A mi ángel

Hace 5 años

Hace un año y dos meses comenzó todo. Ahí empezaste a demostrar tu fuerza, tu valentía y tus ganas de vivir. Cuando todos estábamos mal por los fatales resultados, tú rápidamente paraste nuestra preocupación y diste paso a la esperanza, demostrando que solo hacía falta luchar y ser fuertes.

Comienzan unos meses de pruebas. Meses que se ven interrumpidos porque tu rival al ver tu fuerza, decide ir a hacerte daño y casi lo consigue, pero no contaba con tu valentía y lo venciste.

Sabíamos que después de esta batalla teníamos otra muy próxima, que iba a ser larga y dura y que necesitabas ayuda. Te quedaba, nos quedaba por delante una larga lucha, pero la superaste.

Teníamos esperanza, ganas de luchar, de vivir y mucha fuerza. Todo ello lo demostraste con tesón y nosotros te acompañamos. Cada esfuerzo realizado era un logro, una meta alcanzada, una bocanada de aire fresco.
Cuando el combate estaba casi ganado, algo se tuerce en nuestro camino, la furia nos ataca de nuevo. Pero ahí estabas tú, valiente y luchador, y con tu coraza la emplazaste de nuevo al ring de combate. Sabíamos que comenzaba una nueva batalla, una nueva lucha que teníamos que ganar y que ganaste. En esta lucha como en la anterior nunca demostraste un ápice de flacidez, de tristeza o de preocupación y la tenías porque sabías que de nuevo te enfrentabas a un combate en el que tenías que luchar y ganar pero como siempre por no preocuparnos, lo ocultabas y callabas para así evitarnos sufrimientos.
En esa batalla de gigantes conseguiste vencer y bien orgullosos nos sentíamos de ello y de ti. Una vez acabado, tuviste días buenos y malos, pero no le dabas importancia o eso nos hacías ver.

Acabando el maldito año, porque no nos daba un respiro, aunque bueno porque siempre ganaste la batalla, llegó de nuevo la furia y en éste caso, enfurecida por no haberlo conseguido antes.

Llego oculta para que no pudieses ni pudiésemos prepararnos y sacar ese coraje como lo habíamos hecho antes. Pero tu sabias como sacar esas fuerzas, esas ganas de vivir, esas ganas de luchar y lo conseguiste. Pero en éste caso solo te permitió luchar un breve periodo de tiempo porque venía arrasando, con toda su maldad, con toda su fuerza y con todo su ejército.

A pesar de saber que poco podías y podíamos hacer, luchaste como un gladiador y tu ejército luchó contigo, pero con tan mala suerte que tu ejército era más pequeño y a ti ya se te iban agotando las fuerzas y las de tu ejército se agotaban contigo, pero a pesar de ello luchaste y luchamos hasta el último minuto.

Ese minuto, en el que nuestros ángeles familiares del cielo te llamaron y te llevaron con ellos, esa es nuestra tranquilidad, que te fuiste de este mundo dejando un gran vacío, pero estas en el cielo rodeado de ángeles que te quieren. Desde allí papá, estoy segura que nos cuidas y nos proteges de todo mal. Papá, ahí en el cielo te tienes que sentir feliz y orgulloso de tu esfuerzo realizado, porque aquí toda tu familia así nos sentimos, orgullosos de ti. Por favor, papá no nos dejes nunca. Protégenos. Danos esa fuerza que tú demostraste tener para superar tu pérdida y cuida y mima a mamá como siempre lo has hecho.

TE QUEREMOS, TE NECESITAMOS Y JAMÁS TE OLVIDAREMOS.

Mª Carmen
06/03/2013
Hace 5 años

MªCarmen, sentimos mucho el fallecimiento de tu padre. Si necesitas ayuda llámanos al 900 100 036. Un abrazo

Hace 5 años

Siento mucho tu pérdida. Mucha fuerza para superar estos duros momentos. Un abrazo muy fuerte.

Hace 5 años

Lo siento mucho mª Carmen, es ciertamente una enfermedad cruel y dura....pero no hay un sólo paciente que no le plánte cara, todos luchan como valientes, como hizo tu padre, un campeon por él mismo y por su familia. No dúdes que ahora está en el mejor de los lugares, con la paz y tranquilidad que tánto merece....Yo también tengo un Angel en el Cielo, se fué hace un año y tres meses, mi hijo con 19 años....también luchó mas de año y medio, luchó hasta el último momento. Asi que desde aqui mi homenáje a tu padre, seguro que un gran hombre, que ahora os cuidará desde otro lugar: Aurora