Valientes

Hace 1 año

Han pasado muchos años, 17 para ser exactos pero no he dejado de recodarlo en cada segundo de vida que he tenido desde entonces.
Era demasiado pequeña para saber lo que era el cáncer, para entender con seis años que estaba pasando, pero si era capaz de saber que no significaba nada bueno.
Recuerdo el primer mes en el hospital en busca de un diagnóstico, recuerdo aunque ella no lo sabe a mi madre llorando cuando se enteró de que era un linfoma, recuerdo los problemas para operarme por lo bajas que tenía las defensas y una reacción alérgica y recuerdo la quimioterapia, recuerdo ese año acompañado del color naranja del tratamiento y lo mal que “sabía”.
El cáncer me marcó de por vida. Han pasado años y lo superas, y vives, pero no olvidas. Admiro a toda esa gente que lo supera, que lucha, que sonríe a la vida. A mí durante años no me dio valentía, me dio miedo. Cada vez que volvía al médico, cada susto a lo largo de estos años de una posible replica, ese diagnóstico equivocado hace dos años de otro cáncer, todo eso me dio miedo y me refugié en el miedo para “sí pasaba algo” enfrentarme a ello.
Y me equivoqué. Me equivoqué en vivir con miedo y en preguntarme ¿por qué a mí? Y se me había olvidado esa niña valiente que aunque se escondía antes de las sesiones de quimio aparecía 5 minutos después dispuesta a ese tratamiento y a vivir.
Hace años que soy voluntaria en la AECC, no como me gustaría, porque a veces no tienes el tiempo para tener toda la implicación que quisieras, pero la verdad es que desde que fui enferma quise formar parte de esta asociación. Porque fui niña, enferma de cáncer, cuando el cáncer no formaba parte del día a día de la sociedad, cuando la quimioterapia era generalizada, cuando las salas de enfermos eran deprimentes, y juntaban a toda clase de enfermos y edades en una sala gris de la que todavía no he olvidado el olor.
Desde entonces he vivido el cáncer desde el otro lado, como familiar, como amiga, como extraña.
Hemos avanzado mucho, hemos conseguido un apoyo psicológico que considero que es vital para afrontar esta enfermedad en nosotros o en familiares, hemos conseguido una sociedad comprometida, luchadora y valiente, hemos logrado que las salas sean más agradables, que los niños tengan juegos y puedan estar entretenidos y lograremos que cada vez seamos más y más los supervivientes de esta enfermedad.
Mi testimonio ya hace mucho que está “caducado” pero sólo quería daros todo mi ánimo y mi cariño, mandaros toda la fuerza y la mayor de las suertes. Y que claro que a veces se perderán las fuerzas y el optimismo, claro que se tendrá miedo, pero eso significa que estamos vivos.
Desde aquí pedir más y más investigación. Esto no es cuestión de rentabilidades, es cuestión de vidas y eso siempre debería ser lo más importante.
Ánimo. Enfermos y familiares sois todos unos valientes increíbles.
Hace 1 año

Hola anfeba, muchas gracias por participar en nuestra página. Y gracias, por supuesto, por ser voluntaria AECC. En esta comunidad puedes hacer una gran labor también, apoyando, escuchando, compartiendo…Esperamos verte mucho por aquí. Un saludo

Hace 1 año

Anfeba, que bonito testimonio,que bien expresado. Hace 17 años y sin embargo el recuerdo es tan nítido que parece que fue ayer... es lo que ocurre con las cosas que te marcan en tu vida, precisamente por eso te marcan, porque no se pueden olvidar, te acompañan en cada paso que das. El miedo es inevitable cuando se enferma de cáncer, la sola mención de la palabra "cáncer" te lleva a pensar en muerte, en sufrimiento...y a no ser que seas de piedra, tiemblas de miedo. Pero desde el momento que empiezas a asimilarlo, desde que decides decir si a los tratamientos, a las operaciones, estás venciendo ese miedo, estás aprendiendo a ser "guerrero" y a vencer tus batallas... la guerra en otra cosa, esa no todos logran vencerla, pero intentarlo siempre hay que intentarlo. La vida está llena de héroes anónimos que supieron vencer el miedo, y una de ellas eres tú. Gracias por tu testimonio, que para mi no está caducado, está vivo, tan vivo como tú. Me uno a tu petición y a tu deseo, necesitamos que se siga investigando, hoy mejor que mañana, porqué como tu dices Anfeba, esto es cuestión de vidas no de rentabilidades. Un abrazo compañera y gracias de nuevo.

Hace 1 año

Hola!! que palabras tan bonitas has escrito, que sentimiento tan especial y que valentía la tuya el estar contándonos una experiencia tan dura en tu niñez. El miedo es libre y si pasas esa experiencia tan brutal, es todavía más lógico que se adueñe de tu vida, de tus pensamientos y tu forma de actuar, pero has sabido vencerlo, has sabido ser VALIENTE y lograr que tu generosidad ayude a otros enfermos y familiares que tanto necesitan ese testimonio, tu testimonio de vida para poder decir "si se puede". Hoy en día los avances son brutales respecto a hace 17 años, y se necesita que cada día sean más y más, para poder dar a todos los valientes la oportunidad de seguir adelante.

Me uno a tu petición y te doy las gracias por entrar, por ofrecer tu apoyo, por tu valentía.

Un abrazo

Hace 1 año

Anfeba,

Enhorabuena por vencer. Me uno a tus palabras, a tus miedos y a tus alegrías.

Un abrazo

Hace 1 año

Mil gracias por tus palabras y mil gracias por ser voluntaria.

Hace 17 años lo viví como familiar y hace tres me tocó ser paciente y estoy contigo que los tratamientos han cambiado y para mejor.

Eras una niña y has sabido aprender lo que esta enfermedad te enseña, a algo tan simple como vivir.

Ojalá se invierta en investigar porque capacidad y voluntad hay pero el dinero se va en otras cosas.

Un abrazo y no cambies

Hace 1 año

Hola anfeba,

Muchas gracias por explicar tu testimonio y hacernos partícipes de que: si se puede!

Eres una gran luchadora y ayudarás a muchos padres que estén viviendo con sus hijos situaciones similares.

Se necesita más investigación y medios para conseguir vencer a esta durísima enfermedad.

Un fuerte abrazo y gracias de nuevo.

Hace 1 año

Hola, tu testimonio no está caducado. Es un aliento para mucha gente de que se puede curar, junto con tu generosidad de ayudar a los demás. Eres un gran ejemplo. Un abrazo muy fuerte

Hace 1 año

Hola anfeba,yo va hacer 18años perdi a mi padre por un cancer.

Y ahora a mi me toco ser paciente ,e superado un linfoma de hodgkin,en un par de meses tengo la segunda revision,y como tu dices el miedo a volver a recaer esta hay,tengo razones para ello,el ultimo tac,salio que uno de los residuos habia crecido,hay que vigilarlo,me dijeron,Estoy muerto de miedo ,intento no pensar,tengo que esperar mes y medio a que den resultados,esto va a ser eterno.Es muuyyy dificil no sentir miedo,el miedo esun sintoma mas de la enfermedad y viene con nosotros.

Muchisimas gracias por tu palabras y por ser voluntario,es muy gratificante,yo tambien soy ,pero en una protectora de animales.

Un abrazo muy gordo.

Hace 1 año

Precioso testimonio. GRACIAS. Así, en mayúsculas. Un abrazo!