Ojo con los que se abanderan como verdaderos sanadores!

Hace 2 años

Me llamo Ana, me diagnosticaron un cáncer de recto con 36 años y estoy indignada.
Anoche salí a cenar, entre otros, con una persona que ejerce el reiki y poco menos que me dijo que como yo no hago reiki y practico la medicina alternativa, volveré a enfermar.
En esta enfermedad se sufre y mucho, para que encima venga alguien a decirte que es por tu culpa y tu no haces lo correcto para sanar. Si de verdad alguien te quiere ayudar, lo último que debe decirte es eso.
A toda la gente que ejerce estas terapias alternativas les diría que mucho ojo con creerse tanto! Que muchos de ellos con algún que otro curso de sólo 48 horas se creen que ya pueden hacer milagros y sanar la enfermedad.
Me parece una falta de respeto tremenda, mi oncóloga y mi cirujana llevan toda la vida estudiando y la medicina tradicional toda la vida investigando para poder curar a la gente y aún así por esta enfermedad muere mucha gente.
Menos mal que estoy fuerte y tengo la autoestima bien porque sino ya me tienes a mi desesperada buscando para hacer reiki y pagando las correspondientes sesiones... Que los médicos tradicionales facturan y algunos se forran!, como si las terapias alternativas fueran gratis!!! Algunos naturistas cobran un montón y no hay nada científico en ello.
Para pasar por la vida con el menor sufrimiento posible uno debe de hacer lo que le haga sentir mejor, sea Reiki, relajación, ir a bailar, tomar algo..., o algo que pudiere parecer una locura, por qué no?
Pero mucho ojito en abanderarse en sanadores de nada cuando lo que hay detrás del cáncer es mucha gente sufriendo y luchando por salir adelante y haciéndolo lo mejor que saben a la hora de tomar decisiones.
A toda esa medicina alternativa les pido más respeto y al que cenó conmigo ayer le daría a pasar sólo una décima parte de lo que yo he pasado y que conociera a mis médicos tradicionales.... Igual así le entraba un poco más de humildad.
No pienso tolerar que encima de lo que supone padecer un cáncer venga alguien a decirme que he enfermado por mi culpa y siguiendo igual, sin cambiarme, volveré a enfermar. Ojo con ese discurso porque es el que barajan muchos de ellos y así ganar clientes en sus terapias.
Que cada uno haga lo que le dé la gana, pero si algo tengo claro es que no es culpa mía tener o haber tenido cáncer, me tocaba y punto. Ahora cuando mi hijo de 4 años coja la gripe le voy a decir que es por su culpa, por su actitud y sus pensamientos.
Por cierto, soy psicóloga, con premio extraordinario de licenciatura, muy buena estudiante. Con esto quiero decir que algo, aunque muy poquito, sé de pensamientos, sentimientos y emociones.
Trato de cuidar mucho la alimentación, pero a mi lo que me ha curado es mi cirujana, la radio y la quimio, sin lugar a dudas.
De verdad, indignada no, lo siguiente.
De usted nos deberían de hablar a todos los que pasamos por esta enfermedad, sea cual sea el resultado, muy orgullosos que tenemos que sentirnos por el mero hecho de pasar por lo que pasamos.
Hace 2 años

El problema es que da contigo que tienes la cabeza amueblada y te indigna pero nada más pero se lo dice a otra persona enferma o, peor aún, a un familiar que lo pasan peor que nosotros y puede hacerle un daño increíble.

Ademas con comentarios así se tira piedras a su tejado porque sinceramente alguien sin empatía es ignorante y sea para imponer manos o ser médico hay que ser primero persona y alguien así no lo es.

Un abrazo y adelante

Hace 2 años

Hola, subscribo cada palabra que dices. Y como dice alecoco, menos mal que da contigo, una chica formada y fuerte, pero todo el mundo es así, y puede hacer mucho daño. Mucha fuerza amiga, un abrazo

Hace 2 años

Animo Anantonio.

Hace 2 años

Ana, tranquila, estamos contigo. Y con ese individuo no vuelvas a cenar, no merece la pena jejeje. Un abrazo!!

Hace 2 años

Hola Ana... he leído tu testimonio y me he indignado, espero que le cantaras las 40. Cómo se puede ser así? simplemente por ser tan poco empático y valorar esta enfermedad tan superficialmente, le denunciaría aunque sea en las redes sociales para que la gente sepa cómo es porque no me parece profesional suficiente para ejercer lo que sea que ejerza. Me parece un insulto para la gente que practica la medicina alternativa de forma coherente. Yo sí que creo en la medicina alternativa y que no tod@s son así, pero creo que ha de encontrarse en algún punto con la medicina tradicional. Coger lo bueno de ambos mundos. En fin... siento mucho que te hayas visto en esa situación... aquí nos tienes para lo que haga falta. Por lo que dices ahora estás limpia, espero que siga así mucho tiempo. Y me alegro que no le hayas hecho ni caso, pero es lo que decís, que si le llega a decir eso a alguien en una situación más delicada, sabiendo cómo afecta esta enfermedad mentalmente por muy fuerte que seas, y se la puede armar... Te mando un abrazo!

Hace 2 años

Que poca verguenza tiene ese personaje, esta gente son unos sacacuartos, sin corazon.

Si le ves ,le das una leche de mi parte.jajajajaja.

Un abrazo y mucho animo.

Hace 2 años

Querida Ana, no podemos estar más de acuerdo con tu testimonio. Compartimos todas y cada una de tus afirmaciones: tú no tienes la culpa de tener cáncer de recto, la supuesta eficacia de las terapias alternativas no ha sido demostrada científicamente y técnicas como el reiki pueden producir bienestar, pero desde luego no tienen ninguna incidencia en el desarrollo de la enfermedad.

Lamentamos mucho que hayas tenido esta mala experiencia, pero nos alegramos de que tengas la suficiente formación e información como para no creer en este tipo de afirmaciones sin ninguna base científica y para confiar en lo que sí la tiene: la medicina tradicional, tu equipo médico y los tratamientos que han demostrado su eficacia de forma seria y contrastable.

Te enviamos un fuerte abrazo y todo nuestro apoyo.

Hace 2 años

Hola Ana!!! Normal que te hayas indignado!!! Las enfermedades no escogen a sus pacientes según su estilo de vida, su trabajo o su nacionalidad. Cierto es que podemos tener buenos hábitos como no fumar o comer sano o hacer deporte pero eso no nos blinda contra nada, ayuda y nada más.

Yo no sé si es adecuado o no recomendar este libro, lo leí hace muchos años por otros motivos se llama "La enfermedad y sus metáforas" de Susan Sontag trata un poco este tema de la culpabilidad del enfermo y la familia, del uso del vocabulario al largo de esta enfermedad (palabras como lucha, luchador, guerra...), las metáforas que se usan a lo largo de una enfermedad como el cáncer, lo digo por si a alguien le interesa.