Y seguimos adelante

Hace 2 años

Hola a todos, me he decidido a escribir hoy, tenía ganas de compartir un poco lo que voy sintiendo, de como va pasando el tiempo y parece que el puzzle de mi vida vuelve a ir tomando un poquito de forma, donde cada día que pasa vuelvo a sonreír un poco mas. Y no solo yo, sino mi familia, mis hermanos que viven fuera, son los que están mas preocupados de como está la mami, de como se siente al vivir sola, porque aunque hayamos estado con ella 3 meses después de irse mi padre, después de navidad ha comenzado a aprender a vivir sola, aunque yo la veo a diario, pero tiene que pasar por ello. Es una mujer que siempre ha sido independiente, es joven, jubilada y recién cumplidos los 65. Para los hijos es duro y más aún si viven fuera como es el caso de mis hermanos. Pero ellos también van levantando cabeza, mi hermana está creando su propio negocio y eso la está dando mucha vida, ilusiones y tiene la cabeza super ocupada, cosa indispensable, y mi hermano, pues con mucho trabajo y como siempre decía mi padre: "la preocupación se quita con la ocupación".
Dentro de la lucha diaria, nos reímos hasta en los momentos mas delicados. Como anécdota, os contaré que ayer fuimos a ver a mi padre al cementerio. Llovía a mares, pero escampó un rato y dijimos mi madre y yo, venga, esta es la nuestra. Total que cogemos el coche, llegamos y justo cuando nos vamos a bajar del vehículo comienza a caer agua que parecía que nos lo echaban a calderazos. Mi madre ni corta ni perezosa dice...., esto me da igual, sale y si la veis, luchando contra el viento, mojándose entera, intentando domar al paraguas que parecía que había cobrado vida propia, yo de la risa no podía salir del coche, a ella la dio también la risa y no había forma de enderezar el paraguas, jajajajajaja. Se volvió a meter al coche y en ese momento deja de llover, ya veis, a la puerta del cementerio, lo que hace un rato de lluvia. Luego entramos y se lo contábamos a mi padre, ahí las dos, sonriendo, aunque mi madre luego tuvo su momento, pero esos minutos luego hicieron que durante el día nos riésemos a ratos contándoselo a los nietos y a mis hermanos por teléfono.
Con éste tostón que os he contado, solo quiero decir que estamos mejor, que es durísimo, pero que recordándole con todo el amor del mundo y sin olvidarnos de lo valiente y positivo que fue, mereció la pena, porque nos enseñó todo.
Sabéis que nunca me olvido de los que estáis luchando, de todos, muchísimo ánimo, Lavita, Pahurtado, Alecoco, Elena, Mary, ruvprada, Mario, magonte, y todos los que formamos esta gran familia, enfermos y familias, que SIEMPRE tengamos un sueño por el que sonreír HOY. Mañana ya llegará, no os parece???
Un beso grande y un abrazo inmenso a todos.
Hace 2 años

Hola querida Marta me alegra saber que estas mejor y poco a poco vas recuperando la sonrisa, me acuerdo mucho de ti y sobre todo de tu madre. Sabes? yo estuve hace un par de findes en Asturias, lo primero que hago cuando llego es bajar a la playa, donde esta Esteban, no podía caminar del aire, imposible me volaba. De repente dije joder Esteban!!!! y paro el aire...............os lo juro. Y pude bajar y estar un rato allí mirando nuestro mar. Ojala yo también encuentre ese sueño o esa ilusión por la que sonreir y que llegue pronto ese mañana.

Un beso enorme amiga, para ti y toda tu familia, uno especial para tu madre.

Hace 2 años

Marta!

Hola amiga, ya tenía yo necesidad de saber de tí. Es estupendo que cada día estés un poquito mejor y tambien es normal que haya días que parece que uno ha dado tres pasos hacia atrás. Pero lo más importante es mirar hacia el frente y saber que la vida es una lucha constante y hay que querer luchar para vencer.Tienes una familia estupenda en la que apoyarte, una madre de la que estar pendiente, eso nos ayuda a seguir, siempre seguir. Un besito querida amiga para tí y para toda tu familia. Hoy te he sentido muy, muy cerca.

Hace 2 años

Marta, me alegro mucho de qué vayas viendo una luz que te saque de la oscuridad profunda que estabas viviendo... el tiempo va colocando cada cosa en su sitio y nos hace ver con más nitidez la realidad. Y la realidad tiene muchas caras, la del dolor que sigue presente pero bajando la intensidad porque de lo contrario no podríamos vivir, y la de la fortaleza del ser humano para abrirse paso frente a las adversidades, sacando esa fuerza interior que nos viene dada y que se pone a prueba cuando algo tan terrible como una pérdida irreparable sucede. Estáis superando las etapas del duelo y cada día encontraréis nuevos motivos para sonreír... y detrás de todo eso, no lo dudes, está la mano de tu padre. Un fuerte abrazo, Marta para ti y tu familia.

Hace 2 años

Hola Marta, Me da mucha alegría ver que poquito a poquito vais superando el dolor tan fuerte que hay que pasar por el necesario duelo. Un abrazo muy fuerte

Hace 2 años

Hola Marta!!!

Me alegró mucho de que las cosas poco a poco vayan mejorando. Me encanta lo del paraguas, claro que tenemos que reirnos, aunque cueste.

Yo al día siguiente de que se fue me fui a mi cada sola, fue muy duró pero también un paso más. Cada uno debemos tener nuestra vida, tenemos familia pero debemos acostumbrarnos a hacer nuestras cosas, nuestras actividades,...

Elena, supongo que días difíciles, parece que cualquier fecha influye el doble. Nosotros nunca celebrábamos san valentón, sin embargo la última foto que tengo de el, es de san valentón del último año, que si lo celebramos. En fin para adelante, a vivir esta nueva vida.

Un abrazo a todos, y debemos sonreír, claro que si.

Hace 2 años

Hola, Marta!!!!

Me alegro muchísimo que sepáis sacar esa chispita de gracia, está guapa la situación del paraguas y eso, no dejemos de soñar en que nuestros sueños se hagan realidad.

Un beso fuerte, fuerte!!!

Hace 2 años

Cómo me ha gustado leerte, Marta!!! Y sí, he sonreído... te da mucha paz acercarte a ver a tu padre, ¿a que sí? ...sabes que él no está en una tumba fría, está con vosotros en cada paso....pero siempre reconforta acudir a un lugar físico a "hablar" con ellos y contarles cómo nos va la vida.

La vida nos empuja con fuerza, amiga, y el dolor se va haciendo más soportable. Sobre todo, a mi me da mucha paz saber que estuvimos con ella hasta el final, que se fue sintiéndose muy querida y que nunca, nunca olvidaremos lo que significó en nuestras vidas.

Un abrazo grande, grande, grande....

Hace 2 años

Hola familia, mil gracias por las palabras que me decís, la verdad que es reconfortante saber que nos acordamos los unos de los otros. Elena corazón, estoy segura que pronto sonreirás, no es fácil, de verdad, pero vas a ver que cuando lleguen esos 2 soles de sobrinos, tu corazón volverá a sentir alegría, felicidad y en cierta medida tu dolor se irá haciendo mas llevadero. Esteban siempre está contigo, y sino, quién paró el viento del cantábrico??? jejeje, mi querida amiga, que para parar nuestro viento del norte....., no te marques tiempo, pronto llegará. Yo me lo propuse por mi, por mi familia, mi madre, mis hermanos, tengo 2 soles de hijos que son mi motor junto a mi marido y no se lo merecen. Mi padre era el hombre mas alegre y positivo del mundo y yo quiero parecerme un poquito a él. Pa corazón, gracias por lo bonito que me dices, es verdad que hay días un poquito menos buenos pero mi sonrisa ahí está. Espero que estés bien, como llevas todo?. Bellaluna, otra luchadora incansable, que tal tus dolores? mil gracias por tus palabras, la verdad que a mi padre siempre le noto muy cerca de mí, es algo inexplicable pero a la vez bonito. Magonte, gracias por alegrarte de mi sonrisa, poco a poco se ve la luz. Solbelén, tú si que eres una luchadora y una valiente por afrontar la situación desde el minuto 1 sola, me quito el sombrero ante ti. A mi se me partía el alma dejar a mi madre sola, y por eso decidí acompañarla junto con mi familia hasta navidad, que vinieron mis hermanos y ya se quedaron ellos hasta el final de las fiestas. Odra corazón, de todo hay que sacar un poco de guasa y risa, es algo que he aprendido en los 3 años de lucha, y mira tú, lo que se puede sacar de un triste día de lluvia, jajajajaja. Mary cielo, ufff, cuanto hablo yo con mi padre, voy todos los viernes, cuando salgo del trabajo, y echamos unas parrafadas, le cuento mis cosas, lo necesito, me hace sentir que lo tengo a mi lado, que se que está ahí, pero a mi me reconforta un montón. Yo también sentí una paz inmensa el acompañarle hasta el final. No quedó nada en el tintero y la dignidad, humildad y valentía con la que se fue, es algo que jamás olvidaré, me enseñó hasta morir con humildad y amor. No recuerdo si os lo he contado alguna vez, pero en el momento que mi padre se fue, no os podéis imaginar el rayo de luz que entró por la ventana y le iluminó, los pelos de punta cada vez que lo recuerdo, mágico fue.

Gracias por ésta charla en la mesa camilla. Un beso enorme

Hace 2 años

Hola Cántabra, he estado leyendo varios de tus testimonios para conocer vuestra historia, la historia de otra familia más sacudida por esta enfermedad. Me alegra que poco a poco os esteís reponiendo de ese duro golpe, que tu madre se vaya adaptando, para ella debe ser lo más duro, que volvaís a recuperar momentos de risas. Habéis luchado mucho, y él lo sabe, y os estará cuidando donde quiera que esté. A seguir así, mirando hacia adelante. Un fuerte abrazo.