lluvia de perseidas

Hace 2 años

hoy hace dos meses que nos dejó mi padre, acabo de ver la primera perseida y he pedido un deseo, que nos volvamos a encontrar algún día, no encuentro consuelo.....la angustia me está matando, y solo han pasado dos meses, cada día es peor, como desearía ser tan feliz como tu fuiste papá, tener tu alegría y tus ganas de vivir, jugar con mis niños como jugabas tu, pero no tengo ganas de nada, ha sido tan rápido.....tan irreal, con las ganas de vivir que tenias y en lo mejor de la vida, después de haber trabajado tanto, hoy como no podré dormirme hasta tarde como todas las noches desde que te fuiste, me asomaré a ver la lluvia de estrellas fugaces y pediré el mismo deseo con cada una, porque solo quiero eso.....que nos volvamos a encontrar algún día papá.
No entiendo ....los humanos sabemos predecir lo que pasa en el espacio y no somos capaces de acabar con esta enfermedad, no tengo palabras para este maldito bicho. Mucha suerte a todos en vuestra pelea diaria, mucha fuerza a los familiares, mi pobre padre no tuvo opciones de tratamiento, se fué muy deprisa llevándose mis ganas de vivir, de sonreir. Solo otro deseo mas, que se encuentre una cura ya para esto.
Hace 2 años

Date tiempo, dos meses en el duelo no es tiempo. Piensa que tu papá sigue contigo y que el último que desea es verte con esa tristeza. La vida sigue, sin ellos físicamente pero acompañándonos en el corazón

Ánimo y un abrazo

Hace 2 años

Pilar, seguro que tus deseos de esta noche habrán sido los de much@s de nosotr@s.

Y a todos tus deseos, quiero unir otro mío, que tod@s l@s que nos quedamos aquí, sepamos seguir con el entusiasmo e ilusión que nuestr@s padres y seres querido, hubieran deseado para su familia.

Sé que duele mucho y tardará tiempo en que encuentres esa calma, serenidad, tranquilidad,...o como quiera que sea, para seguir con tu vida. Nunca se olvida a quien tanto quieres, pero sí que se consigue a vivir sin ell@s físicamente, y recordándolos con muchísimo cariño siempre.

Un abrazo, y Ojalá que mi deseo se cumpla también, al igual que todos los tuyos.

Hace 2 años

Hola Pilar, entiendo como te sientes. Yo perdí a mi padre hace casi tres meses por esta enfermedad cruel. La recuperación de los que nos quedamos aquí es lenta y dura... piensa en tus niños, te necesitan al 100% recupera poco a poco la alegría por los que te quieren, incluido tu padre que no querría verte así. A mi a veces me vienen las lagrimas sin motivo aparente o me entristece el hecho de que ya no puedo llamarlo por telefono o que de golpe descubro que no sé algo de su juventud y no sé a quién preguntar.

Una amiga me dijo que esto no se supera, solo que aprendemos a vivir con ello. No se si es así o no... lo que sé es que aprenderemos a vivir con ello y poco a poco viendo las cosas buenas de la vida. Quizás deberías acudir aun grupo de apoyo o a los psicólogos de la AECC. Yo ahora empezaré a ir a uno también. Un abrazo muy fuerte, no estas sola.

Hace 2 años

Hola Pilar,

Me uno a tu recuerdo para tu padre y a tu esperanza: que algún día encuentren una cura.

Un abrazo

Hace 2 años

como muy bien dices Ireneroma ...aprenderemos a vivir sin ellos., pero la vida nunca será igual, no se supera.

Gracias a todas.

Hace 2 años

Lo siento muchísimo Pilar. Yo también pienso muchas veces que en vez de investigar si hay vida en otros sitios podían investigar para que estemos un rato más en este. Entiendo lo difícil que es la situación por la que estás pasando en estos momentos, pero como leí en una ocasión , no nos olvidamos de ellos, aprendemos a vivir sin ellos. Todavía es muy pronto, pero debes ser paciente y algún día ya no te dolerá tanto. Un abrazo amiga

Hace 2 años

Hola Pilar, para mi es muy fácil empatizar contigo, con lo que sientes. Yo perdí a mi padre hace 10 meses y es muy duro, el mío estuvo luchando mas de 3 años. Decirte que 2 meses no es tiempo para asimilar, por experiencia. Ahora mismo estás en una montaña rusa, donde las emociones, sentimientos y miedos no son nuestros mejores aliados. Duele mucho, muchísimo, pero intenta pensar un poquito en positivo, de lo orgullosa que tienes que estar por haber compartido con él todos los años que tienes, lo buen padre que es, el increíble abuelo para los peques. Habla de él, de anécdotas, de pequeñas tonterías que nos hacen esbozar una sonrisa. No es fácil, todo lo contrario, pero tienes una familia por la que luchar. Pide ayuda, es muy bueno, de verdad.

Te envío un abrazo enorme y que te sientas arropada por todos, cuando quieras estaremos aquí para charlar.

Muchísimo ánimo, se aprende a vivir, a recuperar la sonrisa, no se supera, simplemente es otra forma de vivir, pero date tiempo.

Hace 2 años

Buenos días Pilar, gracias por escribir en mi testimonio para responderme. Es una pena que tu padre se fuese tan rápido, sin tiempo, pero por otro lado, si el destino le tenía preparado esa despedida, puedes pensar o sentir que no sufrió, y eso es algo importantísimo. Mi padre se fue con 67 recién cumplidos, habiendo luchado como un toro durante más de 3 años, fue duro, durísimo, pienso que incluso fue peor para mi madre y sus hijos que para él, ya que él lo aceptó, sabía que le había tocado bajarse en la próxima estación de su tren de la vida. Yo estuve un tiempo sufriendo porque intentaba ponerme en su piel, de lo que pensaría, de lo que sentiría sabiendo que nos dejaba aquí, si tendría miedo, innumerables temores me venían a la cabeza, eso acaba minándote mucho, restando energía, mas aún cuando es un padre increíblemente maravilloso (como también en tu caso). Luego, él mismo, con su ejemplo me hizo ver y sentir hasta donde es capaz de llegar la bondad, la aceptación del ser humano, de entender la vida como tal, donde solo existen dos realidades, que nacemos y morimos. Era un hombre muy creyente y eso también le ayudó mucho.

Con todo esto, decirte que se hayan ido antes o después, duele, pero también hay que focalizar el dolor poco a poco, ir aprendiendo, dar tiempo al tiempo, pero no te martirices, pide ayuda, habla con psicólogos, acude al médico, a veces necesitamos que también nos cuiden a nosotros un poco y nos enseñen a aceptar las situaciones.

Aunque no le veas físicamente, está a tu lado, no hace falta ver para sentir. Allá donde se encuentre querrá verte sonreir, disfrutar con tus hijos, seguir adelante con todo lo que él os dejó.

Poco a poco Pilar, sin prisas, irás viendo que el tiempo ayuda.

Un abrazo enorme y muchísimo ánimo