Tan solo cinco minutos

Hace 2 años

Hola a todos/as!
He de reconocer que antes de escribir el testimonio de hoy, no me venía clara la idea de qué título o significado ponerle a lo que hoy quería compartir con ustedes. Entrando en la web de la asociación y viendo la campaña "tan sólo cinco minutos", me vino como anillo al dedo.
Paseando por mi ciudad el sábado, encontré a chicos y chicas trabajando para la asociación en la captación de socios a pie de calle. No es tarea fácil para ellos tanto para ganarse el pan como para captar socios. Siempre intentaban parar a la gente con preguntas como "¿tiene un minuto para la lucha contra el cáncer?". Mucha gente les ignoraba, otros huían despavoridos casi como pensando que les iban a atracar, otros decían: "tengo prisa. En otro momento", sin apreciarse realmente que tuvieran prisa. Otros cordialmente sí decían que tenían prisa ,y se les notaba. Otra gente se paraba a escuchar. No tienen por qué hacerse socios, pero sí tal vez mucha gente escuchar para conocer un poco más. Porque no sólo se les puede dar información de cómo hacerse socios, sino también información sobre prevención primaria y secundaria. Que quizás con "tan solo cinco minutos" podemos aprender para nuestro bien.
Hoy día vivir en occidente tiene eso, que no tenemos ni un minuto ni cinco para escuchar, empatizar, compartir... Sí para estar atrapados en el WhatsApp largos ratos. Tal vez nos estamos perdiendo muchas cosas, que a lo mejor con un minuto podría ser suficiente.
Mucho ánimo con la campaña que a nivel de promoción para la salud y de estudio de hábitos será de gran herramienta. Y mucho ánimo a los trabajadores y voluntarios de la asociación.
Un abrazo a todos/as!
Hace 2 años

Hola, subcribo cada palabra de tu testimonio. Llevamos una vida de locos en la que no nos paramos a pensar en nada ni en nadie. Gracias por recordarlo. Un abrazo

Hace 2 años

Totalmente de acuerdo contigo, cuanta razón!

Hace 2 años

Yo reconozco que soy de las que huye pero normalmente porque no tengo tiempo... pero bueno, al menos intento concienciarme y ayudar como puedo en la medida que puedo y tengo... pero tienes toda la razón. Un abrazo

Hace 2 años

Jo, no os echéis encima, pero yo siento disentir...que a mí, si me dan un folleto, lo cojo y lo miro en casa; pero no me gusta nada que me aborden por la calle, lo siento mucho, pero creo que se está abusando de esta práctica cuando caminas por el centro y en quince minutos te han parado 3 veces.

Dono a la AECC cuando hacen marchas solidarias en mi ciudad y a las chicas que están en el hospital (super amables y super respetuosas con tu 'espacio'), ahora tengo una melena larguísima para donarla en septiembre para hacer pelucas, pero no me ha hecho falta que me paren por la calle. Fui socia de Unicef y me borré por lo pesadísimos que terminaron siendo. En cambio, durante la universidad fui voluntaria en una asociación local en la que trabajábamos con personas con discapacidad psíquica y valoré mucho el trato que me dieron como voluntaria, sin ser nada 'pesados'.

El problema es, en mi opinión, que se está abusando de esta práctica y consigue un efecto disuasorio. Ocurre con la publicidad en muchos medios. En mi opinión, se conecta más con el público objetivo a través de acciones puntuales bien desarrolladas, el mejor ejemplo son los virales de Internet, que directamente no te hace falta apenas difusión...