No tengo más paciencia

Hace 4 años

Quizás recordéis mi caso, mi ex enfermo y por amor incondicional a mis hijos le he llevado a vivir a casa, pero Realmente no puedo más , la situación se ha vuelto insostenible y ya no se de donde sacar más paciencia . Sufro insomnio, inapetencia ....... No se como hacer ya ..... Lleva ocho meses en casa y no sólo mi salud mental se esta resintiendo también la económica ... Me enfrento a un gran dilema
Hace 4 años

Me acuerdo cuando pusiste tu otro post.

Ya te comente que iba a ser duro. Volver a vivir con la persona que te separaste en su momento es complicado. Y encima si esa persona esta enferma...

A veces el amor por si solo no vale....cuidate mucho, mira por ti.

Pide ayuda psicologica para poder sacar todas las miserias,que todos llevamos dentro.

FUERZA VALOR Y CORAJE

Hace 4 años

Otra cosa, y espero que no te ofenda.

¿Tus hijos que han pedido que cuides de su padre? ¡que edades tienen?.

Yo no sé porque te separaste, pero si fueron motivos muy graves, yo no podria volver vivir con esa persona.

Y me pareceriamuy injusto que tus hijos te pidieran un sacrificio tan grande. A no ser que fueran niños, ya son mayores para entender muchas cosas.

Siento si te he ofendido, pero me duele ver como te sientes cupable por tener según que sentimientos y dejame decirte que es normal que los tengas...

Dices que el tema economico se esta resistiendo, imagino que tu ex, viviria en algún sitio. Podeis hablar con servicios sociales y mirar si puede ecibir ayuda domiciliaria y aunque tu tengas que ocuparte de muchas cosas, puedes seguir con tu vida independiente.

Espero no haberte ofendido,si es asi te pido perdon.

FUERZA VALOR Y CORAJE

Hace 4 años

Hola de nuevo Juana, claro que me acuerdo de tu testimonio anterior... y de lo duro que me pareció y lo generosa que eres... pero yo estoy de acuerdo con Mbl, podéis mirar soluciones alternativas que no impliquen que tengas que hacerte cargo de él noche y día. En asuntos sociales de los ayuntamientos hay gente preparada para estas cosas y que os pueden aconsejar. Igual no es mala idea que tú acudas al domicilio de él a ciertas horas y la asistenta social o la persona que designen, otras horas y así liberarte un poco tú y preservar tu vida y tu intimidad. Estás haciendo más de lo que puedes y está bien echar una mano y compadecerse del dolor ajeno en situaciones tan duras pero no estás obligada a más, no te sientas culpable por nada, al contrario, orgullosa de lo que has sido capaz de hacer. Habla con tus hijos y con él, y planteáles otras alternativas. Siento no poder ayudarte más y espero que nos escribas pronto contándonos que estás mejor y que todo se ha relajado. Mucha suerte, corazón. Sé valiente. Un beso

Hace 4 años

Juana, poco más puedo añadirte a lo que ya te han dicho los demás compañer@s de este rinconcito maravilloso. Yo voy a decirte lo que pienso, aún a riesgo de parecer "dura y desalmada" pero mi experiencia vital y con esta enfermedad hace que este sea mi pensamiento.

- Dios dijo que fuéramos hermanos pero no "primos". Y nada ni nadie puede obligarte ni tan siquiera moralmente a cuidar de una persona porque en un momento dado fué parte de tu vida. Tus hijos si son pequeños debes hacerles comprender que es así con las mejores palabras. Y si son mayores ¡está claro! QUE ARRIMEN EL HOMBRO y sean ellos los primeros responsables de la situación de su padre si ese es su deseo pero no dejes que te involucren en algo que no es de tu incumbencia.

Como persona GENEROSA Y HUMANA que eres puedes, siempre que no te perturbe tu vida, ayudarle a que acomode su vida a esta nueva situación. Ayudarle a buscar los servicios sociales necesarios para que sea atendido dignamente EN SU CASA o en una residencia temporal o definitiva pero NO EN TU CASA. Además si tiene más familiares, padres, hermanos etc y no quieren implicarse, perfecto, pero no es tu problema.

SI PUEDES Y QUIERES sin agobiarte ni sentirte presionada puedes ayudarle haciéndole una visita puntual o acompañándole a un médico cuando lo necesite pero dejándole muy claro que NO TIENES NINGUNA OBLIGACIÓN y que lo haces por caridad o respeto.

Un fuerte abrazo con el deseo de que tengas mucha fuerza para poder resolver favorablemente esta situación.