Para Esther...

Para los miembros de la anterior web de la aecc, recordad que, vuestros testimonios están intactos y podéis volver a participar como antes Para entrar, tendrás que resetear tu contraseña  y ya podrás acceder con tu email y contraseña. En caso que tengas problemas por favor escribe a: web@aecc.es

Hace 2 años

Profile picture for user Cvalera
Cvalera
Me he levantado esta mañana y lo primero que he hecho ha sido entrar en el foro. Cuando he leído el título de los últimos testimonios me he temido lo peor, y al entrar se ha confirmado. Hoy estoy triste. Yo no creo en Dios, ni en el cielo, ni nada de eso, así que no escribiré palabras que para mi no tendrían sentido. He releído todos los testimonios de Esther, he revivido sus ganas de ser madre, de irse curando, de volver a tener pelo... No sé ni que escribir, siento como un agujero negro que me absorbe desde dentro. He llorado, y mucho. No lloraba tanto desde hace casi un año, el día 5 de Octubre del 2010, cuando me dijeron que tenía cáncer. Durante todo este tiempo Esther ha contestado cada uno de mis testimonios y me ha dado ánimos siempre. Se ha alegrado por cada cosa buena que explicaba y ha agradecido mis testimonios diciéndome que animaban al resto a tener esperanzas. Intentando hacer un pequeño homenaje a las ganas, los ánimos y las fuerzas que Esther tenía, hoy intentaré seguir con mi día lo más feliz que pueda. Esta noche tenía una fiesta, y voy a ir. Brindaré por ti, por las fuerzas que nos has dado y por la alegría que has desprendido. Hoy me acuerdo de ti con lágrimas en los ojos, pero a partir de ahora prometo recordarte con una sonrisa en los labios.
Para su familia: no me quiero ni imaginar el momento que estaréis pasando, si yo que la conocía poquito me siento así. Lo que está claro es que si habéis entrado en el foro y habéis leído los mensajes que todo el mundo ha escrito para ella, os sentiréis orgullosos y afortunados de haberla tenido. Siento el dolor y los malos momentos.
PARA MI HOY VA A SER UN DÍA DURO, PERO LA MUERTE DE ESTHER ME RECORDARÁ ,SI CABE, AÚN MÁS, QUE HAY QUE VIVIR CADA DIA COMO SI FUERA ÚNICO.
Esther, te echaré de menos.