La emoción de comprender

Hace 6 años

Estuve unos días en España para avanzar con mis proyectos allí. Este viaje me ha permitido comprobar el pesimismo generalizado respecto a la situación de crisis y de cómo ésta pueda afectar a la ciencia española. Son tiempos difíciles y, para los afortunados que mantenemos nuestros trabajos, supone una gran responsabilidad el optimizar los recursos e intentar impulsar los proyectos y hacerlos crecer. Yo me siento muy motivada en estos tiempos, mi estancia en Harvard me permite tomar una cierta distancia y comprobar, como he escrito otras veces, que trabajamos a primer nivel, lo que me reafirma a continuar con más empeño y con el apoyo de las nuevas colaboraciones que he establecido. Estos días, también, he tenido la satisfacción de comprender un resultado que he obtenido en uno de mis proyectos en el laboratorio del Dr. Shivdasani. He generado una gran cantidad de datos de partir de tejidos de tumores y pólipos de pacientes diagnosticados de cáncer colorrectal. Tengo frente a mí un universo de datos de genomas completos de los pacientes que, finalmente, tras mucho estudio de biología computacional, he podido comprender. De repente, lo que previamente no parecía tener ningún orden, ha adquirido sentido, produciéndome una gran satisfacción. La emoción de conocer y comprender es indescriptible. Esta es la energía que permite continuar y resistir a los frecuentes momentos de frustración que uno siente. Esta estancia en Harvard está siendo clave en mi carrera y me está ofreciendo todas las herramientas para avanzar en España, como así intentaré hacer.
Hace 6 años

Muchisimas gracias DRA estas noticias nos son muy gratificantes, solo puedo decirla gracias y PA LANTE

Hace 6 años

Es una alegría leer sus comentarios que rezuman un gran amor e ilusión por su trabajo. Algo que tarde o temprano no puede, sino, traducirse en buenos resultados.

Por otra parte, es una pena que en este país demos más importancia, a nuestros futbolistas que a nuestros científicos y que con la crisis terminemos de condenar a los investigadores patrios al exilio, cuando no al ostracismo. Esperemos que la luz vaya abriendose camino y que un buen día alguien descubra, el inmenso error de semejante valoraciòn de la cosas.

Aunque no soy investigador, no puedo menos que compartir con Vd.,aunque de forma mucho mas modesta, esa facultad y tendencia humana a desvelar y comprender lo que se encuentra oculto en la naturaleza; facultad y tendencia que, como no podría ser de otra forma en quienes han elegido la investigaciòn como vocaciòn y como profesiòn ha de encontrarse especialmente desarrollada.

Y en cuanto la indescriptible sensación que se siente ante ese repentino fogonazo de "luz" , que suele acompañar a todo descubrimiento, precedido, normalmente, de largas jornadas de trabajo y reflexión, creo que lo dice todo la anéctoda que se cuenta sobre el bueno de Arquímedes saltando de la bañera, tras descubrir, casualmente, la forma de calcular la densidad de los cuerpos, y gritando como un poseso por las calles de Siracusa su famoso ¡Eureka!, sin tan siquiera percatarse de que se había olvidado de ponerse los "pantalones" .

Un saludo y mucho éxito con sus investigaciones.

Hace 6 años

Me encanta verla por aquí de nuevo y ademas con esas noticias que aunque necesite "emigrar" para poder comunicarnoslas son tan agradables , que nos hace tener las esperanzas abiertas siempre. Su experiencia en Harvard es satisfactoria, pero creo que aunque estuviese haciendo la investigacion en la Alpujarra iba a ser lo mismo de gratificante, porque lo que cuenta es el amor al trabajo, a la dedicacion a los demas , y a los valores de uno mismo y vd , nuestra querida amiga puede presumir de eso y de mas. Que Dios le ayude y le de toda la suerte que se merece y no se enoje por como van las cosas en este pais, tenemos lo que los poderosos nos han dejado pero vd siga con el jerre , jerre, que conseguira sus propositos. UN FUERTE ABRAZO

Hace 6 años

¡¡Enhorabuena Paloma!! Gracias por compartir con nosotros todas estas cosas tan interesantes de tu trabajo, de tus experiencias, de tu día a día… Es un trabajo maravilloso el que realizas y sabemos que muy duro. A nosotros también nos llena de satisfacción y orgullo pensar que tenemos gente como tú luchando contra el cáncer. ¡Gracias!