Convivir con el enemigo

Hace 3 años

¡Hola amigos!, me llamo Manolo y tengo cáncer de riñón y alguna cosilla más.
Todo empezó en enero del 2011, cuando me estaba realizando unas pruebas rutinarias de próstata. En una ecografía descubrieron algo raro e inmediatamente me llamaron a casa para que me pasase por el hospital. El urólogo me dijo que había un tumor en el riñón izquierdo y que para verlo mejor me haría un TAC, prueba que me realizaron al día siguiente, 19 de enero (para que luego digan que nuestra sanidad es mala). Unos días más tarde con esta prueba me dijeron que había que extirpar el riñón izquierdo y que dado el tamaño del tumor, 15 cms y un peso de 3 Kg y 300 grs no me lo podían hacer por falta de equipo, así que solicité Córdoba, el Reina Sofía, y acerté.
El día 27 de enero fuí a Córdoba a ver como estaba el tema de las listas de espera y tuve la suerte de encontrarme con el doctor Campos, mi ángel de la guarda, que se preocupó por mi caso y me dijo que estuviese preparado que en unos días me internaría para hacerme más pruebas. A la semana me llamaron y tras hacerme una cuantas pruebas, el 16 de febrero me hicieron una embolización y el 23 de febrero me extirparon el riñón izquierdo y las dos glándulas renales, ya que se había producido metástasis en la glándula derecha. La operación fué todo un éxito ya que no me han tenido que dar quimio ni radio, sólo tengo un tratamiento de corticoides para sustituir las glándulas.
Antes de todo esto, yo estaba convencido que el cáncer atacaba sólo a los demás, que yo llegaría a los 90 igual que muchos de la familia de mi madre. Cuando me comunicaron que yo tenía cáncer, se me vino el mundo encima, no me lo podía creer, a mí no, era imposible, hasta que me dí cuenta que sí, que me había tocado y que tenía que sacar fuerzas como fuese ya que había otra persona sufriendo más que yo, mi mujer. Ella se hundió totalmente y era yo quién tenía que darle ánimos. Además estaban mi niña de 8 años y mi madre de 86 años, a las que no quise que dijeran nada para ahorrarles un dolor innecesario si todo iba bién. Mi hijo de 23 años parece que se lo tomó algo mejor y me ayudó a tranquilizar a mi mujer.
Con el tiempo, ha pasado ya un año, las cosas se ven diferentes, ya la palabra cáncer es una vieja conocida, le tengo respeto pero no miedo y sé que con optimismo voy a vencer esta batalla.
En octubre, en una de las innumerables pruebas que me realizan para seguimiento, me descubrieron u pequeño tumor detrás del ojo izquierdo, me lo están estudiando y el 18 de junio tengo cita con el neurocirujano, también en Cordoba, para ver si es benigno o no, pues bién, ya no me preocupa tanto, pienso que también voy a salir airoso de este problema y ¿sabeis por qué?, porque tengo ganas de vivir, porque a mis 56 años pienso que me quedan muchas cosas por hacer y no puedo marcharme así como así, porque hace 5 días celebramos la Primera Comunión de mi niña y yo no puedo dejarla sola en su boda, yo tengo que estar con ella y porque si queremos, con ganas y convicción todo se puede lograr.
Bueno, espero que al menos estas palabras puedan dar esperanza a otras personas que están en una situación parecida a la mía y que piensen que no todo es tan malo, que si ahora va llegando la noche, dentro de un rato nacerá un nuevo día con más claridad si cabe. Gracias por vuestro tiempo.
Hace 6 años

Ola manolo!m gusta q aya gente tan valiente.y con tantas ganas de vivir como las q muestras tu en este testimonio.solo x eyo merece la pena sefuir luxando y no rendirse nunka.mi mami tubo el bichejo en el pecho....y despues de 8años que nos dejo trankilos a vuelto a aparecer con metastasis en el pulmon.en septiembre mi pareja y yo abiamos decidido casarnos.y komo vos dice....es la alegri mas grande q puedo dar ami madre.verme casar.asi q a.luxar y no rendirse nunka!xq ay q derrotar al bixejo....y komo le.digo yo ami mami...si lo emos konsegukdo 1 ves.....xq no 2 o 3.....no va a poder kon noaotras!muxo animo y pa lante!

Hace 6 años

Hola Manolo bienvenido, gracias por compartir tu historia con todos nosotros. Me parece muy bien la actitud tan positiva que tienes, es muy importante tener esas ganas de luchar y de disfrutar de tu familia.

Espero que lo del ojo no sea nada importante y que quede sólo en un susto.

Te felicito por la comunión de tu niña y sobre todo por ser como eres.

Un abrazo

Hace 6 años

Hola Manolo, gracias por compartir tu historia con nosotros y bienvenido a nuestra comunidad. Con tu actitud, tan positiva, puedes ayudar a mucha gente y nos encantaría que siguieras participando en nuestra red. Un saludo.

Hace 6 años

HOLA!!!esa es la aptitud si señor,lo del ojo veras que esta chupao que con ese animo no hay quien pueda contigo.....Un saludo y PA LANTE

Hace 6 años

Hola Manolo : Bienvenido al foro y muchas gracias por tu relato . Ojalá la actutud que transmites en el mismo, resulte contagiosa; pues hace mucha falta una actiitud así para tratar con el maldito "enemigo" mirándole de frente.

Aquí algunas veces ponemos a caldo a algunos médicos, pero también es muy justo reconocer cuando se produce, como tu haces, el buen trato humano como profesional de los doctores que, gracias a Dios, suele ser predominante.

Sigue disfrutando de esas ganas de vivir y de la comunión de tu niña, y espero que lo del ojo tenga pronta y fácil solución.

Un abrazo y como decimos por aquí PA´LANTE

Hace 6 años

¿Sabes que me has emocinado?, esa aptitud tan positiva es la que necesitamos en este foro, donde el miedo predomina por encima de todo, ¡¡¡así hay que atizarle al asqueroso bicho!!!!, que no crea que va a poder contigo, ¡¡que no, que hay Manolo para rato!!!!. Normal que volver a comenzar nos cueste un poco, pero ya verás como lo del ojo lo superas con creces lo mismo que lo has superado antes, ademas seguro que tu hija te quiere llevar de padrino. No temas porque tienes mucho empuje, gracias por haber entrado, y aquí nos tienes para lo que se te ofrezca. SUERTE Y ADELANTE

Hace 3 años

Hola Manolo!

Millones de gracias por haber leído mi testimonio y apoyarme con tu mensaje, entré en el tuyo para leerlo y así poder comprobar que los enfermos de cáncer de riñón tenemos que luchar y que aunque la operación nos deje secuelas, se puede llevar una calidad de vida bastante buena, como buen ejemplo el tuyo.

Tu testimonio me ha tranquilizado muchísimo, porque me ha trasmitido muchísima calma. Y como bien has dicho: espero que al menos estas palabras puedan dar esperanza a otras personas que están en una situación parecida a la mía y que piensen que no todo es tan malo. Yo soy esa persona!

Cuando sepa mi fecha de operación te escribiré a tu correo y así seguiremos en contacto, compañero de batalla.

Te deseo lo mejor del mundo para que sigas así de bien y con tan buen ánimo.

Besitos y un fuerte abrazo.