Un cambio a mejor

Hace 7 años

Hoy, 2 de febrero de 2011, se cumple exactamente un año desde el día en que me cambió la vida para siempre. Este es el testimonio de mi experiencia con el cáncer; si mi historia puede ayudar a alguien (aunque sea a una sola persona) a afrontar una situación parecida con más fuerzas, habrá merecido la pena contarla.
Durante los últimos meses de 2009 y primeros de 2010, empecé a notar en mi cuerpo que algo no iba bien. Tras indagar por Internet sobre los síntomas que tenía, los posibles diagnósticos no eran nada halagüeños y casi todos apuntaban en la misma dirección. Así que me decidí a ver al urólogo y me concertó una cita para el martes 2 de febrero de 2010.
Creo que me había citado sobre las 19:30 o las 20, pero ese día tenía mucha gente en la consulta y tuve que esperar bastante tiempo. Finalmente, me hicieron pasar sobre las 21:15 a la consulta. El médico estaría bastante cansado de trabajar toda la tarde (yo era el último paciente del día) y parecía tener ganas de terminar cuanto antes. Empecé a detallarle los síntomas, como por ejemplo que notaba hipersensibilidad, pero él no pareció darle mucha importancia a lo que le decía: “El dolor es muy relativo”, “creo que a todo el mundo le duele cuando se da un golpe” y cosas por el estilo. Por suerte, tras decirle que había cambiado la forma y el tamaño de uno de mis testículos, decidió examinarme. Al explorarme, empezó a darle importancia a la cuestión y me realizó una ecografía. Fue instantáneo, giró la pantalla del monitor hacia mí:
- “Mira, esto que se ve aquí es una masa que ha afectado a todo el testículo. Habrá que hacerte un TAC para ver hasta dónde se ha extendido el tumor, pero estoy prácticamente seguro de que no es benigno”
- “¿Me está diciendo que tengo cáncer?”
- “Sí, seguramente”.
Así de sencillo, así de duro. Siguió explorándome mientras me decía que me tendrían que operar en menos de un mes para realizarme una orquiectomía radical, que seguramente luego me darían ciclos de quimioterapia, y que el porcentaje de supervivencia de este tipo de cáncer había aumentado enormemente en los últimos años. ¿Orquiectomía? ¿Quimioterapia? ¿Porcentaje de supervivencia? Hasta hacía solo 10 minutos, mi máxima preocupación era que tenía que madrugar al día siguiente para ir a trabajar… Había llegado a la consulta creyendo estar preparado para recibir ese diagnóstico, pero nada te prepara para una noticia así. Creo que estuve allí unos 20 minutos más, rellenando papeles y demás, pero me había quedado tan aturdido que no recuerdo casi nada de ese tiempo. Ni siquiera se me ocurría qué preguntarle al médico.
Salí de la consulta a eso de las 10 de la noche y tuve que caminar unos 15 minutos hasta el lugar donde había dejado el coche. Estaba como en una nube, no sabía qué pensar, se me había secado la boca… Al llegar al coche, ya parecía haber encajado el primer impacto de la noticia, y mi principal preocupación pasó a ser cómo le iba a contar eso a mi novia y mi familia. Ese día había decidido ir solo a la consulta, y me alegré de haberlo hecho, pues se lo habrían tomado peor que yo.
Dediqué mucho tiempo a pensar cómo contarlo pero, como es normal, todo el mundo recibió muy mal la noticia. Me dolió mucho ver la cara de mis seres queridos cuando se lo dije, pero parece que las personas estamos preparadas para activar el protocolo de emergencia cuando es necesario. Tras el impacto inicial, todos sacaron fuerzas de la nada y me arroparon a lo largo de todo el proceso: la operación, la estancia en el hospital, la quimio, o los días en casa sintiéndome fatal.
Quizá lo peor fueron las 2 sesiones de quimioterapia. Recibí un tratamiento de carboplatino, que si bien no es de los más duros, me dejó el cuerpo sin fuerzas y sin defensas. Me costaba abrir los ojos en muchos momentos del día, pero ahí estuvieron en todo momento mi novia, mis 2 familias (la suya y la mía), mis amigos… para apoyarme.
A los 27 años, uno piensa que le queda toda la vida por delante, que aún queda mucho para enfrentarse a ciertas enfermedades y situaciones. Consideras tu salud como algo seguro, que lo máximo que vas a sufrir es una gripe o a una gastroenteritis. Pero entonces todo cambia: un martes estás haciendo tu vida normal y el miércoles ves cómo se te agolpan sensaciones que nunca habías tenido. Nunca había pasado tanto miedo en toda mi vida. Por suerte, el TAC reveló que el tumor no se había extendido al resto de órganos; un alivio tremendo tras la tensa espera de los resultados.
A pesar de todo, mantuve siempre una actitud positiva a lo largo de todo el proceso. Por supuesto, hubo momentos en que mi moral tuvo algún que otro bajón, pero siempre estuve rodeado de personas que me ayudaron. Me ayudó mucho tener una gran ilusión: el día que me recuperara daría una gran fiesta para celebrar que todo había pasado. Así, alrededor de junio, ya pude reincorporarme al trabajo y decir que estaba curado, de modo que empecé a organizar los preparativos y el 9 de julio di una gran fiesta con todas las personas que habían estado apoyándome. Vinieron mis amigos más cercanos, mis 2 familias, mis amigos de Cáceres… Ese 9 de julio fue el día más feliz de mi vida, estaba totalmente curado y rodeado de las personas que más quiero en el mundo, ¿qué más se puede pedir?
Ahora puedo decir que mi vida ha cambiado. Veo las cosas de otra manera; los problemas del día a día ya no son tan graves, y las pequeñas cosas que te alegran la vida me la alegran mucho más. Disfruto más que nunca de la compañía de las personas a las que quiero, me encanta ver la tele en el sofá con mi novia, quedar para tomar unas cañas o ver el fútbol con mis amigos, comer con mi familia, o hacer cualquier tipo de deporte.
Yo tuve la suerte de curarme, otros no han tenido tanta. He querido contar mi testimonio para dar gracias a la vida por seguir aquí y, en la medida de lo posible, animar a otras personas que estén pasando por un trance parecido. Si luchamos, apoyándonos en las personas que nos rodean podemos regresar con más fuerza que nunca, así que… ¡bajar la guardia no está permitido!
Por todo esto que he contado, estoy seguro de que mi vida ha cambiado. Sí, ha cambiado, pero ha sido un cambio a mejor.

Javi
Hace 7 años

Hola Javi!!! gracias por compartir tu historia con todos nosotros,no sabes lo mucho que me alegro de que ya estes totalmente recuperado y que lo hayas echo con esa fuerza y coraje.ENHORABUENA.un abrazo

Hace 7 años

Hola, Javi.

Tu historia es tremendamente parecida a la mía, supongo que a todos los que somos jóvenes, nos pasa lo mismo. Yo también fuí al médico pensando que sería una tontería y salí con una biopsia hecha. Vaya susto. Y embarazada, para mejorar el asunto. Pero tenemos suerte de contar con una familia así. Y con unas parejas tan marabillosas. Yo, además, tengo ahora un bebé de cuento, que me ayuda a olvidar que, en mi caso, nunca llegas a estar del todo curada y que tienes que pasarte el resto de tu vida en una especie de ruleta rusa. Disfruta mucho, que te espera mucho por vivir, y ahora estás preparado para ver las cosas desde una mejor perspectiva. Mucha suerte. Un abrazo.

Hace 7 años

Eso es, colega, de to se sale.

Ahora eres el más fuerte y que no decaiga.

Tuviste suerte y "testiculos"jaja , pero sobre todo tuviste coraje y el apoyo de tu gente.

PA LANTE

Hace 7 años

JAVI ME ALEGRO QUE ESTES TAN BIEN Y RODEADO DE FAMILIARES Y AMIGOS .LOS EXTREMEÑOS SOMOS BUENOS AMIGOS ,LO DIGO POR LO QUE DICES DE TUS AMIGOS DE CACERES YO SOY DE TRUJILLO Y PERTENEZCO A LA AECC DE AQUI SI ERES DE CERCA YA SABES DONDE ESTAMOS SIGUE CON ESOS TES.....BESOS

Hace 7 años

Hola Javi, al leer tu historia he llorado, pq es muy parecida a la mia, fuiste solo al médico al igual q yo, y te lo dijeron asi tal cual ... parece la misma historia pero contada por un hombre, todo lo q sentiste lo senti yo, ese bloqueo psicologico, esos momentos despues hacia el coche...pensando en como encajar q tienes "cancer", como decir esto ahora a la familia y amigos.... y todo lo demas.... Pues si, ahora somos distintos y vemos la vida desde otro prisma. Yo siempre digo q iba por un camino y ahora simplemente voy por otro, quizas mas bonito si es posible. Es evidente q ahora tenemos esta preocupación de tantas revisiones, pero bueno, es lo q ha tocado vivir y le hemos encajado bien, asi q nada, a seguir adelante, seguir siendo feliz y disfrutando la vida al máximo, yo disfruto con un simple café, con mirar al cielo, con una buena lectura, con el cariño de los seres queridos...un beso y me alegro q todo haya salido bien en tu caso tambien.

Hace 7 años

Hola Javi, me alegro mucho de que ahora ya estes bien y con ese ánimo y ganas.

Siempre es un mazazo cuando te dan la noticia de que tienes cáncer, pero cuando se asimila y se encara, las fuerzas y ganas de luchar son grandes, y si tenemos familia y amigos que nos apoyen, todo es mas facil.

Un beso

Hace 7 años

Muchas gracias a todos los que me habéis respondido. Siento no haber escrito antes, pero he estado muy muy ocupado con el trabajo. De verdad, os agradezco mucho vuestro apoyo, y si os puedo ayudar en algo aquí me tenéis. Un abrazo muy fuerte a todos