7. Vuelta a la normalidad.

Hace 2 años

Hace una semana que mi madre terminó con la radioterapia. Parece que todo vuelve a la normalidad al ritmo que crece su pelo. Un pelo muy ruin por no hacer caso de los consejos que yo le daba gracias a vuestros testimonios. Le dije que se rapara la primera pelusa y no hubo forma. Ahora se arrepiente pero está decidida a sacar adelante sus cuatro pelos con tal de no pasar el verano debajo de un pañuelo o un sombrero. Estoy feliz de que estas sean sus preocupaciones cotidianas.
Mi madre está cansada, muy cansada físicamente, lo comento para todos los que estéis pasando o vayáis a pasar por este proceso, es un efecto secundario bastante común, así que cuando lo sintáis no es desaniméis y adelante, siempre adelante.
A partir de ahora tiene que tomar una pastilla y las revisiones por lo demás... vuelta a la vida normal como dice el título. A veces me pregunto si se puede volver a la vida normal después de una experiencia así pero... ¿se puede volver a la vida normal después de un infarto? ¿después de un iptus? ¿después de un trasplante de riñón con la espada de Damocles de la diálesis sobre la cabeza? Me temo que todas las personas que han tenido alguna enfermedad grave comparten el mismo concepto de normalidad que es convivir con la enfermedad o con sus efectos y dar gracias por todos los recursos sanitarios que nos ayudan a vivir bien.
Este foro, y no me canso de repetirlo, fue el primer bálsamo que apliqué en mis heridas. Vuestros testimonios me han ayudado y confío en que ahora los míos puedan ayudar a otras personas. En total son siete y cuentan cómo hemos vivido el paso del cáncer de mama por mi familia: mi madre, mi padre y yo.
Perdonad si alguien alguna vez se sintió ofendido o molesto con mis palabras y gracias. Ojalá mucha gente viniera por aquí sin un motivo nada más que el de aprender, porque aquí, se aprende mucho.
Por ultimo, mi dirección de mail sigue a vuestra disposición en mi perfil. Un abrazo y volveré de forma puntual para asegurarme de que todo sigue en orden.
Hace 2 años

Hola Rocío,

Me alegro que todo haya acababo, y la vuelta a la normalidad. Yo te quiero dar las gracias también a ti por estar y participar de este proyecto común que no es otro que el decir, a todo el que se asome por primera vez por aquí asustado, que se puede luchar contra esta terrible enfermedad y se debe.

Un enorme abrazo para tí, para tu padre y para tu madre.

Hace 2 años

Hola Rocío. Qué grandes noticias nos cuentas. Por supuesto que vais a volver a la normalidad, lo que creo es que vosotras ya nunca seréis las mismas, pero ahora sois la versión mejorada de lo que erais antes.

Un beso y a comeros la vida!!

Hace 2 años

Rocío, agrego una pregunta a las que te haces: ¿qué es normalidad ? Creo que después de ésta, o de cualquier experiencia fuerte, nuestra normalidad pasa a ser otra. Hace tres años que me operaron y fui recuperando de a poco mi normalidad pero le agregué el valorar las cosas creo que de forma más inteligente porque como dice Carlitos un día nos vamos a morir pero mientras tanto hay que vivir.

Y gracias Rocío por tu participación porque cuantos más seamos, más nos apoyaremos.

Enhorabuena a la familia y en especial a tu mamá

Hace 2 años

Hola Rocío, me alegró de esa normalidad. Un ab

Hace 2 años

ola guapa.me alegro que ya los pensamientos sean los menos dolorosos.yo se que yo como antes no puedo vivir y eso ke me kitaron un melanoma de 1,2 mm en el brazo y no es como lo que estais pasando muchas de vosotras y vosotros.ya no me puede dar el sol tranquilamente ,tengo que ir tapadita aunke haga mucho calor y con proteccion de 50.me kiaron 2 ganglios de la axila salieron perfectos pero se me ha quedado una nulidad que no la tenia antes.no puedo coger peso con el brazo.al estar gordita el cirujano me dijo que me tuvo que tocar nervios y todo para yegar al ganglio.esta claro que con total normalidad no vives pero lo que si ke tengo claro es ke con tal de seguir viviendo riendo yorando amando viendo la cara de mis 3 hijos todos los dias de mi vida merece la pena no tener pelo,no tener ganlios tener 1000 cicatrizes pero seguir viva.muchos besos y abrazos.me emozione escribiendote eso.adios guapa.

Hace 2 años

Hola Rocío!! Me alegra saber que tu madre está mejor!!! Las buenas noticias son un bálsamo para los demás. Después de esta enfermedad uno ya no es el mismo (ni el enfermo ni sus familiares), una experiencia como esta nos hace más sensibles pero también más fuertes y poco a poco recuperamos la energía para volver a vivir. Un abrazo a tu familia!!!!

Hace 2 años

Tu madre, querida Rocío, nunca volverá a una vida "normal", en el sentido que nosotros lo entendemos. Ni tu madre ni nadie que haya pasado por una experiencia así. Yo creo que lo que hará será valorar más las pequeñas cosas y dejar de preocuparse por asuntos que antes se le hacían un mundo. Así es el cáncer: el miedo se transforma en una visión de la vida radicalmente distinta a la que hemos tenido hasta que entró, de alguna manera, en nuestras vidas. Que verse guapa sea ahora su mayor preocupación es una buena señal. Gracias por habernos hecho partícipes de vuestra experiencia, estoy totalmente convencida de que ayudará a mucha gente.

Te escribiré un día de estos, a ver si acaba Santi el instituto y tenemos un poco de tranquilidad. Ya sabes que te mando un abrazo muy grande que te ayude a seguir adelante con todo. Un beso, Rocío!!

Hace 2 años

Hola Rocío... me alegro que volváis a la normalidad y que podáis disfrutar del veranillo. Sólo un pequeño apunte... yo creo que sí que se puede volver a la normalidad, con pequeñas limitaciones, así que ánimo. Mi padre tuvo un infarto antes del cáncer, y te aseguro que volvió a su normalidad, ese mismo verano que lo tuvo. Cambió que tuvo que tomar algunas pastillas y tal, pero por lo demás, quizá por lo "burro" que es (aún no me acostumbro y me niego a usar el pasado) pues volvió a las andadas, y genial! Espero que esto entiendas que te lo cuento para animarte, que ahora está cansada y está bien que lo comentes como algo normal, porque dentro de los tratamientos, es normal, pero no perdáis la esperanza, y verás cómo va recuperando fuerzas. Un abrazo enorme