agobiada...

Hace 3 años

me faltan 6 sesiones para acabar quimio. Es semanal, mas floja.. pero..se me hace cuesta arriba igualmente.veo el final de un largo trayecto, aunque aun me falta radioterapia, pero no obstante veo cerca el fin de un tratamiento.
estoy agobiada porque me miro al espejo y no me encuentro. No es mi mirada..no soy yo.
Hace 3 años

Mucho ánimo!!! no decaigas...es largo, pero debes seguir por ti y por los tuyos. Desde aquí te mando fuerzas!!

Hace 3 años

Hola pingui:

Animo!!! Ya queda poco y lo habrás conseguido.

Perdona pero no tengo cabeza hoy nada más que para Elena y Esteban. Un abrazo amiga

Hace 3 años

Hola Pingui,

Estás en un largo camino, nadie te dijo que fuera fácil, en el has encontrado dias buenos y malos, sabes que por muy largo que parezca siempre se llega a final del túnel. Intenta verlo por días, todos tenemos un largo camino y si lo vemos de forma global cada día agobia más.

Intenta ver cada quicio como una menos, aprovechar el tiempo para dedicarlo a ti, y a lo que verdad quieres hacer. Es normal que te agobies a todos nos pasa, yo tenía una libreta en la que escribía y escribo va por temporadas pero a mí me servía para desahogarme y dejar todo lo malo ahí. Mucho mucho ánimo y aquí estamos para lo que necesites.

Hace 3 años

Si q lo hago y tengo alegría. Lo único que en ocasiones.... Como ayer a la noche... Unos calambres! ??? que me ponen de un mal genio... Este viernes a ver lo que me dice mi Oncologa... Porque la verdad que ya se me hace bastante incómoda la situación de los Señores Dolores.

Hace 3 años

Ayer me dijo un amigo, ( un señor de casi 70 años) que cuando le daban la quimio le daban calambres si la piel estaba en contacto mucho tiempo con el agua.

Hace 3 años

Me han empezado hace poco la verdad. Pero... Es en cualquier ocasión, sobre todo lo noto a las noches....

Hace 3 años

¡Hola Soraya! Mi caso es parecido al tuyo y me quedan también 6 sesiones semanales de quimioterapia. El pasado lunes estaba también agobiada por todo, me sentía débil, triste..... Me daba rabia a la vez porque ya no me queda nada y lo estoy llevando bien dentro de lo q cabe, y más viendo otros testimonios con procesos más duros. Fue un día de altibajos y francamente malo. Me sentía cansada y desesperada. El martes cuando me levanté ya era otra vez yo, contenta, animada y con ganas.

Es normal tener bajones, es lícito y podemos permitírnoslos pero a continuación hay q levantar y pensar q esta enfermedad no va a poder con nuestro verdadero ser q está en nuestro interior y q nunca desaparecerá hasta nuestra muerte.

Ánimo, ya nos queda nada compañera