4 de Febrero, día mundial contra el cáncer

Hace 4 años

El cuatro de Febrero, era una fecha que para mí no significaba hasta ahora nada. Era un día más del calendario, que pasaba en mi vida desapercibido. Aunque en la actualidad representa y me identifica con todos los Ángeles del mundo que padecemos esta misma enfermedad. Esa dolencia que da miedo hasta pronunciar. Esta lacra, que avasalla todo lo que se pone por en medio, sin tener en cuenta, sexo, condición social, trabajo, estado civil, ni nada que tenga que ver con la persona. Estoy hablando de ese alíen incontrolado que nace en nuestras entrañas y pretende arrebatarnos el Don más preciado que tiene el ser humano, como es la propia vida.
Por eso, este día se celebra el día mundial contra el cáncer y en nuestro país hay una asociación que defiende muy bien todos los intereses de los enfermos oncológicos (aacc). Detrás de esta asociación hay muchas personas, que con su trabajo desinteresado y de voluntariado, día a día, nos ayudan a los enfermos y a nuestros familiares, a sobrellevar mejor esta nueva situación, esta carga proporcionándonos ánimo y aliento. Sobre todo, con una actitud positiva, que es la mejor medicina que podemos tener para curarnos lo antes posible, o por lo menos, que no empeore nuestro estado físico o mental.
Mi experiencia como socio de la Asociación española contra el cáncer, es maravillosa, sobre todo, el poder comunicarnos entre Ángeles y contarnos nuestras propias experiencias, para consolarnos, llorar juntos, animarnos, informarnos de cómo llevamos nuestros respectivos episodios de esta puta enfermedad, que pretende quitarnos todo.
Aunque no lo va a conseguir, porque estamos todos brindados de amor, brindados de querer vivir, brindados con una piel especial, ya que somos una raza especial de valientes, hechos a toda prueba y cuando peor lo estamos pasando, más nos aferramos a lo nuestro, a nuestro interior que es de donde proviene todo. Nuestra alma inmortal. Por eso mis Ángeles no hay que desfallecer, hay que seguir dando la cara al maldito alíen, para que se marche de una vez por todas de nuestras vidas. Yo estoy ahora en mi cuarto ciclo de quimio y sé que después de los seis días de reacción, jornadas tristes y lúgubres, vienen los diez días de recuperación y esperanza, aguardando resultados.
Y esta es la vida, que nos toca vivir, de momento, a las personas que hemos contraído esta enfermedad. Es la lotería de la vida, que nos ha marcado, sin comprar ninguna participación. Solo, por que el azahar o la providencia, así lo dicta en el libro de la vida.
Por eso, este día es tan importante para un servidor y su familia, es una fecha del calendario que ha quedado marcada en nuestras vidas y este claro que todos debemos ayudar económicamente, etcétera, o de cualquier otra forma, voluntariado, a que esta enfermedad sea erradicada de una vez por todas del planeta tierra.
ESTE TEXTO HA SIDO PUBLICADO, EN MI PÁGINA PERSONAL, EN MI BLOG DEL PERIÓDICO INFORMACIÓN DE ALICANTE Y EN OTROS MEDIOS DE COMUNICACIÓN DIGITALES PARA LOS QUE ESCRIBO HABITUALMENTE.
Hace 4 años

Manuel... ¡¡¡ MUCHAS GRACIAS !!!

Hace 4 años

bien dicho!!

Hace 4 años

Hola paisano, buenas noches, gracias como siempre por tus palabras llenas de esperanza para todos nosotros. Es un lujo leerte, aunque no me encuentro muy animada ni mucho menos con esperanzas en estos momentos tan malos que estoy viviendo. Mi angelito sufre y eso no me deja ni dormir, esa incertidumbre, ese pánico que se apodera de los que por desgracia sufrimos de cerca esta enfermedad es angustiosa. No saber que pasará, que nos deparará nuestro destino nos paraliza. Es como si la vida de repente se parara ante nosotros y no pudiéramos seguir adelante.

Solo pasar por aquí y leer mensajes de ánimo y esperanza como los tuyos nos alivia mucho la pena.

Gracias paisano y enhorabuena por lo bonito que escribes. Un Abrazo.

Hace 4 años

Amiga que razón tienes como te comprendo, imaginate como estoy yo y mi familia. Mi cancer de prostata extendido al hueso con multiples metastasis, poniendome quimio sin saber cuantas sesiones, sin saber todavia el resultonito dado a la desesperada para no dejar que salga la máquina del tren de la muerte hacia su destino. Por eso hay que ser positivo, por eso somos ángeles las personas que padecemos esta dolencia, pero no solo los enfermos si no vosotros nuestra familia que esta sufriendo y cuidandonos más incluso que nosotros mismos. Vivimos por vosotros, por el amor que nos dais. Que suerte tenemos las personas que estamos rodeados de amor por todas partes, esto no tiene recompensa. Esa dedicación, eso a mi personalmente es lo que me hace fuerte para afrontar lo que venga. Animo maloma y es normal que sufras por tu angelito esto es lo más grande que tenemos los seres humanos el amor hacia los nuestros y a los demás.

Un beso muy grande de corazón y animó que tu ángel lo agradecera.