Pase sin llamar...

Hace 4 años

Es curioso como un día te despiertas y todo ha cambiado a tu alrededor, la enfermedad llega a tu vida, te sientes igual que el día anterior pero todo parece diferente; dudas, inquietudes, tristezas, esperanzas...
No podría resumir mi vida en un camino de esperanzas porque a mi lado camina la enfermdad dentro de uno de mis más amados seres y los diagnosticos no dejan lugar a duda: "La esperanza queda relegada a un segundo plano" pero no es así como yo lo vivo ni lo percibo, la esperanza de hacer las cosas bien, de caminar a su lado, incluso ahora que es frágil, que no queda demasiado tiempo, nadie nos puede arrebatar eso.
Hemos disfrutado un gran año, ha podido hacer todo lo que ha deseado y ahora su mente se desdibuja en una maraña de tachones, tal vez en uno de esos borrones me encuentre siempre a mì, mi nacimiento, mi amor incondicional o mi discola adolescencia...yo siempre estaré ahí...tal vez incluso cuando parezca que ya no hay nada y se haya diluido como la tinta en agua...ahí seguiré yo y mi madre, y mis hermanos, y los amigos que no cesan de llamar, y la familia que se ha preocupado siempre.
Lo sé, como puedo hablar de esperanzas cuando parece que ya solo queda esperar el dolor de la perdida..pero...en eso consiste la vida, en saber poner tu mejor cara (no sin esfuerzo) cuando todo se derrumba y ser un pilar para aquellos que necesitan, al final de sus días, un apoyo que no titubee...qué duro, qué intenso, qué triste...pero que necesario y valioso.
No dejeis nunca de ser mejores cada día o simplemente de intentarlo...solo así el mundo crecerá, los comienzos y los finales serán mejores...y la vida, sea cual fuere su naturaleza, principio o destino no podrá dejar de brillar.
Hace 4 años

Tribeka!! Gracias por tu testimonio!! Bellliiiiisimas palabras, y yo desde aqui te prometo q luchare cada dia, y aprendere a givir cada dia mejor, aprendiendo de.todo. graciasss un besooo

Hace 4 años

Siento tu dolor como si fuera el mío. Desahogate, aquí te estaremos escuchando, siempre.un abrazo muy fuerte.

Hace 4 años

Querida Tribeka, que bonito testimonio, y que duro a la vez. Es un maravilloso homenaje. Siento tu dolor como si fuera el mío propio y tus palabras como si las hubiera escrito yo. Que duro es esto. Estoy pasando por lo mismo que tú lo único que mi camino acaba de comenzar.. un camino dificil, ahora lleno de esperanza y de miedo. Aunque esa esperanza hay dias que desaparece de mi vida, me levanto llamandola y no la encuentro.Otros días sin embargo cuando voy a ver a mi padre y lo veo tan bien y tan animado la esperanza vuelve a visitarme.

Gracias por tu testimonio de fortaleza, intentaré grabarmelo en la mente para intentar ser la mitad de fuerte que tú.

Un abrazo y mucho ánimo.

Hace 4 años

Tribeka, tu dolor es compartido por muchos entre ellos yo. Me dicen que nunca hay que perder la esperanza... pero a veces cuesta tanto y mas si no ves lo que tienes que ver. La vida como era hace dos años, sin sufrimientos, sin pensamientos en la cabeza. Aqui nos tienes para hacernos entre todos compañía y así diciendonos algo parece que se lleva un poco mejor, aunque la realidad sigue ahí. Un abrazo

Hace 4 años

Gracis por esa enseñanza que das en tus palabras de ser mejores cada día. Siento en el alma lo que te pasa, pero esa es la vida y se nota que eres buena hija y eso tu papá lo sabe y cuando le toque irse lo hará feliz. Un abrazo

Hace 4 años

Agradezco a esta vida toparme con gente con estos pensamientos/sentimientos. Porque eso es lo que hace girar el mundo. Esa esperanza en la adversidad, ese amor incondicional. Te deseo fortaleza y esperanza inquebrantables. Gracias por tus palabras...

Hace 4 años

Gracias por mostrarte sin vendajes, tan desnuda que todos hemos sentido las heridas de tu piel pero tan hermoso que nos has emocionado.

Algún día por desgracia mis padres o hermana sentirán ese desasosiego, pero sé que aunque mi presencia física se desvanezca siempre estaré en su corazón y lucho cada día por llenarles de mi…nunca nos iremos si nos recordáis… sin estar estaremos…y entonces recordar que os amamos con tanta fuerza que damos cada suspiro de nuestro corazón, cada paso en el dolor, cada penitencia de la enfermedad por robarle un segundo a la vida y regalároslo.

Lo bonito de la vida es la gente que está a tu lado y solo eso es lo que nos apena, el dejaros, no queremos que sufráis… mira a tu familiar y dile… TE RECORDARE CON LA MAYOR DE LAS ALEGRIAS.. y le regalareis unos de los momentos más felices de su vida, pues sin serlo nos sentimos culpables de la enfermedad y del sufrimiento. Culpables de que nos améis y que eso os dañe. El alivio será tan grande que sus ojos reflejaran gratitud.

Un fuerte beso para todos