DE BAJÓN¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Hace 5 años

Que durísima es esta enfermedad. Mi madre sigue con su tratamiento. Está cada vez más débil, empezó en el mes de Octubre y todavía sigue (y lo que le queda). Hoy tiene sesión y estamos todos de bajón, además se encuentra cada vez peor. Ella porque sabe lo que le espera y nosotros porque sabemos lo que la espera a ella. Es todo tan duro, tan terrible. Como un mal sueño.
El fin de semana pasado tuvimos un respiro de alegría. Fue la comunión de mi hijo y ella estuvo allí. Fue un día feliz y estuvimos todos juntos. También estuvo mi suegro que está un poco fastidiadillo. Fue un día muy bonito. Y ella estuvo allí.
Hace 5 años

Llevas razón Carmen, esta enfermedad es dura y cruel, muy dura y muy cruel, llega y de forma insidiosa va haciendo daño, y en ocasiones, demasiadas, cuando te quieres dar cuenta, juegas con una gran desventaja. Tenemos que tener nuestros malos momentos, pero hay que intentar levantar el ánimo, hay que intentar salir de esta situación. A veces tengo la sensación de que nunca más volveré a ser feliz, pero no nos podemos dejar llevar por la desesperanza, tenemos que vivir el día a día y disfrutar de los momentos felices, como la comunión de tu hijo, no podemos permitir que este puñetero bicho condiciones toda nuetra vida y dejemos escapar esquisitos momentos de felicidad que podemos disfrutar con nuestros familiares. Un fuerte abrazo y a levantar el ánimo.