Un año después

Hace 8 meses

Ayer hizo un año de una operación que lo cambió todo. Si pudiese decir algo a la Marta de ese día sería algo así:
Hoy despertarás y creerás estar en una pesadilla. No entenderás nada, pensarás que tu vida ha terminado, que no podrás con lo que viene, que no hay salida. Hoy tu realidad tal y como la conocías cambia.
Hoy abrirás los ojos y verás algo nuevo en tu cuerpo, una bolsa. No entenderás porqué la llevas. No querrás mirarla. Será horrible, grande y sucia. Notarás como la gente te mira diferente. Sentirás que hay algo que no te cuentan, que las palabras están vacías.
Hoy subirás a la habitación del hospital y verás a tu familia diferente. No entenderás porqué. Te repetirán una y otra vez lo que ha pasado pero no tendrá sentido.
Mañana, cuando vuelvas a despertar querrás seguir durmiendo. Sentirás que no hay lugar más seguro que esa cama de hospital. Querrán que salgas, que te muevas para recuperarte. Te dirán que no es para tanto, que podrás recuperar tu vida, pero tú no estarás preparada.
Los médicos te volverán a explicar la operación. Te dirán que han encontrado algo que no esperaban, no se atreverán a ponerle nombre, y que han tenido que hacerte una ileostomía. Te enfadaras con ellos, te han arruinado la vida por un “algo”. Empezarás a oír palabras extrañas como “estoma” y “ostomía”, que terminarán formando parte de tu vocabulario diario.
A los pocos días vendrán con más noticias. Ese “algo” que encontraron es un tumor. Con todas sus letras, con todo su significado. Hablarán de él pero seguirás sin entender el alcance de todo. Entonces dirán la palabra mágica que lo cambia todo; cáncer.
Te hablarán de radioterapia, de quimio, de esas cosas que a ti no te iban a pasar. Repasarán tu vida, recuerdo a recuerdo, persona a persona. Valoraras la suerte que has tenido. Sentirás que si esto ha sido todo ha sido maravilloso, pero que ojalá haya más. Así que te levantaras de la cama y darás tu primer paseo.
Los días pasarán y tú seguirás sin ser capaz de asimilar lo que ha ocurrido. Necesitarás tiempo para adaptarte a la bolsa, al cáncer, a que tu vida como hasta ahora la habías llevado ha cambiado. Pero lo harás, y antes de lo que crees.
Hoy cuando despiertes tendrás una nueva oportunidad. Una nueva vida. Formarás parte de ese porcentaje de gente que ha tenido la suerte de encontrar algo muy malo antes de que se convirtiera en algo catastrófico.
Hoy empezará una nueva forma de valorar la vida, de querer a los que están a tu alrededor, de ver la realidad, de sentir cada emoción, de apreciar cada momento, de sorprenderte de ti misma, porque hoy descubrirás cómo y cuánto eres capaz de aguantar.
No será fácil, no será ahora ni mañana. Requerirá un tiempo, lágrimas, miedos, momentos duros pero también amor, valentía y sonrisas. Hoy empezarás a ver lo bonito que es todo lo que has construido durante estos años y lo mucho que te gusta. Así que saldrá una fuerza de ti que hará que todo lo que parece “malo” solo sea diferente.
Hoy todo cambia.
Hace 8 meses

Hola mmesonero01, que bien lo has contado... es verdad que tiene que ser muy impactante y mas... pero la vida es muy bonita y con bolsa o sin ella hay tantas cosas por vivir y disfrutar. Hace años tuvieron mis padres un accidente gravisimo pero no era su dia... mi madre llevo un traumatismo craneoencefalico brutal, yo cuando la vi, solo sabia decirla que estaba viva y que lo demas daba igual. Despues de tres operaciones de cirugia estetica quedo mas o menos bien. Pues eso...., no podemos elegir estas cosas pero hay que tirar palante.

Deseo que sigas bien y asi de guapa!!

Un abrazo.

Hace 8 meses

Hola Marta,

acabo de leer tu testimonio y he de confesarte que me siento muy identificada con muchas de tus palabras; yo también me he sentido así después de la cirugía a la que me sometieron hace ya dos meses, he tenido las mismas sensaciones, los mismos miedos, las mismas dudas, y he pasado por momentos similares.

Ahora estoy en una especie de limbo de incertidumbre hasta que mañana me vea el oncólogo, pero me ha reconfortado leer tus palabras, sentirme identificada. Muchas gracias.

Un abrazo.

Hace 8 meses

Marta no se puede contar mejor. Testimonios tan positivos, pero a la vez reales como este, son los que aportan esperanza a la lucha y ganas de seguir adelante. Un abrazo y mi enhorabuena.

Hace 8 meses

Hola,me siento tan identificada contigo!!!es verdad,pasan mil cosas por la cabeza,dudas,miedo, incertidumbre,miedo a hablar de lo que ocurre,miedo a que te cuenten lo que pasa,miedo a la cara de tus familiares que se esfuerzan en no demostrar su angustia aunque todos sabemos lo que pasa,miedo al doctor cada vez que le veo la cara,a su expresión y mi corazón que se sale por la boca en la espera,aunque nadie lo note, aunque nadie se dé cuenta...pero después de todo se que estoy preparada para cualquier cosa que venga,me he vuelto más dura,más fuerte.lo has explicado tal cual!!a seguir adelante con mucha valentía!!

Hace 8 meses

Hola mmesonero01. Cómo entiendo lo que cuentas. La bolsa no es fácil de aceptar, pero al final se aprende a vivir con ella. Es un trago difícil, creo que lo has explicado maravillosamente.

Un beso y a pelear porque vas a poder con todo.

Hace 8 meses

Marta es un placer leerte. Admirable tu valentía, sobre todo por tu juventud. Aunque intuyo que tienes una mente privilegiada, con tantas herramientas para afrontar problemas, que no habrá nada que se te resista.

Me ha gustado mucho tu frase final.... "Verás que lo que crees tan malo, será solo diferente"... Es mucho más que una frase. Mil gracias y mucho ánimo

Hace 8 meses

Hola marta quetal, actualmente como estas?

Hace 8 meses

HOLA MARTA TE DOY FUERZA Y ÁNIMO PARA QUE TE RECUPERES, DESPUÉS DE TODO SE SALE POCO A POCO, PERO LUCHANDO MUCHO, YO A LO PRIMERO ESTABA COMO TÚ NO VEÍA SALIDA, PERO EL TIEMPO TODO LO VA CURANDO Y DÍA A DÍA TE ENCONTRARAS UN POCO MEJOR, HAY QUE LLEVARLO LO MEJOR POSIBLE CON ALEGRÍA Y POSITIVO.

UN SALUDO RODRIGO.

POSDATA, YA APROVECHO PARA FELICITARTE LA NAVIDAD.

TE MANDO MI TESTIMONIO TAMBIÉN:

https://rodricid17.blogspot.com.es/2017/10/en-el-2013-un-ano-que-jamas-se-me-va.html