Hola de nuevo

Hace 4 años

Hola a todos,
Hace tiempo escribí acerca de un diagnóstico de cáncer de recto a mi padre con infiltración a la vejiga, de momento sigue siendo "no operable" después de 9 ciclos con FOLFOX 6 + cetuximab, los ganglios han vuelto a su tamaño normal, la inflación del recto supuestamente ha bajado, en las imágenes del TAC no se aprecia pero las heces son mucho mas "normales", su oncólogo le dice que está estupendo que ha respondido muy bien al tratamiento, y que le quedan 3 ciclos más de quimioterapia. Pues bien nadie nos quiere decir que ocurrirá después de 3 ciclos, si no le operan para extraerle el tumor, ¿que esperanza queda? cada vez los ciclos son más pesados, al inicio no tenía prácticamente síntomas, ahora las úlceras bucales, la piel y la neuropatía le están haciendo la vida imposible, la otra cara de la moneda es que ahora está poco a poco ganando peso, su oncólogo no ha recomendado ninguna dieta, visitamos de forma independiente una endocrina y le dijo lo mismo, los resultados de las analíticas de sangres son impecables, los marcadores tumorales son los de una persona normal. En resumen parece que está mejorando pero sin poder operarle ¿puede que todo esto sea un espejismo, y después del tratamiento en primera linea vuelva a estar como hace meses?
PD: Mi padre es una persona religiosa, yo la verdad es que no, pero estos días alguna vez le he acompañado la iglesia únicamente porque a él reconforta que le acompañe, pues resulta que el cura recitó un Salmo 18:2 (Himno de Victoria) y creo que vale la pena para todos los guerreros que libran su mayor batalla:
El hace mis pies como de ciervas, y me afirma en mis alturas.
El adiestra mis manos para la batalla, y mis brazos para tensar el arco de bronce.
Tú me has dado también el escudo de tu salvación; tu diestra me sostiene, y tu benevolencia me engrandece.
Ensanchas mis pasos debajo de mí, y mis pies no han resbalado.
Perseguí a mis enemigos y los alcancé; y no me volví hasta acabarlos.
Los destrocé y no pudieron levantarse; cayeron debajo de mis pies.
Pues tú me has ceñido con fuerza para la batalla; has subyugado debajo de mí a los que contra mí se levantaron.
También has hecho que mis enemigos me vuelvan las espaldas, y destruí a los que me odiaban.
Teniendo en cuenta que se trata de un texto de hace más 3.000 años puede perfectamente servir para recoger fuerzas de donde no las hay, en este caso para afrontar cada una de las batallas que nos tiene deparada esta horrible guerra.
Hace 4 años

Cuando el cáncer entra en el cuerpo nadie puede augurar lo que pasará. Por eso los médicos son muy reacios a hacer futurología. Mi oncología sólo tiene una respuesta para mi caso . Un Adenocarcinoma pulmonar. Me dice "esto no se cura, un cáncer nunca se cura". A partir de ahí lo mejor es hacerte la idea y disfrutar del tiempo que te quede. Puede ser mucho, puede ser poco. No estropees lo mucho o lo poco que te quede. Hazte la idea de que no tienes nada, aunque este es un poco difícil pero se puede conseguir. Yo lo he conseguido. Voy tomando los medicamentos y no me preocupo. Llevo así 16 meses.sé que en la próxima prueba, a finales de junio hay muchas posibilidades de que el bicho haya crecido. Pues bueno, ya me ha regalada 16 meses.

Felicito a tu padree por sus creencias. Dichosos de los creen. Pero por desgracia la fe es un don que cada vez lo disfrutan menos personas. Dile que yo no tengo esa fe pero tengo fundadas esperanzas de otra vida. Sería un absurdo que naciéramos para vivir tantas calamidades. Sinceramente para eso mejor no haber nacido. Pero ya que estamos aquí no soy de la opinión de adelantar acontecimientos.Cuando venga la guadaña estoy preparado, pero que no tenga prisa.

Hace 4 años

Hola Macharius, claro que queda esperanza, esa nunca hay que perderla. El hecho de que no os hablen de operar no quiere decir que esté todo perdido, además por lo que cuentas, el tratamiento está funcionando y tu padre ha mejorado, por lo tanto eso es un paso de gigante en esta enfermedad. Está ganando peso, las analíticas son normales, los marcadores también... pienso que está más cerca de una persona sana que de una enferma y debéis disfrutar de ello, tratar de no pensar en lo que vendrá porque os perderéis el presente. Si llegan las cosas o empeoran, ya habrá tiempo de lamentarse o de pensar en alternativas pero por ahora... esperad y confiad. También debéis pensar que ahora estaría muy debilitado para una intervención y sería peligroso... por lo que es posible que por eso no os lo hayan planteado. De cualquier forma, habla abiertamente con el oncólogo de tu padre y planteále tus dudas, nadie como él para responderlas. Gracias por ese texto, que para los que creemos y tenemos fe, alivia nuestra pesada carga. Un abrazo y mucho ánimo