Mi último curso en la ikastola

Hace 10 meses

Nunca pense que mi último año en la ikastola seria como fue. Las buenas noticias no corrían de nuestra parte, ya que el cáncer que le habían diagnosticado a mi Aitite, el cual se curo cuando le operaron, hizo una recidiva (cuando el cáncer vuelve) y se decidió que solo se le iba a operar para poner una bolsa. Era una persona mayor, mi Aitite me refiero, y la gran preocupación fue poder ofrecerle la mayor calidad de vida posible.
En un principio fue muy bien, sabíamos que seguía teniendo en cáncer en su interior, pero personalmente tenia gran esperanza de que, a pesar del cáncer, viviera unos cuantos años más con nosotros.
Los últimos 5 meses fueron los peores de todos, que fue cuando empezó a recaer. En un principio, mi ama y yo nos encargábamos de lavarle y cambiarle la bolsa de las heces, aunque toda la familia estábamos muy pendientes de él.
No me arrepiento para nada del tiempo que pase junto a el, no me importaba ducharle, no me importaba cambiarle la bolsa, lo único de lo que me arrepiento es de que el último día de su vida no lo pase con él. Aquel día yo salí con mis amigas y al volver a casa ya se lo habían llevado al hospital.
Mi madre, que trabaja en el hospital de Cruces, fue lo mejor que le ha podido pasar a mi abuelo, ella cuido de él de la mejor forma, le llevaba a las consultas y estuvo a su lado. Aquella época fue dura para ambos, en primer lugar porque mi Aitite veía que se estaba yendo y en segundo lugar porque mi madre lo sabia y tubo que escucharle a mi Aitite decir cosas que hubiesen derrumbado a cualquier hija. También vio cosas que derrumbarían a cualquier hija. No fue una época fácil para nadie, pero NINGUNO DE NOSOTROS NO ARREPENTIMOS DE LO QUE PASO. El tiempo que pasamos cuidando de él no fue algo perdido, sino algo que recuperamos.
En los últimos meses hubo que contratar a una auxiliar por las mañanas para que se encargue de él, ya que mi ama tenia que volver al trabajo, mi aita también yo al instituto, etc.
Al final, sea quien sea, se lo llevo, me gusta pensar que a un lugar mejor en el cual no volvería a sufrir. SIEMPRE TE QUERREMOS TODOS, Y YO PERSONALMENTE ME ACUERDO MUCHO DE TI, SOBRE TODO CUANDO MIRO TU CRUCIFIJO QUE LLEVO EN EL CUELLO DESDE QUE ME DEJASTE. ¡¡TE QUIERO!! ¡¡SIEMPRE ME ACORDARE DE TI!!
Hace 10 meses

Hola Arrate, sentimos mucho la pérdida de tu abuelo. Si necesitáis cualquier cosa podéis llamarnos al 900 100 036 a cualquier hora de cualquier día. Un abrazo