Historias de superación que motivan

Hace 3 meses

¡Hola! Quería abrir esta entrada para que contéis vuestras historias de superación, cómo os superáis cada día, que os motiva, que os ayuda a tirar para delante a pesar de tener en vuestra vida o en la de un familiar esta enfermedad o cualquier otra...

Hace poco empecé a hablar con una chica que tuvo el mismo cáncer que mi marido, y me contó precisamente que a través de la música logra dejar de sentir dolor, porque a ella se le ha quedado algo de dolor de forma constante al tocarle el nervio facial. Es cantante y a través de las canciones que ella misma crea logra expresar lo que siente y desconectar de todo.

Me parece algo maravilloso como las personas logran sacar lo mejor que tienen dentro en los momentos más difíciles y como nos inspiran a los demás ya sea a través de sus canciones o contándonos su propia experiencia.

Por eso os animo a contar vuestra historia, para además de llenar este foro de alegría, poder darnos ideas de cómo afrontar nuestro diario vivir.

¡Un abrazo fuerte!

Aquí os dejo un enlace de mi blog https://batallacontracancer.wordpress.com/2019/04/30/hay-canciones-que-te-marcan-la-vida-y-otras-que-te-la-dan/,  donde he escrito más historias que motivan. En mi caso me motiva mucho escribir y compartir mis inquietudes con otras personas que están pasando por algo parecido.

Hace 3 meses

Gracias por tus palabras y por compartir tu enlace! Desde luego ese reset vital es estupendo, sobre todo como dices, si se supera la enfermedad o la supera tu ser querido. un saludo

Hace 3 meses

Gracias por compartir el link, es muy interesante. También he entrado en tu blog, me ha gustado mucho leerte. Comparto el link del mío por si a alguien le apetece leer lo que se me ocurre cuando las palabras brotan por los dedos http://jlafesquinas.blogspot.com/

Una de las cosas maravillosas que tiene este foro es descubrir a personas que tienen tanto que decir y que a pesar de lo enrevesada que es a veces la vida un revés te hace replanteártelo todo, un reset vital.  Y, en unos casos superas la enfermedad con una nueva visión de tu mundo, o lo das todo por esa persona que sufre y a que es imprescindible para tí. Historias llenas de cariño.

Un saludo.

Hace 3 meses

Hola Cantabra, resulta muy emotivo tu testimonio, desde luego que es y siempre será tu referente, tenemos esa suerte de tenerlos como ejemplo y eso no nos lo quitará nadie.

Que bonito ese mensaje de que hoy es el único día que tenemos para ser felices y que bien que pudo morir en paz, rodeado de sus seres queridos. En el caso de mi madre también fue así, ella quería estar en casa y la despedimos de forma íntima entre nuestros brazos.

Al recordar esas tardes de pasapalabra, también me recuerda que nos gustaba ver series juntas, pasamos muy buenos ratos...Que suerte hemos tenido de compartir muchos años a su lado, ¿verdad? me siento más afortunada por los años vividos que apenada por no tenerla físicamente, porque fue tan grande lo que aprendí de ella que seguirá en mi corazón por siempre.

 

Muchas gracias por compartir tu historia Cantabra, un abrazo

 

Hace 3 meses

Hola Joalfue, desde luego es una buena terapia el escribir, encontré un enlace donde te habla de la escritura como terapia https://www.abc.es/familia/educacion/abci-escritura-como-terapia-para-disminuir-estres-201806110136_noticia.html , yo desde luego así lo he experimentado, me ha venido siempre muy bien tanto el foro como escribir en mi blog.

Estoy de acuerdo contigo, en que estaría genial revitalizar el foro, con nuestras experiencias positivas y con pautas que nos han ido bien.

Mi marido y yo intentamos que no se nos olvide lo aprendido, de cuando él no podía salir y estaba prácticamente de la cama al sofá, ahora nos podemos dar unas buenas caminatas que nos saben a gloria, mientras observamos la belleza que nos rodea, como bien dices los pájaros, el verdor del parque, el sentir la brisa etc.

También mi madre me dejó un buen legado, ella afrontó su enfermedad con mucha alegría, me pedía que le cantara o le pusiera música, se ve que le alegraba el alma...su actitud ha hecho que aprenda de ella y me tome las cosas con buen humor. Las cosas con una sonrisa y con cariño parece que se hacen de otra forma, ¿verdad?

Un abrazo y gracias por seguir compartiendo vuestras historias, para así llenar este foro de buenas sensaciones

Hace 3 meses

Hola Cantabra, tu historia me ha conmovido profundamente. Ha sido una sensación extraña, por una parte me he acordado de mi padre al que hace casi 16 años me lo arrebató un tumor cerebral y lo sigo echando de menos ...cada día.  Nos perdimos muchas cosas juntos. Por otra parte me he sentido padre y he sentido lo importante que es cada segundo con  tu hija. 

Me ha parecido precioso lo que has contado y como lo has hecho, me parece que le hiciste vivir unos años maravillosos, a su lado. Os regalasteis lo mejor que se puede regalar...vuestro tiempo, a vosotros. 

Gracias por compartirlo.

 

Hace 3 meses

Hola, mi padre falleció hace 3 años y medio de cáncer de pulmón microcítico, después de luchar como un campeón durante más de 3 años. Es mi ejemplo, mi vida, mi mejor amigo, mi padre. Desde el primer momento, estuve a su lado junto con mi madre, nos turnábamos en las innumerables sesiones de quimioterapia y radioterapia, 3 años de tratamientos continuos debido a las 5 recaídas que tuvo. Nos reíamos un montón, a veces le decía que los demás pacientes se debían de pensar que íbamos allí de cachondeo, porque siempre había algo que nos sacaba una gran sonrisa o una conversación divertida. Jamás le vi decaer, ni poner una mala cara ante los nuevos tratamientos. Siguió con su vida haciéndola lo más normal posible, hasta que la metástasis final le tocó la columna vertebral. Los últimos 3 meses estuvo con cuidados paliativos en casa, no queríamos que fuese a un hospital. Absorbimos cada minuto con él, por las innumerables medicinas que le daban para paliar el dolor, estaba durmiendo bastantes horas al día y yo me tumbaba a su lado, le agarraba de la mano y veía la tele, aunque no me hablase, le sentía conmigo. Cuando se despertaba, o iba a su butaca en el salón, le contaba mis cosas del trabajo, veíamos juntos pasapalabra, inventándonos las respuestas, pero sobre todo, no me dejé nada en el tintero. Nos lo puso tan fácil, que lección de vida y de amor tan grande nos dio durante la enfermedad, yo pienso que no es el tiempo que estén a nuestro lado, sino la calidad de ese tiempo. Aprendí, que la vida no es ir pasando las hojas de un calendario, sino hacer que cada día sea único, su frase preferida era: "Hoy es el único día que tenemos para ser felices", y así lo intentábamos cada día.

Se fue en paz una soleada mañana de viernes, en su casa, con su familia, rodeado de su mujer, sus hijos, sus hermanos y con una sensación de serenidad dificil de explicar. 

Mereció la pena la lucha, mereció la pena el vivir eso, porque lo que aprendí de ello, es lo que tengo conmigo. No fue fácil, para nada, pero solo puedo dar las GRACIAS a mi padre.

Hace 3 meses

Hola de nuevo, escribo en un blog, si bien es cierto que últimamente lo tengo un poco abandonado y al margen estoy intentando escribir lo que sentí desde un punto de vista de lo que se siente, de lo que vives en cada momento. Es una buena terapia. Y es cierto, si no recuerdas lo que aprendiste corres el riesgo de olvidar lo mucho que se aprende, lo que valoras las cosas cotidianas, lo importante que son para tí una sonrisa, un atardecer, la lluvia, un baño en la playa, el vuelo de un pájaro o el café de la mañana. Vivir. A veces la maldita rutina nos ata a su devenir y nos hace olvidar que un día estabamos enganchados a un gotero durante seis horas y que nuestra medicina nos dejaba agotados hasta que se aprende como contrarrestar la laxitud con coraje. Nada importa si no te acompaña la salud. 

Ojalá revitalicemos este foro y demos entre todos pautas para ayudar con el ánimo lo que seguro que ayuda el tratamiento. 

Un saludo y gracias por tus buenos deseos que te hago extensivos.

 

 

 

Hace 3 meses

Gracias por compartir tu historia Joalfue. Me alegra que tanto tu mujer como tu hija hayan sabido cuidarte y animarte, sin duda son dos grandes motivos para seguir adelante. ¿Escribes en un cuaderno o estás publicándolo en un blog? Sienta estupendamente escribir, da igual el formato, pero al ver escritos tus pensamientos parece que se sacan más conclusiones, nos volvemos más reflexivos y nos sirve de desahogo. También es una buena forma de no olvidar todo lo aprendido, porque muchas veces cuando pasa el tiempo, si todo vuelve a la normalidad de nuevo, se nos puede olvidar el aprendizaje que hemos obtenido tras pasar por algo así, .

Esa música que comentas es sanadora, a mi también me ayuda mucho, así como ver películas que te hacen reflexionar o te entretienen.

Espero que siga todo bien y disfrutes mucho de su compañía

Hace 3 meses

En mi caso lo primero que me motivó fue mi hija, devolver cada instante de dolor, de desvelo, de tristeza que le generó mi mal. Y mi mujer, cada sonrisa que me dedicaba era como oxígeno, como esperanza, como ilusión, siempre a la altura de las circunstancias, siempre con la palabra adecuada.  Las dos mujeres de mi vida me hicieron tener el empuje suficiente para superar cada mal momento,  desde el minuto uno. Ahora, con el seguimiento y los miedos en la recaída, siguen siendo ellas las que me hacen verlo todo con un gran optimismo. Y, en el día a día, la literatura, la música (esa música relajante que te acaricia o esa otra que te dice muchas cosas), y el cine. También he empezado a escribir mi historia, mis vivencias, mis temores, mis sentimientos, y funciona. 

Hace 3 meses

Hola Ignacio, desde luego que son un gran ejemplo para nosotros. Me alegra que aprovecharais esos tres años y que se fuera en paz. Espero que poco a poco te recuperes del duelo, 43 años son muchos años juntos, por lo que de alguna manera seguirá contigo, en tus recuerdos y en tu corazón. Un abrazo y gracias por compartir tu historia, se denota un gran amor en tus palabras.

Hace 3 meses

Buenas tardes, mi mujer falleció de cáncer de pulmón el pasado abril después de luchar juntos más de tres años, he tenido el privilegio de ser su cuidador y me he dedicado a ella en cuerpo y alma, le agradezco que me haya regalado su forma de enfrentar la enfermedad con entereza y valentía todo un ejemplo para mi. Hemos aprovechado estos años de vida que nos han proporcionado los oncólogos y los tratamientos, hemos disfrutado en lo posible de la vida y el uno del otro hasta unos días antes de su fallecimiento y se ha ido tranquila y en paz. Ahora me toca transitar mi duelo, recuperar mi vida poco a poco, y acostumbrarme a vivir sin ella después de 43 años. Estará siempre en mi corazón y en mis recuerdos de todos los momentos de la vida que disfrutamos juntos.