Mi querida Laurence

Hace 5 años

Ya han pasado 160 dias desde que mi preciosa Laurence decidió reunirse con Dios. Han sido unas Navidades muy duras pues no hay nada que te consuele.
Cariño mío, como te quiero, como te he querido y como te voy a querer el resto de mi vida. Qué pena tengo, cuantas ganas de llorar, cuantos pensamientos, cuantas preguntas asaltan mi mente, cuantas dudas, cuanto amor te has llevado. Qué gran vacío me has dejado.
Quisiera en lo más hondo de mi corazón el poder abrazarte de nuevo y decirte cuanto te quiero, pero sé que esto no es posible, me gustaría tanto contactar contigo pero tampoco puedo, Solo me gustaría saber que estas bien y que esperas a que algún día me reúna contigo. Te necesito Lorena, te necesito mucho, te echo de menos, me falta el aire cada vez que me acuerdo de ti, me falta la ilusión, me faltas Tú amor mío, lo siento pero es que me faltan ya las fuerzas, estoy muy cansado, realmente agotado, no puedo tirar de mi cuerpo. Me siento tan mal pero no lo puedo evitar es que me faltas Tú, es que no puedo vivir sí ti nenita. Tenía tantos deseos de que te curaras pero no ha podido ser.
Volver a casa y encontrarla vacía, no es fácil. No hay nadie que te salude, y la silla frente a ti en la mesa del comedor, está vacía. La casa parece hacerse eco del silencio, y una lágrima rueda por tu cara, para recordarte que estás solo. Tantos años juntos, tantos recuerdos creados por los dos, es solo lo que te queda. La pérdida de un ser querido cambia por completo tu vida, sobre todo cuando el ser querido, era además tu mejor amiga. Te sientes totalmente perdido, y para tomar incluso las pequeñas decisiones, te sientes completamente incómodo. La cama parece más grande, y abrazas las almohadas para poder sentirte un poco mejor.
Nenita mía, amor mío, cariño mío que solo me has dejado, no me hago la idea a vivir sin ti, es una autentica faena pues eras muy joven y tenias toda una vida por delante para disfrutar. Quería hacerme viejo a tu lado y poder ver que nuestros hijos se hacían un hueco en la vida. Sabes lo mucho que te quiero y lo mucho que te querré cada día, nadie ni nada van a reemplazarte pues este es mi deseo y no creo que pueda amar a nadie tanto como te he amado a ti. Eras mi fuerza, mi ilusión, mi vida, lo eras todo para mi Lorena por eso no entiendo porque te has ido tan rápido El puñetero cáncer no te ha dado opción y lo que más me fastidia es habiendo tantos tipos has ido a tener el más mortífero, dañino y mortal de los que hoy en día existen. Qué pena nenita, que pena tengo, como voy hacer para seguir adelante sin ti, como voy a tener ilusión en la vida. Todo el mundo me dice que es normal, pero una mierda el dolor lo tengo yo solamente yo y esto es una realidad, nadie puede saber que mal me encuentro y lo mucho que te echo de menos. Has sido la persona más maravillosa, entrañable y sencilla que he conocido en mi vida, es una pena no poderte tener aquí a mi lado para que sepas lo mucho que te quiero, se que ahora no sufres y que el cáncer no te puede hacer más daño, estoy convencido de que Jesucristo Nuestro Señor te ha dado unas alas y te ha convertido en una preciosa ángel. La verdad es que te lo mereces por el mucho bien que has hecho y por anteponer siempre tu persona a la de los demás. Ahora cada día trato de aprovechar el tiempo ocupándolo en investigar que era nuestra pasión, de este modo pasan las horas un poco más deprisa y consigo al menos despejarme un rato de los malos momentos de cada día pues como te digo no merecías acabar así, Me pregunto por qué Dios no me ha llevado a mí en tu lugar, tú eras una buena persona una magnifica madre, una genial compañera, una fenomenal esposa, una buena amiga y en resumidas cuentas una mujer excepcional como jamás volveré a conocer
Hace 5 años

hola.siento mucho la perdida de tu mujer.desde aqui mandarte mucho animo y fuerza en esta vida.me imagino x lo q puedas estar pasando.en mi casa la enferma es mi madre,poco a poco el tiempo corre a nuestra contra.como me duele el pensar que mi padre se va a separar de ella.pero si en tu caso tienes hijos x lo q e podido leer en tu testimonio,,,,apoyate en ellos.nosotros a mi padre tanto mi marido como yo nunca le vamos a dejar solo.puede contar con nuestro apollo incondicional.espero que poco a poco te animes algo y aqui tienes el apollo de tu familia. 1 saludo

Hace 5 años

Tu dolor no tiene consuelo. Yo soy una enferma y no puedo ver las cosas desde tu mismo punto de vista, pero si te digo que esté donde esté se sentirá orgullosa de tí, de ver que no eres capaz de olvidarla y de que reconoces todo lo bueno que labró en su camino.

Sé fuerte amigo, y piensa que ella no quiere tu sufrimiento. Si tanto la quieres y tanto te quería, adora su recuerdo como hasta ahora y deja que la vida te acompañe de otra manera. Nunca será igual, pero ese es el encanto de la vida. Ahora valorarás los amigos, la familia, y tantas otras cosas que la enfermedad no te dejó ver.

No es cierto que el tiempo todo lo cura, porque lo que tú sufres no es una herida. Se llama AMOR.

Hace 5 años

ayyy...mi mas sentido pesame.

He vuelto a releerlo otra vez, se nota tanto dolor, no se que decir, porque lo describes muy bien, ese dolor lo sabes tu, lo llevas cada dia encima tu. Solo decirte que aqui te entendemos y aunque no te ayude a mucho yo te mando toda mi fuerza para poder sentirte un poquito mejor. un abrazo compañero

Hace 5 años

Hola Laurence, bienvenido a este foro. Tienes mucha razón. El dolor, ya sea físico o psiquico, es, como nuestro carnet de identidad, personal e intransferible, y nadie, por mucho que lo entienda puede sufrirlo por uno. Y cuando se ha querido con esa intensidad que muestras en tu mensaje, resulta especialmente profundo y arraigado y se necesita mucho tiempo para que pueda atenuarse, porque el simple recuerdo de la persona amada vuelve a actualizarlo y hacerlo presente una y otra vez.

No obstante hay que aprender a convivir con él y a integrarlo en nuestras vidas para que poco a poco se vaya atenuando y haciendo soportable. En cuanto a como hacerlo, me temo que no hay recetas única e infalibles, y que al igual que el dolor, que constituye el problema, el tratamiento, que supone la solución también ha de ser personal e intransferible . Pero, en cualquier caso, pasa por la toma de conciencia del problema y la voluntad

Espero que poco a poco y con el apoyo de la familia y amigos, y si es necesario de los adecuados profesionales, puedas ir superándolo, que es lo que seguramente desearía tu querida esposa .

Un abrazo y como decimos por aquí , PA´LANTE

Hace 5 años

Cuantas veces he leido tu testimonio y en cuantas cosas nos parecemos,tú has perdido a tu¨nena¨ y yo he perdido a quien me llamaba¨nena¨,hemos perdido nuestros grandes amores,con quién te has imaginado pasar toda tu vida y de pronto se va,Dios como te entiendo,pero sabes hemos tenido la suerte de conocer el Amor,de vivir con ilusión tu vida con tu amor,entiendo ese dolor,esas lágrimas,esas noches duras y largas,ese coger su almohada porque sino es imposible dormir.yo tengo la suerte de que tengo a mis dos hijos en que en casa que no me dejan sola,no encuentro mi casa vacia de personas,pero cuando llega la hora en que él llegaba se me rompe algo por dentro,mi marido el día 6 de Febrero hará un año que nos dejó y aunque intento seguir hacia adelante,es muy duro y cuesta mucho, pero hay que seguir,la vida no se para,por supuesto que nada es igual,que cambias,porque se rompe tu vida.Pero piensa que ellos no les gustaría vernos así,con el tiempo empiezas a recordar cosas vividas juntas porque es lo único que nos queda,el duelo es duro y yo era de las personas que decía que lo superaría,permiteme que te dé un consejo,busca ayuda para que te ayuden a sacar toda esa rabia que llevas dentro,yo lo he tenido que hacer y lo agradezco,porque estoy aprendiendo a vivir de nuevo.Sabes hay algo que ni la muerte nos puede arrebatar y es el amor vivido,mi marido era tan solo dos años mayor que tu Lorena,los dos con mucha vida por delante,así que por ellos,por nosotros,debemos continuar.Aqui tienes gente que hemos sufrido mucho y que te entendemos,es una gran familia,así que cuando te ahogues,entra y desahogate,te ayudará mucho,de verdad.Un abrazo