3. Sobre la primera quimio y cómo lo afrontamos

Hace 2 años

En nuestra primera visita al oncólogo nos encomendó una larga lista de pruebas que estaremos haciendo hasta finales de noviembre, entre ellas un test para determinar si poner o no quimioterapia, así que, sin preguntar, concluímos que mi madre no recibiría tratamiento hasta diciembre. La semana pasada nos llamaron por telefono para ir a oncología y pensamos que era para recoger el resultado de alguna de las pruebas que ya habíamos hecho pero cuando llegamos allí nos comunicaron que, finalmente, mi madre va a recibir quimioterapia - cuatro ciclos cada tres semanas y después doce uno por semana- y le pusieron el primer ciclo. La verdad es que creo que fue mejor que nos pillara un poco por sorpresa porque así se pasó el primero casi sin interarnos. Desde el viernes hasta hoy apenas ha tenido efectos secundarios y está tranquila. La enfermera nos advirtió de que, si había sido una mujer que vomitara con facilidad durante el embarazo ahora había más posibilidades de que tuviera vómitos, mi madre respiró aliviada porque ella no vomitó en su embarazo y ahora, en este primer ciclo tampoco se ha sentido mal, ojalá siga así.
Bien, mientras esperamos el segundo ciclo hemos empezado a pensar en la peluca, como vivimos en un pueblo pequeño y para todo tenemos que desplazarnos aún no la hemos encargado y yo estoy preocupada porque no quiero que llegue el día en el que el pelo se caiga y mi madre no esté preparada para raparse y ponerse la peluca. La enfermera nos dijo que "ese sería el último golpe que íbamos a afrontar y que luego todo iría mejor". Ya sólo quiero que pase pronto.
Tengo que decir que estoy muy contenta con el trabajo que hace el equipo de oncología del Hospital Provincial de Zamora, nos han informado, asesorado, han llamado para comprobar cómo estaba mi madre despés del primer ciclo, en definitiva, están haciendo fácil lo difícil e imagino cuán importante es esto para personas y familias que estén en situaciones peores que la que estamo viviendo mi familia y yo.
Por último, y ahora perdonadme que sea un poco egoista, voy a hablar de mi porque tengo miedo a romperme cuando más necesaria sea. En la consulta previa al primer ciclo las enfermeras hicieron mucho hincapié en lo importante que es mantener un buen estado de ánimo y cómo eso puede repercutir, por ejemplo, en el sistema inmunológico. Yo estoy muy sorprendida por cómo mi madre está afrontando esta situación, tanto, que a veces ni la reconozco pero temo que cuando lleguen los malos días, que seguro que llegarán, yo no esté a la altura porque la enfermedad de mi madre ha llegado en un contexto complicado para mi: desempleo, cambio de vida, etc. Hace unos días me dio un vértigo y el médico me ha dicho que cree que es porque el estrés ha provocado una contractura en mis músculos que presionan las cervicales y de ahí vino el vértigo. Quiero ser fuerte pero tengo miedo a perder los nervios, a enfadarme y yo no quiero que nada la desestabilice a ella.
Gracias.
Hace 2 años

Hola Rocio, creo que es la segunda vez que te escribo. No, no es fácil asumir esta situación, para nadie. El diagnóstico es horrible, el peor momento de nuestras vidas, el pronóstico que te dan, es peor (nunca se quieren pillar los dedos, siempre se ponen en el peor de los casos, lo que dicen las estadísticas). Como bien dice nuestra amiga ODRA, si estamos aquí, es porque queremos romper esos datos, queremos salir adelante, queremos que nuestras días no pierdan calidad de vida, queremos que nuestros familiares lo lleven lo mejor posible.

Si tiene que pasar algo malo, ya pasará, y si tiene que pasar algo bueno, nos daremos la sorpresa igual. Lo que tenemos que hacer es vivir el día a día, seguir apoyando, dando fuerzas, tener esperanza y seguir con el tratamiento que tenemos hasta la fecha. Es muy importante para todos tener buen ánimo y estar preparados psicológicamente para todo. Tenemos que estar al pie del cañón. No hemos elegido tener esta enfermedad, pero lo que sí podemos elegir es cómo llevarla. Cada día hay más medios para controlarla, y tenemos que aferrarlos a ellos.

Te mando un abrazo muy grande amiga. Adelante y a por todas, campeonas.

Hace 2 años

Hola Rocío!

Esta enfermedad es muy dura tanto para los pacientes como para los familiares, si te sientes superada por la ansiedad, estrés, etc. Debes solicitar ayuda psicológica, ya sabes que en la asociación te ofrecen psicólogos de manera gratuita.

Cuando necesites "hablar" aquí nos tienes.

Te envío un fuerte abrazo.

Hace 2 años

Hola Rocío, a mi me hicieron la misma pregunta que a tu madre sobre los vómitos porque a mi era lo que me preocupaba, creó que cuento con los dedos las veces que he vomitado. No vomité ni una vez durante toda la quimio, algún que otro malestar de estómago pero nada más.

Tema pelo, se empieza a caer poco antes de la segunda quimio. Yo nunca pensé en pelucas, me compré montones de pañuelos de mil colores y aprendí a hacerme "modelitos". Te lo digo por si no les da tiempo a una peluca.

En cuanto a ti, si necesites sicólogo buscalo, no creó que te por gritar o eso que dices y nunca será a tu madre, pero te haces daño a ti y a tu salud. A lo mejor te alcanza con llorar a gusto con una buena amiga o entrar aquí cada día y desahogarse porque cada uno es un mundo. Pero que no te perjudique a ti.

Bueno, ya nos irás contando

Un abrazo grandote?

Hace 2 años

Rocío, ya había visto en tu perfil que eres de Zamora, ahora veo que a tu madre la tratan en el Provincial, como a la mía. Tuvimos a la doctora Navalón como oncóloga y a la doctora Ceballos en radioterapia. Es verdad que funcionan genial, incluso los paliativos donde mi madre pasó los últimos días. Sobre el tratamiento también nosotros tuvimos dudas y nos llamaron casi también de un día para otro, así que por ese lado creo que es normal ... Respecto a ti...ni te imaginas de dónde pueden salir las fuerzas, pero salen. He sonreído cuando te leía porque me veía a mi misma en los primeros meses de la enfermedad, con el agravante de que yo vivo en Zaragoza y eso lo complicaba más. Yo soy muy llorona (como era mi madre) y, sin embargo, cuando la veía a ella pasarlo mal era capaz de ponerle una sonrisa y bromear con ella hasta que se tranquilizaba. El día 24 de abril me despedí de ella sabiendo que no la volvería a ver....y ¿sabes? le revolví el pelo y le dije" pórtate bien o vuelvo otra vez"...pobre, ella que no dio apenas guerra...y sí, después lloré cuando no me veía, pero delante de ella mantuve el tipo. Así que si yo pude, tú también, estoy más que segura. Mi correo es marymp07@gmail.com , por si quieres escribirme y puedo serte de más ayuda. Mil besos!!

Hace 2 años

Hola Rocío, entiendo como te sientes, cuando a mi padre le detectaron la enfermedad y comenzó su tratamiento, estaba asustada, nerviosa. Yo soy la única de los hermanos que está en la misma ciudad que mis padres, y un poco te echas la responsabilidad a la espalda (aunque ellos intentaban estar con nosotros en la medida que podía y siempre puntualmente les informábamos). Soy una persona muy alegre, divertida y positiva, pero a la vez muy sensible, por lo que me emociono con mucha facilidad tanto para lo bueno como para lo malo. Con mi padre siempre fueron sonrisas, bromas, mirar de frente a la enfermedad, nunca lloré delante de él, porque como bien nos decía "yo a mi lado quiero vida normal, sonrisas, gente que me alegre, no que me hundan". Y así fue. Nos pusimos el mundo por montera y día a día disfrutábamos de las cosas, para qué pensar en mañana si sólo tengo hoy?, así que disfruta el día a día que mañana ya llegará. Y un consejo, dedícate tiempo para ti, para tu bienestar físico y psicológico, si nosotros estamos bien, podremos transmitirles mucha fuerza y todo se llevará un poquito mejor.

Un abrazo muy fuerte y cualquier cosita ya sabes donde estamos ésta pequeña gran familia.

Muchísima fuerza, ánimo y positividad!!!

Hace 2 años

Hola Rocio!

Respecto a tu madre, paso a paso, para ella y para vosotros. El tema peluca normalmente te la hacen a medida y tardan unos días, pero también te diré que la caída no es inmediata...no sé que quimio hace tu madre? a mi madre tardó en caérsele casi tres semanas (cisplatino+etoposido) en el centro en el que le realizaron la peluca se encargaron de raparle el pelo y colocársela, todo con una cortina delante del espejo para evitar el trauma. Es duro? si...no te lo negaré, pero como todo se pasa, creeme, es pelo y el pelo crece, lo importante es que el tratamiento sea efectivo. ADELANTE!!

Respecto a ti, cuídate y mucho!! intenta dedicarte tiempo, cada uno lo emplea en lo que cree necesario: ejercicio, meditación, paseos, lectura etc, pero tiempo para ti, por poco que sea para sacar la ansiedad y los miedos que hacen más mal que bien.

Suscribo todo lo que ha dicho cántabra, si nosotros estamos bien, ellos están mucho mejor. UN ABRAZO.

Hace 2 años

Hola rocío, es normal tener miedo a mil cosas, pero no tengas miedo a derrumbarse, o enfadarse, o lo que sea ,es normal, busca un apoyo para ti, una amiga, un amigo, alguien que te escuche, y siempre estaremos nosotr@s, somos humanos y sufrimos, y nos derrumbamos y nos volvemos a levantar. Estas apoyando a tope a tu madre, eso es lo importante, seguro que esta feliz de que seas su hija, y de como lo estas haciendo, un abrazo y mucha fuerza

Hace 2 años

Hola, rociosas!!!

Bueno, creo percibir que tu madre se encuentra bien, que el tratamiento, a pesar de lo duro que es, lo está llevando como una CAMPEONA, que hasta tú misma te sorprendes, pues esa actitud que tu madre demuestra, sabiendo la situación, te aseguro que tú la tendrás cuando más la necesites, la actitud digo. Ahora, te estás martirizando pensando si estarás a la altura cuando vengan esos malos momentos, y yo te aseguro que sí que estarás al nivel que pide la situación, nadie sabe lo fuerte que se es, hasta que ser fuerte es nuestra única opción, es una frase que leí aquí, y la verdad, tiene toda la razón, cuando llegue el momento en el que tengamos que actuar, ya decidiremos y si sólo tenemos una única opción, será esa, seguir, que nadie nos quite esa ilusión, ni el ánimo de vencer; pero claro, hay que estar ahí, y estar bien, por lo que tú, lo primero, tienes que cuidarte, no pienses en cómo actuarás, piensa el ahora, tu cuerpo te está avisando que tienes una carga importante de estrés, y hay que arreglar esto, porque si no, esto se va acumulando y entonces, aunque quieras estar en los momentos malos, te va a resultar imposible. Relájate, tómate tu tiempo, ten calma, piensa en positivo, ríete, reíd tod@s en familia, la risa es curativa... Resumiendo, intenta estar tranquila, y si tienes ganas de llorar, hazlo, a mí, me relaja y me despeja, me hace ver también las cosas de otra forma, infinidad de medios hay para que nos sintamos bien, sólo depende de nosotr@s cogerlos, y como muy bien dice ruvprada, todas estas situaciones que nos hace pasar este diagnóstico no las hemos elegido, también me lo decías tú en un comentario a un testimonio mío, pero sólo depende de nosotr@s elegir cómo las queremos vivir.

Deseo que todo os vaya bien, y hasta pronto, porque también te leo todos los días, GRACIAS por estar a diario y dedicar un tiempecito a tod@s nosotr@s, solo nosotr@s hemos decidido estar aquí, a mí, me reconforta estar con personas que sienten situaciones por las que estoy pasando, también creo que sirve de terapia para descargar lo que tanto nos pesa.

Un abrazo, y ya nos irás diciendo.

Hace 2 años

Hola Rocio:

Bueno leo que todo va bien, con sus inconvenientes, claro. Tu madre como ya te han dicho es una campeona y va a poder con ello, eso seguro. Y tú vas a estar junto a ella para recordarselo si en algún momento flaquea. Y no seas dura contigo misma Rocio, lo estás haciendo fenomenal, pero esta enfermedad machaca mucho al que la vive al lado del enfermo. Yo estoy segura que vas a estar a la altura de las circunstancias y te lo digo porque trasmites fuerza. Y por favor no te olvides que ser fuerte es tener debilidades, momentos bajos, porque eso nos hace empujar con más fuerza. Un beso Rocio para las dos y..... objetivo "superarlo" y lo vais a conseguir.

Hace 2 años

Lo primero agradecer todas vuestras respuestas, mari, he apuntado tu mail, que sorpresa que seas de mi tierra y no zaragozana,

:)

Voy a intentar tranquilizarme un poco, quizá algo cambie antes de Navidad si no tendré que tomar decisiones pero voy a intentar no preocuparme antes de tiempo. Como os decía el contexto en el que llegó este diagnóstico es lo que me angustia. Yo estaba en Reino Unido y llegué aquí con la idea de buscar trabajo y si no lo encontraba volver a Reino Unido en otoño. Ahora me siento un poco atrapada, no encontré trabajo -ojalá eso cambie un día, cualquier día- y de pronto me he visto viviendo con mis padres dependiendo de ellos, trabajando con ellos -ayudando hasta que en diciembre se jubilen definitivamente- pensando en que quizá en enero tenga que volver a Reino Unido y dejarlos aquí con mi madre a mitad de su tratamiento y todo esto sin un soporte, mi madre no tiene hermanos, yo tampoco... pero bueno, saldremos adelante, confío en que un día entre aquí os cuente que algo pasó, algo cambió y que he encontrado una vía de escape. Mientras tanto haré honor a esa imagen que decis que transmito, seré fuerte, como decis voy a dedicarme tiempo, voy a leer, a distraerme... a intentar disfrutar de este tiempo, hace dos años que no paso las Navidades en casa así que ese será mi regalo este año, no está mal, ¿no? gracias, un besazo, de verdad.

Hace 2 años

Hola Rocio, creo que todos pasamos por lo mismo, al principio el no saber nos lleva a estar en alerta permanentemente, cualquier dolorcillo nos lleva a pensar lo peor, cualquier síntoma nos parece un mundo, incluso cuando no los hay, por lo menos yo, me preguntaba si es que no estaba haciendo efecto. Esteban no ha vomitado nunca, vamos sus efectos secundarios se limitan a quedarse asi como un poco triste un par de días y sangra un poco por la nariz. Últimamente le duelen bastante las piernas.

Todo se va normalizando poco a poco, ya lo veras, tu vas a empezar a sentirte mas tranquila porque ya vas a "saber de que va", no se si me explico. Poco a poco Rocio, no te fuerces, intenta vivir dia a dia. Tu eres una campeona como tu madre, no tengo la menor duda. Aquí nos tienes para lo que necesites

Un abrazo grandísimo