CUANDO VIVIR DUELE

Hace 4 años

Cuando vivir duele, todo se convierte en negro, hasta el amanecer mas soleado se ve gris, la sonrisa que antes nos parecía preciosa ya no nos conmueve tanto.
Cuando vivir duele, solo tenemos dudas, hasta las situaciones que antes nos parecían fáciles ahora son difíciles.
Cuando vivir duele, no hay cosas que tengamos que hacer mañana, solo vemos el hoy.
Cuando vivir duele, el futuro se convierte en dolor, más dolor si cabe que el presente.
Cuando vivir duele, nadie nos puede consolar, simplemente no hay consuelo.
Cuando vivir duele, los recuerdos son puñales que se clavan en el alma.
Cuando vivir duele todos los días parecen el último.
Cuando vivir duele la ilusión es una quimera difícil de recuperar.
Cuando vivir duele, sólo cuando vivir duele nos damos cuenta del tiempo que hemos perdido preocupados por tonterías, que ahora nos parecen ridículas. Por eso cuando vivir duele le damos valor a la vida, esa vida que teníamos que haber aprovechado al máximo cuando vivir era felicidad.
Hoy que estoy muy triste he querido hacer esta reflexión para que sirva mi mensaje e intentemos todos los que lo estamos pasando tan mal, aprovechar el tiempo en el que somos felices y disfrutar al máximo de la vida.
Yo estos días estoy muy triste y con mucho miedo y me arrepiento de no haber disfrutado más. Ahora tengo la sensación de que se me acaba el tiempo, a mi padre no le pueden poner el tratamiento ya que le han bajado mucho las plaquetas y le suben muy poquito. La tos no le remite y está muy fatigado. Se que no debo de ser negativa pero ya lo veo todo muy difícil y las esperanzas que antes tenía ya se me están esfumando. Cuando voy a verlo me pongo la careta de felicidad pero al llegar a mi casa me derrumbo. No descanso y la tristeza se ha apoderado de mi. En unas horitas tenemos cita con su oncóloga y ya veremos si esta semana tampoco le pueden poner nada. El tiempo pasa inexorable y mis esperanzas se esfuman con cada minuto.Solo espero que no sufra me parece increíble cuando lo veo hablar como siempre, preocupado por nosotros como siempre y tan bien de cabeza me parece cruel que se tenga que ir.
Siento mucho no poder escribir un mensaje más alegre, lo siento de corazón pero vosotros seguro que entendéis como me encuentro. Un beso fuerte a todos y gracias.
Hace 4 años

Hola . No sabes como te entiendo... Un abrazo

Hace 4 años

buena tardes,yo también te comprendo muy bien,hace menos de dos semanas pasé por ahí,una pesadilla...y entiendo tu desconsuelo,por que esas sensaciones que describes las sentía cuando se nos iba agotando los recursos y las esperanzas,quiero trasmitirte mucho ánimo y valor para que tu padre os vea lo mejor posible,mucho cariño y mucho amor con el.

un abrazo muy grande

Hace 4 años

te entiendo perfectamente. Pasé por lo mismo. El 31 de Mayo del 2005 mi padre se murió de un cáncer. A finales de marzo de ese mismo año le diagnosticron un cáncer, primero en el cerebro, pero al final era metástasis. El origen de pulmón.

Sólo tuve tres meses para estar con él, pero con el dolor que nos separaba una distancia de 600Km, nunca me perdoné el poder estar más cerca de él, de la familia, de su dolor, pero nunca sabes cuanto es lo que queda por vivir. Mi madre sintió el dolor de la vida, y cada uno de sus hijos a su manera...Yo lo sigo sientiendo cada día que vuelvo a su casa y no está, o en cada momento que lo necesito y sólo puedo llorar.

No conoció a ninguno de sus nietos, hoy en día tres. Lo que nos consuela es que en el cielo es nuestro Ángel, ha estado con nosotros en muchos de los momentos malos que nos ha dado la vida: un embarazo de riesgo, una cuantas operaciones quirúrgicas, un niño que se extravía accidentalmente y se pierde, un accidente que casi me deja en el sitio...En todos esos momentos estaba mi padre protegiéndonos.

Ahora está con mi madre. El miércoles nos dieron otro diagnóstico cruel, tiene cáncer, después de recoger los resultados de una biopsia. Tiene buen pronóstico, pero....volvemos con la incertidumbre, con las pruebas, y a vivir el día a día. Y yo sigo a 600km, con un dolor inmeso, viviendo la vida que duele.

Papá no nos abandones, ayuda a mamá a superarlo y quedarse con nosotros.

A veces la vida nos da muchas cosas otras veces nos ignora y otras nos la quita...

CUANDO VIVIR DUELE

Hace 4 años

Hola cariño te entiendo y mucho, mi madre se fue, es mi ángel y mañana hará un mes de esto, ella está con nosotros, se que es así de alguna manera lo está. Yo te recomiendo que vayas a hablar con su oncólogo, pidas una visita familiar y pídele que sea claro contigo, es lo mejor para poder controlar la situación y por lo de sufrir, mi experiencia fue positiva en este sentido, porque llegado el momento, lo más importante es evitar todo sufrimiento, realmente ellos saben que tienen que hacer para controlar todo eso, si necesitas preguntarme cualquier cosa, ya sabes cual es mi correo, escríbeme y nos pasamos los teléfonos, lo más importante en estos momentos es que tenga muy claro los pasos a seguir para poder estar al 100% al lado de tu padre. Un besazo y mucha fuerza

Hace 4 años

Que cruel es, que tant@s te entedamos, que hayamos tenido que pasar lo mismo, esos mismos sentimientos, pensamientos, cuesta creer que una vida se apaga, cuando aun la ves viva, por eso solo te puedo decir aprovecha, recuerda todos los momentos buenos que aun puedas vivir. Yo no recuerdo cual fue el ultimo buen momento junto a mi padre, ya que los últimos momentos se le iba la cabeza y ni si quiera era el.

Hace 4 años

Maloma..... La toalla no se tira hasta el final y ese final todavía no le ha llegado a tu padre, sólo son las defensas que están bajas, hay más tratamientos, el Carboplatino no es la última opción..... Todos hemos tenido malos momentos y algunos de nosotros nos hemos recuperado de ello......estoy seguro que todavía quedan cosas por hacer, no te preocupes tanto por un pequeño descanso entre quimios, mientras vuelvan a subirle las plaquetas habrán más opciones de tratamiento. Quizás necesite un descanso de tanto Carboplatino y deberían plantearse otras opciones.....Repito, no se tira la toalla hasta el final y ese final todavía no le ha llegado a tu padre.... no seas cruel con el ni con tigo misma y lucha, piensa que todavía hay cosas por hacer....Espero las cosas os mejoren.....

Hace 4 años

Hola Maloma, creo que sabes que te entiendo perfectamente, me cuesta ser feliz, me cuesta sonreír, me cuesta tener ilusiones, y me niego a mirar al futuro porque me duele demasiado. Hace unos días, no recuerdo qué pasó, creo que mi hija pequeña hizo alguna trastada (es un bicho), y solté una carcajada, y me reí con ganas, y mi marido me miró y sonrió, después se acercó me abrazó y me dijo que era un gusto escucharme reír, y yo pensé, esto no puede seguir así, no es justo para nadie, ni para mi madre, ni para mis peques, ni para mi marido, ni para mi. Es muy difícil, pero hay que intentar cambiar el chip, y vivir de otra manera, acostumbrarnos a disfrutar hoy y ahora, porque el futuro, ya sea el cercano o el lejano, es incierto para todos. Espero que tu papi esté mejor, suban sus defensas, tenga su sesión de quimio, y tu vuelvas a recuperar un poco de paz y de sosiego. Un abrazo corazón.

Hace 4 años

Sama como te entiendo. Que culpa tienen los pobres hijos nuestros de tener que soportar esta cruel enfermedad. Las risas se fueron pero con ellos tenemos que hacer un poco teatro y sonreir sin ganas, excepto cuando no puedes. Ellos están pagando por la enfemedad. A veces, pienso que me estoy perdiendo esta etapa de su vida , que ya no tiene marcha atrás, pero cuesta, CUESTA seguir una vida normal. Un abrazo para tod@s

Hace 4 años

Maloma corazón, sólo puedo decirte que nadie está preparado para la dureza de esta enfermedad, que lo estás haciendo fenomenal, que estás dándole lo mejor de ti y luchando con él mano a mano. No imagino nada más hermoso, aunque el motivo sea el que es. Es buena opción la de hablar con el oncólogo claramente, saber las perspectivas que hay, sí sería posible cambiar el tratamiento, sí como te dice Fran, es una bajada de plaquetas normal en este tipo de tratamientos, y entonces conviene esperar a que remonte... y volver a pelear superado ese bache. Lo que está claro es que hay que evitar sufrimiento a nuestros guerreros, eso es lo más humano que podemos hacer por ellos. Mucha fuerza, corazón. Y todo mi cariño.