A LA FAMILIA DE JESUS

Hace 6 años

Solamente unas palabras de animos y aliento a la familia de Jesus , me consta que hoy no ha sido un buen día para ellos, pero ya han cumplido su última voluntad, mi pensamiento ha estado hoy con vosotros y la luz por él ha estado encendida todo el día, Besos.
Aprovecho para hacerle una llamada a Aurora que hace días que no la veo por aquí, espero que esteis bien Xusqui.
UN FUERTE ABRAZO
Hace 6 años

Hola carmen!!me uno a ese recuerdo de la familia de jesus y les envio animo sobre todo a la madre de silvia y a todos ellos......Aurora creo que va a estar unos dias en off que no esta en buen momento como es natural .....le mando todo nuestro cariño y nuestra amistad lo cual ella sabe perfectamente .....Un abrazo

Hace 6 años

Hola Capi. Tu como siempre haciendo de capitana, madre superiora, animadora y lo que haga falta. No se que haríamos sin ti.

Me sumo a ese envio de ánimo a toda la familia de Jesús, de quien en este foro guardamos un grato e imborrable recuerdo.

Y como nó mucho ánimo también a nuestra querida Xusqui para ayudarla a superar los inevitables momentos bajos que suelen seguir a un duelo tan especial como el suyo.

Y como no a todos aquellos que han pasado o están pasando por situaciones semejantes.

A todos ellos PA´LANTE

Hace 6 años

Amor, mil gracias por esos ánimos. Solo quiero comentaros que desde ayer ya tenemos una nueva especie de pez en nuestro adorado mediterráneo. Un pez de esos que hacen cosquillas y te hacen sonreír cuando te roza. De los que te ayudan a subir hacia arriba cuando sientes que la corriente te hunde. De los que hacen que el mar gane en nobleza, fuerza y belleza. Ayer fue un día precioso. Pensábamos que iba a ser un día mucho más duro. Pero fue muy dulce ver como el mar le mecía y se lo llevaba ola a ola.

Ayer fue uno de esos días en los que la palabra "milagro" cobra sentido. Porque ni tuvimos una gota de lluvia ni en el camino de ida y ni el camino de vuelta. El sol brillaba como nunca y de la nada aparecieron 27 º de temperatura que desaparecieron tan pronto volvimos para casa. Ayer se nos grabó una sonrisa de satisfacción en la cara. De esas sonrisas que se te quedan ante las promesas cumplidas y la alegría de cumplir una voluntad muy deseada. Incluso con anécdota graciosa del remojón que se llevó mi madre. Remojón como el que se llevó la primera vez que la mojó una ola en su luna de miel.

Cada vez que me bañe en el mar será como recibir un abrazo de mi padre. Y ese es el mejor regalo que puede regalarme el mar al que tanto amo y que él tanto adoraba.

Mil gracias familia por todo el amor que nos hacéis llegar. Os queremos mucho.