Sigo en la lucha

Hace 4 años

Hola, quería contar un poquito mi historia. En junio del 2012 mi madre fue operada de un tumor en la mama y extirparon unos ganglios, en un mes repitieron la operación porque parecía que la zona extirpada no había sido suficiente. Después de eso comenzó a tratarse con una vacuna cada 21 días y todo iba perfecto. Yo en ese mismo verano me note un pequeño bulto en la mama y acudí a mi medico de cabecera que me dijo que apesar de mis antecedentes familiares (porque hay varias mujeres con cancer de mama en mi familia) el caso es que le parecia muy joven con 32 años para padecer uno. Me mando una ecografia y tardaron 3 meses en hacermela y yo veia que el bulto cada vez era mas palpable (yo pensaba que solo estaba asustada y que me imaginaba cosas por el miedo) tenia pequeñas molestias y sentia algo de dolor, pero en la ecografia me digeron que no tenia que preocuparme, me localizaron un fibroadenoma aunque no estaba en la zona de la mama donde yo notaba las molestias. Con esos resultados volvi a mi medico de cabecera que considero que aunque no era importante me derivaría al ginecólogo porque si que el tamaño era grande y queria que le diese su opinion. LLegue al ginecologo que me miro muy sorprendido cuando le comente que sentia dolor en ese pecho y que lo notaba mas grande, me exploro de muy mala gana de forma brusca y dijo textualmente: a usted la duele el pecho porque esta muy gorda, lo que tiene que hacer es comer menos. No iba a negar lo evidente, mi sobrepeso me acompaña desde que era una niña, pero que casualidad que solo tenia dolor en ese pecho y que es donde notaba un bulto. Insisti un poco, mas bien me dio por ponerme a llorar de la impotencia y le decia que yo notaba otra cosa en distinta zona de donde me vieron la lesion en la eco. Al final tras revisar mi historial familiar cedio a mandarme una puncion en la zona que a mi me dolia. Casi un mes para la puncion y me citaron para los resultados para 15 dias despues. Hay que decir que cuando me hicieron la puncion el bulto que yo notaba era visible a simple vista. A los dos dias me llamaron del ginecologo. Que si podia pasarme a primera hora, yo fui asustada, porque me habian llamado y por que el primer encontronazo con ese señor no fue agradable para mi. Llegue y me confirmaron lo que ya me imaginaba, tenia algo que no era bueno y tenian que derivarme al especialista de mamas en el hospital y me tocaba esperar mas aun. Como mi madre seguia en tratamiento preventivo le dige que se lo comentara a su oncologa, por si podia ella mirarme. me cito para un poco despues que la ginecologa del hospital. En noviembre llegue a la ginecologa especialista en mamas y se sorprendio que con el tiempo que llevaba, mas de 5 meses, no me hubieran hecho una simple mamografia. Decidio ese mismo dia que necesitaba una biopsia pero que para no retrasarse mas la iba hacer ella si era palpable. Ya mi mama izquierda doblaba el volumen de la derecha. Me realizo la biopsia y me mando la mamografia. En diciembre del 2012 entro como paciente en oncologia y con las pruebas en la mano me comunica la oncologa que tengo un cancer, que realmente es preocupante y que se plantea hacerme una masectomia lo mas rapido posible pero que como era tan grande y no sabia si podria haberse corrido para otro lado del cuerpo decidimos que empezaria ese mismo dia con quimioterapia y a partir de ahi empezo mi lucha. Me sentia asustada y deprimida, sabia como iba todo, lo acababa de vivir con mi madre, y sabia que se supera, pero aun asi fue un palo para mi. En las pruebas que me realizaron no salio mas problemas, solo me dio positivo el ganglio pero era algo que casi que esperabamos todo el mundo. Hay que decir que lleve el cancer de mama muy bien, tenia mis dias de bajon, pero es que se me juntaban varias cosas en ese momento (mi cancer, mi madre en revisiones, la crisis...) aunque bueno, la quimio al principio me dejaba rota pero siempre me mantuve positiva. Cuando me pusieron la primera vez quimio les costo mucho ponerme una via asi que me pusieron un Port a Cath. Yo estaba tranquila, me evitaba pinchazos estras (odio las agujas). Entro en la segunda parte del tratamiento y comienzan a ponerme el taxol. Me lo ponen un jueves y estoy feliz, esta no me hace vomitar!! Ese mismo viernes me entra un fuerte dolor en el pecho (fumaba mucho y lo achaque a eso) no tenia fiebre y no queria ir una noche de viernes a la urgencia por la cantidad de gente que habria. Esa noche la pase muy mal. Estaba congelada, tiritaba mucho de frio y me dolia al respirar. El sabado segun me desperte pedi que me acercasen a la urgencia. Alli dige que no tenia fiebre pero nada mas ponerme el termometro daba 39 asi que comenzaron las pruebas. Estuve mas de 12 horas en urgencias, en el sillon de la sala de espera, congelada y tiritando de manera bestial y me sentia mal porque tenia a mi madre alli conmigo y a mi hijo fuera esperando a ver que pasaba. A la noche me meten en una sala y me dicen que tengo algo de infeccion pero que no saben de donde me viene. me dejan la noche en observacion y al estar medicada dormi bastante bien. Empezo a caerme la tension arterial y a elevarse la temperatura. A la tarde siguiente estaba ya en la uci con vias por todos lados y una yugular que me resultaba incomoda. Tenia un Shock séptico. Empezaron a administrarme antibioticos de ampio espectro. Tengo un recuerdo bonito de la uci. Lo pase fatal y lloraba y lloraba porque me queria ir a casa, yo solo habia sido hospitalizada solo cuando tuve a mi hijo y fueron dos dias y podia valerme por mi sola, en la uci uno esta en una cama llena de cables y vias, y con unas convulsiones que daban miedo. Pero los enfermeros fueron todos super agradables, y venian a animarme y sacarme sonrisas. Estuve 5 dias, que me parecieron siglos, pero me consiguieron estabilizar y me quitaron el porta porque parecia ser que la infeccion venia de eso. Me mandaron a planta de oncologia y entonces llore porque preferia seguir en la uci, me sentia mas arropada la verdad. JA JA JA tuve unas reacciones muy infantiles en esos dias. Mi hijo venia a verme todos los dias (tenia 15 años entonces) salia del instituto y comia corriendo para venir conmigo y empece a sentirme fuerte de nuevo. Insistia en que queria irme a mi casa, el alta llego 15 dias despues de entrar por urgencias, pero con la condicion de ir a diario al hospital a seguir poniendome el antibiotico. Con todo esto, tarde un mes en volver al tratamiento con taxol y empezo a salirme pelusilla en la cabeza. Empezaba a sentirme vencedora. Le iba a ganar la partida al cancer ya aunque solo fuera por cabezoneria. La quimio funciono genial, todos estabamos contentos, me hinche mucho con el taxol y despues de pasar por el trauma de estar hospitalizada decidi que si aguante 15 dias sin fumar no iba a fumar tampoco despues de salir, asi que venci tambien mi gran adiccion al tabaco, solo que mi ansiedad la mate comiendo hasta que me ponia mala. Asi que engorde y engorde y estaba con las piernas super hinchadas... los ultimos meses de tratamiento me encerre en casa, me sentia torpe y solo me apetecia estar tumbada. LLego el fin del tratamiento y ya el tumor no era visible ni en las resonancias ni en las mamografias. Aun asi optaron por hacerme una masectomia radical y que me recostruirian el pecho en la misma operacion, habia un problema... estaba demasiado obesa para una recostrucion con un injerto del estomago y mis mamas eran muy grandes como para reconstruirla solo con el implante de silicona, ademas aun tenia que pasar por unas cuantas sesiones de radioterapia que podria alterar el implante. Se tomo la decision de usar el colgajo de la espalda y usar ese injerto para dar volumen a la mama y usarlo de paso para protejer la protesis de la radio. Ingreso la tarde antes a la operacion algo nerviosa, pero al dia siguiente entre y sali del quirofano sin problema alguno. Me sacaron con una bomba que me permitia a mi misma administrarme calmante si sentia dolores, pero a mi no me dolia nada, tenia molestias, pero me encontraba genial, los unicos dolores eran porque tenia que estar todo el tiempo en la cama y ya me tiraba toda la espalda. Analizaron todo lo que me extirparon, no habia cancer por ningun lado. 22 ganglios me extirparon pero daban negativo igual que la mama, estaba contentisima y bromeaba diciendo que si no estaban mal que me los devolvieran que eran mios :) Cuando por fin me dejaron levantarme empece a obsesionarme con la reconstrucion. No me gustaba, era muy muy pequeña a comparacion con mi mama derecha y a pesar de que los doctores me decian que luego me igualarian mi otra mama yo solo pensaba que no me gustaba y encima llevaba una cicatriz desde la axila hasta mitad de la espalda. Llego el alta, por fin en casa (con los drenajes de la operacion, pero en casa) Mi madre empezo a tomar xeloda, tenia una metastasis en el higado. Asi que parecia que nos estabamos turnando con los tumores y empece a agobiarme. Aparte se me necroso la piel que cubria el injerto y tenia que ir a curarme hasta el hospital cada 3 dias y tuve problemas con la radioterapia por que no podia empezarla con esa herida abierta. En diciembre del 2013 justo un año tras empezar con la quimio empece a radiarme. Todo fue muy bien. Al empezar el 2014 daba la batalla por ganada, aunque me sentia mal por mis pechos y empece a deprimirme, ademas mi madre no toleraba bien las pastillas y volvieron a inyectarla quimioterapia todas las semanas. La protesis me quedo feisima asi que el plastico me dijo que tenia que adelgazar y fui al endocrino a ponerme a dieta y empece a salir a caminar, pero me dolian las piernas que seguian hinchadas y no andaba mucho. paso medio año, miraron los plasticos posibilidades para arreglarme la reconstrucion y luego igualar la otra mama, pero en ese tiempo di positivo en la prueba genetica. Como prevencion se me recomienda realizar una masectomia en la mama derecha y operarme de los ovarios antes de llegar a los 40 años (para no someter a los huesos a una menopausia tan pronto) No tengo inconveniente, ya tenian que operarme el pecho para igualar el tamaño asi que directamente era extirparlo y hacer otra reconstruccion, ademas sin haber quimioterapia de por medio seria mas sencillo. El problema sigue siendo el peso, perdi un poco de peso pero recupere el doble, me animo y me apunto con una amiga a un gimnasio y cambio de dieta, aun asi no consigo bajar peso. Lo bueno es que rompi el bucle en el que estaba de encerrarme en casa. Me sentia bien, empezo a remitir la hinchazon de las piernas y hacer ejercicio y estar con mas gente en el gimnasio me estaban levantando el animo. En Julio de este año empece a sentir fuertes dolores de cabeza al principio no le di importancia, seria el cambio del tiempo o que no dormia bien... seguia con el gimnasio y no adelgazaba asi que el plastico me mando al cirujano para valorar una operacion de estomago. El dolor de la cabeza seguia ahi, y cada poco tiempo me daba un dolor muy fuerte en la parte de arriba del craneo y avanzaba hasta la nuca, tenia que tumbarme y esperar unos minutos a que se me pasara el dolor, empece a mosquearme. Me sentia irritada, todo me sentaba mal, me daba rabia hasta que me hablaran. Fui a mi medico de cabecera y me receto un relajante muscular para que me ayudara a dormir y algo parecido al ibuprofeno para los dolores. Como mi madre sequia con su tratamiento le comento al oncologo lo que me estaba pasando y este me hizo ir un par de dias despues para hablar conmigo. Yo me sentia bien, con el diazepan dormia genial, se me paso el dolor de cabeza, bueno tenia como una pequeña jaqueca constante, pero el dolor fuerte que me hacia tener que tumbarme se me habia pasado, y seguia acudiendo al gimnasio sin problemas asi que... le dige al doctor que si que me llevaban dos meses dando dolores de cabeza, pero que parecian que al descansar en condiciones habian desaparecido y dijo que si se me paso el dolor no seria nada grabe. Yo no le comente que seguia con una pequeña jaqueca todo el dia, me habia acostumbrado a ella y no me creaba molestias. Aun asi me dijo, si vuelve el dolor vienes corriendo a hablarlo conmigo. Estuve bien una semana. Un dia en el gimnasio me senti muy mareada, casi me caigo pero tras estar un par de minutos sentada se me paso, asi que lo que hice es tomarme la tension que me dio un poco bajita y achaque a eso el mareo. Poco a poco la intensidad de la cabeza empezo a intensificarse, volvi a encerrarme en mi cuarto, me daban mareos y me caia, me daba miedo caerme en la calle sola, solo salia a cosas necesarias y acompañada de mi hijo o una amiga. En tres dias termine todo el dia metida en cama llorando de los dolores de cabeza y cuando me levantaba a cualquier cosa tenia que volver corriendo a la cama porque me caia, me llegue a caer unas cuantas veces y a la semana empece a vomitar por las mañanas al despertar. Acudi al oncologo que me mando un tac de inmediato y al dia siguiente me cita para los resultados, yo ya me temia tener algo en la cabeza, era como 2 + 2 son 4, y con lo que llevaba ya vivido... Fui al medico con mi hijo, ya es un hombreton de 16 años, por si me mareaba no ir sola. El oncologo nos recibe nos mira y me dice lo siento mucho, tenia que haberte mandado el tac cuando viniste el otro dia. No creo que tuviera que disculparse, yo dige que remitieron los dolores de cabeza, asi que le quite hierro al asunto. Tenia lesiones en el cerebro... no uso la palabra tumor ni metastasis en ningun momento, pero solo oir las palabras lesiones ya sabia que me estaba ocurriendo. Es septiembre del 2014 justo un año después de que me quitaran el pecho que dio negativo pero tenia metastasis en el cerebro. No se si fue porque iba con mi hijo y no queria preocuparle o es que yo no terminaba de asimilar que volvia a estar enferma. Pregunte si era operable (NO) pregunte si tenia cura (NO). Me recetaban xeloda y no se que mas, yo asentia cuando me decia si me quedaba claro, asentia pero era como si no estuviera, esa no era yo, no queria plantearme otra vez la palabra cancer. Me iban a inyectar una vacuna cada 21 dias y empezaba en ese momento. Ya en mi era un habito, me llamaron para tratarme, bromeamos sobre que me he dejado las venas en casa y estoy hora y media con el goteo mientras mi hijo empieza a llamar a todo el mundo para contar lo que me pasa y a preguntarme a mi que son las lesiones... Cuando llego a casa leo bien el informe del medico y hay lo pone, metástasis en el cerebro y es múltiple, se me saltan las lagrimas pero ya que una a aprendido a sonreir entre lagrimas le digo a mi madre: Mama tengo las neuronas jugando a la pelota y por eso estaba mala :) a mi hijo le explico que tengo lo que su abuela, solo que yo lo tengo en la cabeza y empiezo a bromear con que si no puedo leer le voy a comprar una grabadora para que me lea los libros. Aun asi, en ese momento no era consciente de que me estaba pasando, lo vivia como en 3ª persona. Estos últimos días han vuelto a ser caoticos, prueba por todos lados, todos los dias en el hospital, información sobre el tratamiento (aqui reacciono) me citan para consulta de radioterapia, es la único tratamiento que me puede venir bien (me van a radiar el cerebro, me siento angustiada) En consulta me explica como sera el tratamiento, que puede volver a dolerme, ya hablamos en términos como cáncer, tumor, metástasis y me dice que si tengo dudas o que si quiero saber algo. Tengo mil dudas, tengo mil preguntas, tengo mucho miedo, pero no puedo hablar, solo puedo llorar desconsoladamente y preguntarme porque yo. Le digo que no puedo hablar aun de ello sin romper a llorar, que me explique un poco todo aunque realmente no se si estoy escuchando. En la cabeza solo tengo que se me va caer el pelo, que me van a dar esa mierda en el coco y me van a dejar tonta. En ese momento mi cuerpo empezo a sentir panico. Me hablo de que una lesion es bastante grande y que puede dar problemas en la radioterapia, que si me pongo mala vaya corriendo a urgencias por que lo mismo es necesario ponerme una valvula (Una valvula en la cabeza????) casi me levanto y salgo corriendo. Me pregunta con quien vivo, que ayuda tengo... Vivo con mi hijo de 16 años y con mi madre que tiene 64 años, tiene artrosis y esta luchando con su metástasis... (me empiezo a sentir sola y desesperada) Me cita para la simulación y yo vuelvo a casa. Por el camino voy pensando que con la radio van a volver los dolores y mareos, que me van a poner una valvula en la cabeza (a mi que todo se me infecta) que me voy a quedar sin pelo, que tengo que volver a ir a diario al hospital, que volvere a quedarme encerrada en casa (la doctora de radio me dijo que moderase el ejercicio asi que dejaria el gimnasio). Cuando vuelvo a casa estoy hundida, lo veo todo negro y la idea de la valvula sigue ahi. Decido buscar la valvula por internet, quiero saber como es, tengo curiosidad. Se que no hay que mirar informacion sobre la enfermedad en internet, al menos no en cualquier sitio porque pueden poner cualquier barbaridad. Entro en un estado de crisis, acabo de ver una pagina que habla sobre la supervivencia a una metastasis cerebral.. ufff, lloro y me desespero, me estoy muriendo, me estoy muriendo y que va a pasar con mi hijo. Se me cae el mundo entero en ese momento y empiezo a hacer planes, a pensar que tengo que organizar para dejar todo en orden. Pero no paro de torturarme con que me estoy muriendo. Me paso dia y noche llorando, muerta de miedo, desesperada y sola... Esto fue ayer :) hoy pedi que me adelantaran la cita con el oncologo y al hablar con el me a explicado que NO me muero. Me lo ha tenido que decir unas cuantas veces porque yo insistía. Ahora mismo estoy aquí, casi las seis de la mañana y aun sin dormir. Ya se me paso el pánico pero aun asi son muchas cosas por asimilar. No me pueden operar del estomago, ni del pecho... no seria buena idea interrumpir ahora el tratamiento. No se que va ser de mi futuro, porque cuando empece con el cáncer de mama ya había agotado el subsidio y no supe donde acudir para que me proporcionasen una ayuda, así que me enfrento otra vez a un cáncer sin tener si quiera una mínima estabilidad económica (me estresa bastante eso la verdad) y bueno yo me veia ya sufriendo con la operación de estomago pero me visualizaba mas guapa con el pelo largo y quería teñirme el pelo de color rojo, me veía estupenda con mi pecho arreglado y olvidándome del cáncer. Ahora todo eso tendrá que esperar un poco mas y quizá tenga que buscar nuevas formas para conseguirlo, pero con mas o menos lagrimas seguiré sonriendo, porque sigo en la lucha y tenga o no tenga pelo me ha dicho el oncologo que puedo seguir en el gimnasio y haciendo una vida normal y como ya tengo muy vistas las cuatro paredes de mi cuarto no pienso quedarme otra vez encerrada. Se que mi situación no es fácil, que lo que tengo no es una gripe que se me vaya a curar mañana y se que tendré bajones, pero se también que estoy en buenas manos, que me trata gente muy atenta y amable y sobre todo se que mi hijo siempre esta pendiente de mi. Si los demás luchan por mi, ¿quien soy yo para rendirme?
Hace 4 años

Hola Irene,

"Ahora mismo estoy aquí" y eso es lo que importa, recuérdala siempre tus palabras. No estas sola, estás con tu madre y tu hijo.

Tenéis un cuadro complicado, ¡pero en peores plazas has toreado!, ahora es cuestión de volver a intentarlo otra vez, y a poder ser ser con la ayuda de los servicios de Psicooncología del hospital o de la aecc.

Es normal que tengas mil y una dudas sobre el diagnostico que te han dado, es lógico que tengas miedo al no tener respuestas a esas preguntas, por ahora, todo llegará.

En mi opinión te aconsejaría, que enfocaras la situación por partes y prioridades: A un lado dejaría el pelo y el tema del sobrepeso, porque son problemas reversibles. No adelantaría ningún acontecimiento, porque ni aún sabes lo que va a pasar, ni cómo te va afectar, y, respecto a la válvula en la cabeza: puede ser que si, o que no te la pongan ¿entonces, qué sentido tiene pensar en una cosa que está por ver? De esta forma únicamente te sugestionas, con problemas que aún no tienes, pero en cambio los padeces y los sufres.

Quedarte encerrada: en casa es una opción que está en tu cabeza, tú tienes la llave, y si ya has salido una vez ¿por qué no vas a poder salir de ésta otra vez? Es cuestión de intentarlo.

Una buena noticia es que no te mueres, y puedes hacer una vida normal, te la a ratificado el oncólogo, y es una de las mejores noticias que te puede dar, ¡ya tienes un pilar donde agarrarte! para coger fuerzas otra vez.

Respecto al futuro, pues será cuestión de plantearlo, ya sea en servicios sociales, en la aecc donde posiblemente te podrán asesorar.

Eres muy joven, y te quedan muchos años por delante. El pelo crecerá, y si lo quieres rojo, ¡pues rojo!, de momento tendrás que ponerte una peluca verde, de color esperanza.

El peso ideal es el menor de tus problemas, ¡porque no existe!, y no se puede corregir de la noche a la mañana, sino de forma constante y progresiva como lo estavas haciendo, ¡porque voluntad te sobra!, estoy seguro de que lo conseguirás!. Además tienes motivos por los que luchar por ti y por tu familia, no te queda otra que salir y dar ejemplo.

Con la mejor de las suertes en esta nueva batalla ¡Un fuerte abrazo Irene!

Nunca no puedo! Quien resiste gana. No importan como comienzan las cosas, sino como terminan.

lllhuysilll@gmail.com

Hace 4 años

Hola otra vez Irene,

Bienvenida al club, muchísimas gracias por contar tu historia, con la que estoy seguro de que has ayudado a muchas personas que de una forma u otra, hemos o han pasado más o menos por las mismas adversidades que mencionas.

Hay historias clínicas sencillas: un síntoma, un diagnostico, un tratamiento, una recuperación, unos controles y punto.

Hay historias que son punto y aparte, parten de unos antecedentes familiares, "qué deberían" tenerse en cuenta. Médicos de cabecera , "qué deberían" coordinar mejor sus recursos, qué esto no es nuevo, no es por la falta de recursos que presenta la crisis, ¡sino por falta de criterio! que presentan algunos facultativos, que sólo saben tratar con gripes y dar altas y bajas médicas, les da miedo solicitar una prueba de diagnostico con urgencia.

Radiólogos, entre otros especialistas "qué deberían" esmerarse más a la hora de realizar las ecografías, y radiografías.

Médicos "qué deberían" primeramente medir más sus modales y palabras, a la hora de tratar con personas y segundamente, esmerarse más a la hora de realizar su trabajo, ¡que creo que es vocacional! y qué casualidad que su falta de tacto es proporcional a su miopía, cuando tienen una evidencia clínica delante de sus narices, ¿tal vez es que sea cuestión de olfato? y es el paciente, el que tiene que ofrecer el segundo punto de vista: lamentable.

Hay pacientes "qué deberían" pesar menos ¡"culpables"! sin lugar a dudas de todas sus desgracias.

Pero bueno, tiene que haber de todo, afortunadamente también hay personas más capacitadas a la hora de efectuar su trabajo, comprensibles con sus pacientes, coherentes con sus actuaciones, conscientes de sus actos, con tacto en sus manos, serias y responsables con su trabajo, y además también son médicos; pero estos lo son de verdad, no resultan un fraude a la seguridad social, ni al sistema sanitario, no son unos fantasmas con una bata blanca; sino todo lo contrario te pueden salvar la vida.

Un pinchazo sin pinchazo, no es un pinchazo, como no lo es un corte de pelo, sin corte de cabellos, pero bueno, hay personas que por miedo a las agujas mueven las venas, por tener unos brazos gruesos esconden las venas y finalmente la quimioterapia que las deja como las deja, de forma que una simple vía puede resultar una odisea, no más de tres pinchazos por la misma persona, es la norma, pero como todo norma tiene sus excepciones, y hay personal de enfermería que dan siempre en el blanco y a la primera: ya puede ser con un recién nacido, un niño histérico, una persona complicada, las venas de un abuelo que se ven a simple vista y al pincharlas, pffff o las de un paciente de oncología.

Las visitas a urgencias es lo que tienen,muchos pacientes para poco personal y menos camas, no es justificable pero es lo que hay por ahí, y cada vez va a peor la cosa, la medía de una consulta a urgencias normal: entrada, diagnostico inicial, analítica y placas está entre unas 4 o 6 horas... si todo va bien, si tienes la suerte de coger a una médico libre, como esté en el quirófano, o la prueba que tengas que hacer, sea una ecografía, pueden ser otras 6 horas, sí unas 12 horas, es lamentablemente pero es lo que hay. El problema es tener a una persona 12 horas esperando con fiebre.

Las estancias en semicríticos o críticos son peculiares, pero tienen su encanto personal: una vez una persona que vino a verme me preguntÓ ¿si no me daba miedo estar ahí? Miedo de qué, ¡me río de las habitaciones del pánico! ésta tiene los cristales no blindados, sino aislados para aislamiento nuclear, puedes hacer una radiografía si quieres, qué de ahí no sale nada, y el botiquín, ¡aquí tengo de todo!, por no hablar el instrumental médico, más que considerable, por no hablar del confort, aire acondicionado ultra silencioso y de calidad, y la cama qué, ¿dónde se ha visto una cama con mando a distancia y memoria?, esto ya es el último grito, el no va más. Lo único qué no terminaron de convencer fueron las vistas; eso de que lo primero que ves al despertarte sea un desfibrilador... da un no se qué.

Respecto a lo de la pelusilla en la cabeza:en mi caso, con la mascarilla de oxigeno ¡muy mal!, intenté hacer una terapia de tratamiento de oxigeno para la piel, y nada, no dio el resultado esperado, y sí que es verdad que tanto cable es un lío y resulta un tanto embarazoso, pero bueno, qué todo sea eso.

Normal que la echaras de menos cuando te cambian de habitación.

Muy bien por dejar de fumar! eso es todo un logro, que posiblemente si no fuera por el cáncer nunca te lo habrías planteado de realizar, y gracias al cáncer, pues todo oo malo tiene algo bueno: has dejado de fumar y muy posiblemente te haya salvado de una muerte segura.

Son tantos los males que tiene un paciente, que siempre se olvida de contar algunos, tal vez los más importantes, pero le puede pasar a cualquiera.

Con la mejor de las suertes en esta nueva batalla ¡Un fuerte abrazo Irene!

Nunca no puedo! Quien resiste gana. No importan como comienzan las cosas, sino como terminan.

lllhuysilll@gmail.com

Hace 4 años

Irene, bienvenida al club. Como siempre digo, no nos invitan a entrar, de un empujón nos meten dentro.

Gracias por tu testimonio, por contar tus bajones y sobre todo por compartir ese espíritu luchador. Sigue adelante y aquí estamos para apoyarte cuando necesites de amigos, que aunque no nos conozcamos en persona, compartimos mucho.

Como te dice Ruben ponte en contacto con la AECC, 900100036, y a ver si te orientan en qué ayudas puedes solicitar.

Un abrazo enorme y siempre palante?

Hace 4 años

No ha salido mi nombre. Soy Bellaluna.

Hace 4 años

Bueno si no me a puesto el nombre es que el sitio web ya me a cogido confianza no? jeje Gracias por vuestro apoyo :) besos