Motivaciones contra El Cancer

Hace 4 años

No pretendo dar ejemplos, ni narrar la dureza del despertar de cada mañana, hablo de forma genérica, por mi propia experiencia y sabiduría y solo soy uno mas, unido en la misma fila, que nos ha tocado, por ser elegidos por la varita mágica del destino para luchar.
No es la fila del supermercado ni la fila de unos grandes almacenes para comprar el ultimo grito de la tecnología ni la fila del paro que desgraciadamente le toca a muchísimos compatriotas nuestros ni es la fila para comprar los regalos de esta navidad que ya tenemos a la vista.
Es la fila para sacar la tarjeta de embarque que con ansiedad me busco cada dia para subir al viaje diario que mi destino tiene asignado para seguir disfrutando en el mejor de los paraísos que jamás nadie a soñado. La Vida.
Una vida que de golpe ha cambiado y que nos enseña a valorar de otra manera diferente en cuanto a los objetivos que nos plantearemos a seguir de aquí hacia el futuro.
Un dia de aquel señalado 26 de marzo del 2013 la casualidad y no causalidad de la vida imprimió un calendario especial para mi.
Un calendario con pequeñas ventanitas de ilusión y chocolate como las que se venden en esta fechas. Una ventanita que escribo cada noche al acostarme y que escribo cada mañana al despertar y comenzar con mi nueva rutina cada dia. Preparar el café con leche, tomar las medicinas diarias, leer los periódicos digitales, dar un paseíto por las redes sociales, descargar alguna que otra serie que vemos cada dia, aprender ingles con las series en versión original, ver y observar el pequeño mundo a través de la pantalla de mi viejo ordenador.
Luego; como ya ha pasado un rato de la mañana, busco en que entretener mi mente, para no volver a escuchar la misma música ,que suena cada dia desde aquel 26 de marzo del 2013.
Una música aburrida y repetida que gira y gira sin cesar como si fuera una vieja vitrola que con un disco de pasta repica en mi cabeza lo que no quiere olvidar.
Aquel 26 de marzo marco en mi vida un antes y un después.
Un después que hago cada dia mirando hacia el final de cada año pensando si llegare.
Finalice el 2013 con mucha lucha y sacrificio y ha transcurrido este año no con menos lucha y sacrificio que aun me queda por continuar.
Estamos acabando el año y mi objetivo es seguir aquí, otro dia mas, mientras tanto sigo abriendo la pequeña ventanita de chocolate que endulza cada mañana con la esperanza de abrir una mas cada dia..
A este insulso relato le he llamado las motivaciones contra el Cáncer, y tiene un motivo muy especial, es simple sencillo y mundano, pero es solo el hecho de querer compartir con todos y cada uno de quienes nos encontramos en la misma fila, mis palabras de Fe, Esperanza, Motivaciones, Lucha y Admiración porque por sobre todas las cosas, no hay, ni habrá, nadie como nosotros mismos que nos haga perder la lucha y empeño por querer seguir aquí cada mañana, cada dia, cada noche y cada momento de esta vida que queramos compartir con todos y cada uno de quienes nos rodean.
Asi que; mi situación con respecto a la enfermedad, no es ni la mas dura ni la mas blanda que la de nadie. Y como se, que poco hay que contar , solo quiero dedicar unos minutos para animar mas y mas una mirada hacia el futuro que dedicamos cada mañana y una mirada de animo fe y esperanza hacia cada uno de los que voy encontrando cada dia que han abierto el mismo calendario y que comienzan a escribir su pagina diaria.
Fuerza, Coraje y Valor Amigos.
Hace 4 años

Es cierto, ese día, el del diagnóstico, marca un antes y un después. Está en nosotros aprovechar ese después que damos por sentado hasta el momento en que un sopapo nos dice que somos mortales, que tenemos fecha de caducidad. Sólo nosotros, ojala los "sanos" también se dieran cuenta a tiempo, podemos aprovechar ese tiempo que no sabemos lo que dura pero que de nosotros depende aprovechar: la VIDA.

Hermosas palabras, y ciertas, día a día. Un abrazo a tod@s

Hace 4 años

Te agradezco el tiempo dedicado a todos los que nos han diagnosticado cáncer, sea del tipo que sea, yo por ejemplo no hablo de enfermedad, no me considero enferma, por eso digo: Me han diagnosticado/detectado cáncer, NUNCA DIGO: "Tengo cáncer" "Estoy enferma de cáncer"

Por lo que dices de relato insulso tiene poco, me gusta cómo transmites lo que sientes a partir de ese 26 de marzo de 2013, ese tipo de fechas nos marcan a todos, así es la psicología del ser humano. Una apreciación, y perdona mi atrevimiento, al relato yo le titularía:

"La fila que nos ha tocado"

"La pequeña ventanita de chocolate"

"El día que nos marcó un antes y un después". Bueno este último, parece muy triste. ¿QUÉ TE PARECEN?

Hace 4 años

Odra, todos los títulos que sugieres están muy bien incluyendo "un antes y un después" porque el diagnóstico lo marca, pero no tiene que ser negativo, al contrario, es la oportunidad de darnos cuenta de que hay que aprovechar el día de hoy?