EL OPTIMISMO LA MEJOR MEDICINA PARA LUCHAR CONTRA EL CANCER

Hace 7 años

Hola a todos los que leáis estas lineas que a continuación os describo. En primer lugar me presento, bueno más bien nos presentamos, somos Agustín y Rocío de la ciudad de Sevilla, un matrimonio bien avenido. Hace ya casi dos años le diagnosticaron a mi esposo un Linfoma de Hodking en estadiaje IVB, la primera experiencia de cáncer en las dos familias, el golpe fue muy duro para los dos, pero principalmente para él, durante los dos primeros meses después de la noticia, antes de comenzar el tratamiento de quimio, la experiencia fue muy difícil, incertidumbre, miedo a la muerte, el futuro de nuestra familia, bueno ya sabréis los que habéis pasado por esto. Por fin comenzamos la quimio, y aunque Agustín siempre ha sido OPTIMISTA, y estaba convencido que de esta iba a salir, comenzamos a respirar; tuvo 6 ciclos de quimio, cada uno de ellos de cuatro días, pero lo más curioso de todo es que no tuvo efectos secundarios ninguno (bueno si se le cayó el pelo y se puso hinchado por los corticoide), al contrario, tenía las defensas altísimas, por encima de lo normal, hasta la propia hematóloga estaba sorprendida. Desde el primer momento, con su actitud y positividad todo fue sobre rueda, aprovechó la baja por enfermedad para hacer todo aquello que más le gustaba, dibujar, pintar, leer, pasear por la playa de Sanlucar de Barrameda, jugar al ordenador; en ningún momento se sintió enfermo. Terminó su tratamiento el 24 de mayo (Día de María Auxiliadora). Y lo más sorprendente de todo es que aún cuando todavía no teníamos el diagnostico definitivo de su curación, me diagnostican a mí un cáncer de mama, de nuevo volvimos a recibir un golpe, pero con la ayuda de Dios , que nos ha acompañado en cada momento, y con los avances de la ciencia y por supuesto gracias al camino que ya había recorrido con mi marido, también mi tratamiento fue magnífico, tampoco tuve ningún efecto secundario (bueno, si, me quedé calvita, pero fue muy divertido eso de comprarse pañuelos y ponertelos de distintas forma).
Nunca, nunca nos hemos sentido enfermos, al contrario hemos recibido esta experiencia de vida con mucho optimismo y creo que ha sido la mejor medicina que hemos recibido, no hemos dejado que la enfermedad y el tratamiento nos venciera en lo cotidiano del día a día, hemos dominado a la enfermedad, hemos hecho que nuestra vida y la de todos los que teníamos a nuestro alrededor (nuestros hijos, hermanos y padres) fuera lo más normal posible. Espero que estas palabras puedan servirles a aquellos que comienzan este camino, se puede salir de él, pero sobre todo, estad SIEMPRE ALEGRES, os aseguro que será más fácil hacer el camino. Estamos a vuestra entera disposición.
Hace 7 años

Hola,la verdad que este ejemplo de optimismo sirva a cualquier persona que pase por una situacion similar,es un contagio de coraje muy ejemplar.Les deseo lo mejor de corazon,y que sigan asi siempre.Un saludo.

Hace 7 años

Hola rocío! me encanta saber que os haya ido tan bien ante esta enfermedad y lo que da pena es saber que no siempre es así; pero con los ánimos por las nubes como los vuestros; siempre se hace el camino más llano. un saludo para los dos y que siga muy bien la cosa y esperamos seguir sabiendo cosas nuevas de vosotros en este lugar.

Hace 7 años

Tienes razón, nunca hay que perder el ánimo ni la alegría, lo que pasa que a veces cuesta sobre todo en esos momentos que todos tenemos de bajón, pero incluso esos malos momentos nos tiene que servir para salir de ellos mas fotalecidos aún y con mas ganas de seguir para adelante siempre.

Os deseo todo lo mejor.

Un beso

Hace 7 años

Hola a los dos, si tienes razón es la mejor medicina el optimismo, yo también lo intento pues hay días que ni me acuerdo de esta enfermedad aunque no siempre lo consigo sobre todo cuando tocan revisiones, medicamentos pero bueno hay que luchar, seguir contandonos vuestras cosas y que sigais así de felices.