Mi experiencia como familiar de un enfermo.

Hace 6 meses

¡Hola a todos! Soy una chica de 20 años de edad. Perdí hace dos meses a una persona muy importante para mi por culpa de esta horrible enfermedad. Y lo pasé realmente mal. Ella era mi abuela. Os cuento un poco como fue mi experiencia.
Hace justo 12 años le detectaron un cáncer de riñón pero todo salió bien. Se lo detectaron a tiempo, la operaron, no la sometieron a quimio, no hizo falta por suerte, y todo salio muy bien. Le quitaron el riñón y como nueva.
Estuvo 11 años en observación del otro riñón para evitar que el cáncer volviese a aparecer y todo bien.
En Septiembre de 2010 le dieron el alta del único riñón que le quedaba.
En Agosto de 2011 empezó con unos dolores muy fuertes en la espalda, fue al médico y le detectaron un nuevo tumor, esta vez en el páncreas. Las esperanzas eran mínimas, nos dijeron que le quedaban meses de vida, que los días estaban contados. Las noticias de los médicos eran cada vez peores, que si se había producido metástasis, que no tenía opción a operarse porque el tumor se encontraba en un sitio muy difícil de extraer, que había pillado al hígado. En fin, todo eran malas noticias. Pasamos unos meses muy angustiosos. Durante todos estos meses no le sometieron a ningún tratamiento. Solo parches de morfina para aliviar el dolor. Le hicieron cuatro biopsias y todas daban negativo, no conseguían extraer ninguna muestra del tumor para analizarla y así poder suministrarle un tratamiento.
Empezó el 2012, nos temíamos lo peor y en enero de 2012 volvió a ir al médico. Ésta vez le dijeron que había que operar para así poder extraer la muestra necesaria. Y así fue, se operó, una operación muy sencilla, al día siguiente ya estaba en casa.
Al mes nos llegaron los resultados de la quinta biopsia. Los resultados de esta prueban dieron negativo, el cáncer había desaparecido. Lo que tenía era una supuesta pancreatitis.
Le fueron quitando los parches de morfina poco a poco hasta que ya no tenía morfina.
En mayo volvieron los dolores, esta vez más fuertes, y en el mismo sitio. Sexta biopsia, fatídicos resultados. El cáncer había vuelto a aparecer. Esta vez atacaba con más fuerza, esta vez iba a por ella. Cáncer de riñón que había afectado al hígado y al páncreas.
Le mandaron un tratamiento que se suponía que lo que iba a hacer era parar el tumor. No hacerlo desparecer, pero si pararlo.
El tratamiento no hizo nada. De agosto a septiembre fue consumiéndose a una velocidad bestial. El 17 de septiembre falleció a los 73 años de edad, recién cumplidos.
Ésta experiencia me ha servido para aprender, para madurar, a crecer como persona. Para valorar las cosas que verdaderamente tienen importancia en la vida, para vivir cada momento como si fuera el último, para no preocuparme por tonterías, que las hay. Valorar lo más importante en esta vida, la familia.
Lo que yo sentía durante la enfermedad de mi abuela era impotencia, mucha impotencia, mucha rabia de ver como se iba consumiendo poco a poco y nada ni nadie podíamos hacer nada para salvarla.
Lo único que les digo a las familias con enfermos de cáncer, desde mi experiencia y lo que yo he vivido es paciencia, mucha paciencia. Positividad ante todo, nunca rodearse de pesimismo, así, aunque no lo creas, ayudas al enfermo. Cariño, que le transmitan todo el cariño del mundo al enfermo. Que es duro, si, mucho, muchísimo. Pero todo en esta vida pasa. Sea lo que sea SIEMPRE CON UNA SONRISA. Y que en esta vida, lo último que se debe perder es la esperanza.
Por eso he decidido hacerme usuario de la aecc, y también voluntaria online para ayudar y motivar a otros familiares que estén pasando por lo que yo pasé hace dos meses. Y ayudar en lo que pueda, simplemente.
Ánimo, TODO ES POSIBLE. Lo imposible en esta vida solo tarda un poco más.
Hace 6 meses

Hola: Me siento identificada con el caso; pero con mi padre, sólo que ahora hay más tratamientos para parar "el bicho". A mi padre por donde le quitaron el riñón le sale ascitis peritoneal (o algo así), le andan quitando el líquido y con quimio parace que algo han acertado. Cuento con que le alargan la vida, sino ya no estaría. Y a ese positivismo me agarro porque no soy capaz de asimilar esta angustia de que poco se puede hacer.

Gracias por compartir. Y mucho cariño para todos, es lo único que merece la pena en esta vida.

Hace 5 años

Gracias maría y bienvenida!

Hace 5 años

Estoy implicado de lleno en una situación semejante, en mi caso es mí mujer, y leer comentarios como este, me dan ánimos

Muchas gracias.

Hace 5 años

Gracias a vosotros por hacer la labor que estáis haciendo. Y a ti, J.Carlos, te dejé un comentario en tu perfil. Muchísimo ánimo y para cualquier cosa me escribes. Espero que casos como el de mi abuela ayuden a que otras personas puedan salvarse. Todos es posible!!! Saludos.

Hace 5 años

Se agradece muchisimo vuestro apoyo. A todos aquellos que no sufris la enfermedad en primera persona pero la sufris. Es duro ver como alguien a quien quieres se desvanece. Cargais con un peso enorme en vuestra espalda pues estais ahi en momentos muy duros sin recompensa alguna. Pero sin vosotros que no teneis en cuenta nuestros cambios de humor y perdonais que no sepamos llevarlo como deberiamos, salir de esto seria imposible. Un abrazo

Hace 5 años

La sufrimos, si, y claro que es duro. Pero somos un apoyo esencial para el enfermo. Y con mucho gusto lo hacemos y con todo el cariño del mundo. Al menos yo lo hacía así y me sentía bien conmigo misma, de transmitirle mi apoyo, mi cariño y mi amor; y estoy segura que todos los familiares con enfermos piensan igual que yo. Como bien dices sin nosotros salir de esto sería imposible. Por eso estamos ahí, para que nunca jamás se sientan solos. Hay que ser fuerte, hay que aguantar y hay que matar al bicho. A por todas. TODO ES POSIBLE!