesionales que llegan aquí lo hacen en un golpe de mala suerte porque nadie pide este destino pero tengo que decir que hemos tenido mucha suerte con nuestra médica de cabecera, ella ha hecho un máster sobre cáncer y ha informado, asesorado y cuidado a mi madre tanto en cuestiones médicas como personales. Todo ayuda.
4. Así llegamos al 2 de septiembre. En algo más de dos horas a mi madre le quitaron el tumor y los ganglios porque no consiguieron aislar el ganglio centinela. Dos días después le dieron el alta. En el hospital nos visitaron los psicólogos de la aecc -tengo que decir que se sorprendieron de la actitud de mi madre, ella, que habitualmente no ha sido una mujer optimismta en su vida, se ha crecido en estas circunstancia, así que estoy muy orgullosa de ella, la verdad- y después la coordinadora para informarnos de los servicios y actividades de la asociación. Magnífico, de verdad.
5. Cuando volvimos a casa tuvimos decenas de visitas y personas que se interesaron por nosotros. Muchas de ellas personas que han tenido cáncer o que son familiares de otros que lo han tenido cáncer. Y de pronto términos que antes nunca afloraban en las conversaciones se han hecho comunes como "ganglio centinela" o "reconstrucción mamaria" así que un día le dije a mi madre: "Mamá, ya somos del club. Ahora nos estamos enterando de un montón de cosas que antes nadie nos explicaba porque sabían que no lo íbamos a entender, pero ahora ya lo entendemos todo perfectamente".
6. Hace unos días fuimos al oncólogo. No quise hacer muchas preguntas porque a veces intuyo cierta incomodidad en los profesionales cuando los pacientes nos ponemos muy técnicos. Aún así salí satisfecha. De momento radioterapia y el resto del tratamiento dependerá del resultado que de un test genético: una prueba que empieza a generalizarse, que nos permitirá saber con exactitud que posibilidades hay de que el cáncer se reproduzca y que es un paso adelante en esta lucha sin cuartel que tenemos contra esta enfermedad.
Llegados a este punto quiero decir una cosa: NO ES UN SUERTE TENER CÁNCER. Pero sí es una suerte TENER UN BUEN EQUIPO MÉDICO QUE TRABAJA POR MI MADRE COMO LO ESTÁ HACIENDO, VIVIR EN UN PAIS DONDE LA AECC TRABAJA COMO LO HACE Y TENER UNA MADRE QUE HA AFRONTADO SU ENFERMEDAD COMO LO HA HECHO LA MÍA. ESO SÍ ES UNA SUERTE. También es una suerte tener un sitio donde venir a leer y donde poder informarme con garantía. Eso también es una suerte. Muchas gracias.
Hace 3 años

Enhorabuena, de verdad, porque las cosas han salido bien y por estar tan animadas para seguir adelante. Y muchas gracias por ser agradecida y por decirlo. Todos, desde tu madre, los médicos, la AECC hacen cada uno su trabajo pero un buen trabajo merece que lo reconozcan.

Un abrazo?

Hace 3 años

Hola rociosas y enhorabuena!!!!!.

Un beso muy grande para ti y para tu campeona!!!

Hace 3 años

Hola Rocio:

Hacía tiempo que te echaba de menos por aquí. Ahora veo que has estado muy "entretenida". Me ha alegrado mucho leer tu testimonio. Me alegra tu agradecimiento, eso te hace grande de corazón, y me alegra que tu madre esté bien. Queda todavía camino pero creo que el trozo más empinado ya lo habeis andado.

Un beso muy grande para las dos y enhorabuena.

Hace 3 años

Hola, rociosas!!!

"Ya somos del club", lo has plasmado también, que yo me he visto totalmente reflejada en lo que escribes, si es que, esto une tanto que, sólo lo sabemos quiénes pasamos por ello.

Os deseo lo mejor, y a seguir con lo bien que lo estáis haciendo!!!

Un abrazo enorme familia.

Hace 3 años

Rocío: creo que tu testimonio va a dar una cierta tranquilidad a mucha gente. Y es que el cáncer se vive así: bofetón inicial, asimilación, normalización de la vida, lucha... Recuerdo que mi madre tampoco quería decir la maldita palabrejas y ¿sabes?al final era ella la que iba animando a otros enfermos y a decirles que había que pasear y hacer vida normal.... Y, como ya he puesto antes, era muy llorona y no sé cómo pero luchó con uñas y dientes. Ella, que se ponía mala en cuanto se subía al coche, hizo conmigo más de 2000 km en un mes para ir a radioterapia, y lo hacía contándome historial de su pueblo, de cuando era novia con mi padre...en fin, con "gracia y salero", como diría Odra :-) :-) . Mi madre tuvo la mala suerte de tardar demasiado tiempo en ir al médico y su diagnóstico fue malo desde el principio. Pero yo me siento orgullosa de que ella viviera su último año de vida con el ánimo que le echó. Por eso me emociona ver que hay mucha gente como ella. Ojalá todos puedan salir adelante.

Hace 3 años

Gracias por leerme y pararos a comentar, especialmente a las personas como Mary, que después de pasar experiencia podían optar por alejarse y en cambio optan por seguir ayudando a otros enfermos. Tienes una foto preciosa con tu madre, la he mirado unas cuantas veces desde que entro aquí, es un homenaje sencillo pero que no pasa desapercibido, :).

Elena28, también se que estás aquí por tu marido, tendrás que ser muy fuerte porque él lo es. Confía en los médicos, es lo que tenemos.

Pahurtado y Alecoco, vosotras estáis entre mis referencias porque las dos tenéis cáncer de mama, como mi madre, ella tuvo mucha suerte porque. se lo vio muy pronto pero es increíble la de mujeres que dicen cosas como "yo no voy a las mamografías porque me da miedo" o "yo no me toco por si me encuentro algo". NO entiendo esa actitud de avestruz de esconder la cabeza debajo del ala. A ver si entre todas las que estamos en esto podemos cambiar esa mentalidad.

ODRA, te dejé un comentario en tu primer testimonio. Estoy segura de que algún día miraremos atrás y toda esta lucha habrá merecido la pena. Estoy segura.

Hace 3 años

Hola, rociosas!!!

También otro abrazo para ti, y GRACIAS por comentarnos estas pequeñas cositas cotidianas de las que está formada la VIDA, seguro que a much@s de nosotr@s nos servirán.

Un abrazo!!!

Hace 3 años

Hola Rocio,

Pues me encanta que te hayas decidido a escribir este testimonio, porque me ha encantado leerte. Tu madre es una campeona y lo está demostrando. Si es que nos montamos unas películas!! y luego todo es más facil de lo que parece. Cuando quiera darse cuenta todo habrá pasado.

Un beso para las dos.

Hace 3 años

Hola paisana! Está bien este cuaderno de bitácora que has escrito, lo cierto es que cuando se empieza se van dando palos de ciego y andamos despistadas... Tengo muchas ganas de ver la evolución de tu madre, así que espero tus noticias. Ya me contarás si el Provincial sigue funcionando tan bien como con mi madre. Dale un abrazo a tu campeona de mi parte!!!

Hace 3 años

Bien por haber pensado en este libro de bitácora, responde a lo que pasamos muchos en esta situación y claro que ayuda a todos los que empiezan este camino.

Una cosa para tu mami, debajo del gorro que se ponga algo de algodón para que no le pique. Yo me compré un par de Buff, uno a favor de la AECC, y me los ponía bajo los pañuelos, los gorros o solos.

Un beso a ti y a tu mami

Hace 3 años

Hola rociosas!

Gracias por aportar con tus testimonios, respuestas a muchas preguntas que uno se hace cuando empieza a luchar contra esta enfermedad.

Mucha fuerza y energía positiva para las dos.

Besitos y un fuerte abrazo.

Hace 3 años

Hola rociosas. Gracias por habernos contado vuestras experiencias. Yo llego ya 15 años luchando contra el cáncer y si te soy sincera, hace 15 años no había tanta información como hay ahora. Yo me acuerdo que cuando me dijeron que tenía cáncer, allá por el año 2000, lo primero y único que le pregunté a mi oncólogo fue, ¿Se me va a caer el pelo?. Fíjate que cosas...pero luego vi que eso era lo menos importante, porque luego el pelo crece. Y durante 15 años te aseguro que he pasado más tiempo sin pelo que con él. También decirte que ahora los tratamientos no son como antes y que no a todo el mundo le sienta mal. Conozco mucha gente que tras una sesión de quimio, se iba a comer cocido. Por supuesto os surgirán dudas durante esta etapa pero la única cosa en común con todos nosotros y nosotras que escribimos aquí, es la energía positiva que hay que tener. Mucha fuerza para tu madre y también para ti y cuéntanos cómo va todo. Un abrazo. Lavita.

Hace 3 años

Hola Rocío, me parece genial el testimonio que has escrito, a veces lo más sencillo, el día a día, las cosas cotidianas son las que nos hacen darnos cuenta de que hace más la cabeza que luego la realidad, bien lo refleja Pahurtado "nos montamos unas películas!!".

Me encanta vuestra actitud y lo campeonas que sois las dos, seguir así, es fundamental.

Mi padre siempre decía que había mucho médico que no había pasado por la facultad de medicina, todo el mundo le daba consejos y le decía 100.000 cosas durante el tratamiento, que hiciera esto y lo otro, y siempre les contestaba... ¿eres médico?, a lo cual esa persona se quedaba parado y decía...., no, y mi padre se echaba a reir. Cada enfermo es un mundo y su reacción ante efectos secundarios y demás del tratamiento es completamente diferente. El día a día, la forma de afrontarlo y aceptarlo con la mayor naturalidad es lo principal.

Un fuerte abrazo y mucha fuerza a las dos!!!