Torta de garbanzos para desayunar.

Hace 6 años

Hace ya bastante tiempo que cada sábado cuando voy a comprar el pan, me suelo pedir también una torta de garbanzos.
No es que tenga pasión por dicha torta, todo lo contrario, encuentro en esta desde que era niño un sabor no muy agradable y soso que nunca me ha gustado o me ha llamado la atención.
¿Curioso verdad?, después de tanto tiempo continúe comiendo esta torta y más aun sabiendo que apenas me gusta habiendo otras cosas para comer; Mí pregunta llego hará unos dos meses cuando quede mirándola y me pregunte ¿por qué?
Mi respuesta llego en decimas de segundo a mi mente y comprendiendo esta, la respuesta a todo esto se trataba de que cuando era un niño y marchaba con mi padre al campo, al pasar por la panadería este compraba una barra de pan y una torta de garbanzos la cual comíamos juntos luego sobre media mañana a la sombra de algún pino.
Creo que como esa dichosa torta pues esta me hace recordar esos días los cuales ambos salíamos de casa para ir a trabajar y sobre todo ese momento en el cual la comíamos sentados bajo la sombra de un pino, admirando el paisaje y disfrutando de ese momento en el cual ambos comíamos, observábamos los campos, disfrutábamos del momento y sobre todo nos teníamos el uno al otro.
A fecha de hoy llego a casa y veo a mi madre sola sentada en el sofá viendo la tele o medio durmiendo; Mí pregunta: ¿Qué tipo de vida es esta que nos hace o tenemos que conformar? No lo sé, no le veo sentido, al igual es que yo no me conformo y este es mi problema o quizás que no acepto, no acepto ciertas cosas como que una persona tenga que sufrir tanto para su final sea su fin. No comprendo, no puedo entender ciertas cosas.

Gracias a todos por ser ,estar y saber estar.
Saludos y un Fuerte abrazo a todos.
Hace 6 años

Yo tampoco me conformo, Fram. No creo que eso sea un problema, si no la manera de luchar y seguir hacia delante. Cada día me cuesta más aceptar lo injusta que es la vida con algunas personas. Ese mismo dolor me hace también cada día más fuerte. No lo acepto, ni lo comprendo, ni me conformo, pero intento ver el lado positivo siempre. Tal vez mi hijo no tenga una adolescencia y una juventud como los demás, tal vez tenga un futuro incierto... pero es mucho más maduro que los chicos de su edad, más íntegro, más solidario, más valiente, más luchador. Si no hubiese sido por esta maldita enfermedad, yo no hubiera conocido esa parte de su personalidad.

Tampoco os hubiera conocido a vosotros, que tanto apoyo me habéis dado en los momentos más duros.

Un abrazo, Fram y siempre PA´LANTE

Hace 6 años

Creo que el truco está en transformar tu dolor en tu fuerza. Dicho así suena fácil, pero hacerlo ya es otro tema. Es cuestión de ir poco a poco, paso a paso, tomarlo como un camino que tienes que ir recorriendo poco a poco. Vivir día a día e intentar disfrutar todos como si fueran el último. Y así tal vez algún día te descubras sin entender eso, pero disfrutando por si ese día es el último. Para mí es algo que tiene mucha lógica, aunque a lo mejor para vosotros al leerlo os resulte un galimatías inentendible.

Besos

Hace 6 años

Hola Fram, que alegria verte por aqui. Entiendo esa fustración e inconformidad ante lo injusto de la enfermedad y el dolor, sobre todo cuando el que sufre es alguien querido, pero estas son las cartas que nos han tocado en el juego de la vida y como no las podemos cambiar, lo mejor es intentar jugar lo mejor posible y si podemos ganar la batalla pues mucho mejor y si no, resistir y tirar para adelante siempre.

Un beso gordo

Hace 6 años

Fram : no tienes por que conformarte con lo que no quieres, esto es algo que no buscamos, y por ese

motivo nos tenemos que revelar, si seguimos con la rutina de la vida, le damos alas para volar, pero si

nos revelamos le cerramos las alas, y podemos mandar nosotros, por eso de conformarse nada, asi que

prueba las tortas de anis que estan mas ricas, un abrazo y PA LANTE