a veces los días

Hace 4 años

A veces los días...
A veces los días parecen ser oscuros a pesar de tener un sol radiante sobre nuestra cabeza.
A veces el camino parece estar lleno de pantanos, obstáculos y grietas infinitas.
A veces la parálisis nos invade, desarmados completamente caemos en la tristeza, la desilusión, el desgano, sentimos la horrible sensación de no poder hacer nada bien, tomamos caminos de fácil acceso que a ningún lado nos conducen, nos invade la soledad y ocupamos el vacío con gente vacía y el resultado es una lista interminable de momentos más vacíos aún.
A veces las flores parecen marchitas, a veces queremos desaparecer, no queremos enfrentar la vida tal y como es…
Habría que decir también, que a veces los días se manifiestan centelleantes, llenos de momentos dulces, de compañías inesperadas y conversaciones reconstituyentes que todo ello, bien diluido a lo largo de las horas del día, te colman.
A veces los días se presentan sin esperar. Dicen y es, que cada mañana es nuevo.
Hoy es uno de esos días que te traen encuentros, por una parte deseados y por otra inesperados, que te quebrantan y te abren a todas las posibilidades de disfrutar de la vida en sus pequeñas manifestaciones, dónde lo que tiene cabida es aquello que no se puede comprar con dinero.
A veces no puedo entender como tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio y coincidir.
A veces, como me ha ocurrido hoy, todo lo que preveías se torna del revés y de resulta que es, no digo yo que lo mejor, pero sí lo que más enlaza para este momento que estoy viviendo. Resulta que te encuentras con las personas apropiadas, para los eventos adecuados y en las situaciones soñadas.
A veces, es como hoy, la vida me regala la presencia de las amistades sencillas, sin meretricio, sin interés. Un confluir de personas e historias, afines y confines, que me nutren y contentan.
A veces ocurre que se alinean los astros para que puedas entender que es el “aquí y ahora” lo que importa. Porque hay días en que ni el reloj ni los demás cuentan. Porque hay días que te basta con las personas que están junto a ti. Porque esa persona viene de lejos para compartir un desayuno contigo, de pan tostado elaborado con masa madre. U, vienen de allá para pasar dos noches en casa y te obsequian con vinos y viandas, que no hacía falta pero que “bienvenido” sea. O es de aquí y compartes con ella momentos diarios y cotidianos, pero hoy, sin embargo, os agraciáis mutuamente un espacio de disfrute, de manducatoria, de refinamiento y de parloteo y de sentimientos compartidos y departidos, aderezados con una puesta de sol y Bel Canto bajo el subsecuente manto de estrellas.
A veces los días están llenos de sorpresas o son las personas con las que en ese día convives las que te sorprenden gratamente. Porque están embarazadas y lo comparten contigo, porque eres importante para ella. Porque te llaman y caen en la cuenta que eres su tabla de salvación: “quillo, ahora caigo, arme un favo” que he quedado con mi novio. Porque, sin más, hoy quiero verte y estar contigo ¿Cuán mayor alago?
Porque el deseo de vivir ese día no es lo mismo que vivirlo y disfrutarlo con "tiempo de calidad".
Porque es un día que se graba como un tatuaje de la ventura, un delicado tatuaje en la piel de los que lo han vivido. Porque no se repetirá. Porque hoy, ya es ayer.
http://jccanto.blogspot.com.es/2013/09/a-veces-los-dias.html
Hace 4 años

Un texto precioso. Y una foto maravillosa. ¿Cádiz? Gracias por tu testimonio. Me quedo con tu blog anotado. Pasa un buen día.

Hace 4 años

Gracias por tus palabras, como dice AnaB74, es un texto que describe exactamente como me sentía ayer y hoy, en mi vida entro ayer AnaB74, se que te diste cuenta, gracias por entrar en ella, me llenas de alegría, y hace dos semanas entro otra persona, no sé cuanto tiempo se quedará, pero lo poco que se quede me ha hecho sentir, el presente y el ahora, y sabéis que lo he disfrutado como nunca. Muchísimas gracias por tus palabras me han llenado de vida, una palabra que ha pasado a ser mi favorita VIDA, y todos la tenemos en el interior. Un abrazo enorme a todos.

Hace 4 años

Ains, Vanessa, qué buenos sentimientos tienes, jodía!

Hace 4 años

¡Que hermoso escribes Juan Carlos!, eres la voz y el sentir de muchos de nosotros, que quizás no sabríamos expresar tan bonito como tú, lo que se esconde en nuestra alma. Hay momentos impagables, días que nos llenan y que nos descubren un nuevo motivo para ser, para estar, para seguir... Y hay personas que nos recuerdan que es mucho lo que tenemos, y nos sentimos agradecidos por pertenecer a este nuevo día. Un abrazo, amigo.

Hace 4 años

Gracias, por estas palabras y por todas, dos días sin entrar (miércoles 3ª quimio, ayer un día horrible de humedad que me tuvo tirada) y hoy encuentro cosas hermosas y emocionantes. Yo digo siempre que es una pena que la vida te tenga que dar un sopapo para que nos enteremos que cada día cuenta pero bendito sopapo si al menos no nos hace psar por la vida sin vivirla día a día