Dieta mediterránea contra el cáncer

La dieta mediterránea se basa, principalmente, en el consumo abundante de frutas, verduras, legumbres y cereales (pan, pasta y arroz, preferentemente integrales). Es una de las dietas más recomendadas por los especialistas ya que, según numerosos estudios, es una de las mejores para reducir el riesgo de cáncer, por su equilibrio a la hora de distribuir las comidas y los alimentos. 

Varios estudios han mostrado que la dieta mediterránea está asociada a una importante reducción de la incidencia y mortalidad por cáncer en general. En el caso del cáncer de mama, la dieta mediterránea podría reducir hasta un 30% el riesgo de padecerlo. En el caso del cáncer colorrectal podemos hablar de reducir el riesgo a la mitad. También reduce el riesgo en el cáncer de próstata, cáncer gástrico y tumores de cabeza y cuello.

La dieta mediterránea también se ha demostrado que tiene una influencia beneficiosa sobre la salud y la longevidad y juega un papel favorable en la reducción del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares o mortalidad general, además de los tipos de cáncer señalados. 

Principal dieta mediterránea

 

¿Por qué es la dieta más saludable? 

  • Aporta los nutrientes necesarios en la proporción y cantidad adecuada. Por ejemplo, aporta mucha fibra o antioxidantes. Y menos grasas saturadas y compuestos potencialmente cancerígenos.
  • Favorece que el organismo funcione correctamente, y la persona pueda llevar a cabo una actividad física en función de la edad y el trabajo que desarrolle.
  • Permite mantener un peso estable y prevenir enfermedades. Por ejemplo, enfermedades cardiovasculares, especialmente de infarto de miocardio.
Dieta mediterránea

¿Qué tengo que hacer para seguir la dieta mediterránea?

  • Consumo abundante de fruta y verdura fresca, a poder ser de temporada y de proximidad. Intenta incluir verdura en todas tus comidas y que el postre sea normalmente una pieza de fruta.
  • A la hora de introducir alimentos ricos en proteínas, piensa sobre todo en legumbres (lentejas, garbanzos, judías, etc.) y pescado (tanto azul como blanco). En cuanto a la carne, evita las carnes procesadas (hamburguesas, salchichas, etc.).
  • Los cereales también son muy importantes. Pero ojo, no hablamos de cajas de cereales de desayuno (que tienen un alto contenido en azúcar). Nos referimos al  pan, arroz, pasta… que preferiblemente tomaremos en su forma integral, ya que nos aportará más fibra.
  • Evita el consumo de azúcar refinado. No nos referimos al azúcar en sí (al que se le echa por ejemplo a la leche o al café), sino al azúcar refinado, presente, sobre todo, en los elementos ultraprocesados (bollería envasada, bebidas azucaradas…). 
  • Un elemento clave de esta dieta es el aceite de oliva, que utilizaremos como aderezo y a la hora cocinar. Se recomienda usarlo con moderación.
  • Y, en cuanto a la sal, lo mejor es limitarla a un poco o nada. Sobre todo, al igual que el azúcar refinado, nos referimos a la sal que contienen los alimentos ultraprocesados (patatas fritas envasadas, salsas…).
  • Y, por último, aunque el alcohol también ha formado parte de la dieta mediterránea durante siglos, y forma parte de nuestra cultura, la cantidad apropiada de alcohol para la prevención del cáncer es ninguna. Para beber, te recomendamos sustituirlo por agua, agua con limón o té. Evita las bebidas azucaradas, ya que tampoco son un buen sustituto al alcohol.

Los cambios en hábitos alimentarios no sólo influyen en la salud actual sino que pueden ayudar a determinar que un individuo padezca o no enfermedades. Como se indica desde el Código Europeo Contra el Cáncer, es posible reducir el riesgo de cáncer, hasta en un 18%, con una alimentación saludable y ejercicio físico a diario, incluyendo el cuidado del peso corporal. 

La dieta mediterránea fomenta el disfrute de una amplia variedad de alimentos completos y nutritivos y un estilo de vida activo. Intenta incorporar las pautas de la dieta mediterránea en tu alimentación: puedes empezar poco a poco, introduciendo pequeños cambios. Recuerda que la alimentación es clave en la prevención contra el cáncer.

Si eres paciente, familiar de paciente o conoces a alguna persona afectada de cáncer, en la Asociación Española Contra el Cáncer ponemos a vuestra disposición nuestros servicios y recursos.

Ebooks
Los Ebooks para pacientes de cáncer y familiares están diseñadas para ofrecer información y consejos prácticos para servir de ayuda a las personas afectadas a afrontar el día a día de la enfermedad.

Encuéntralos en nuestra biblioteca de ebooks 
 

Talleres online

Todos los meses se organizan talleres online gratuitos, en los que los profesionales de la Asociación Española Contra el Cáncer ofrecen pautas y consejos para afrontar diferentes aspectos relacionados con la enfermedad, y poner a disposición del paciente los servicios gratuitos y actividades que ofrecemos desde la asociación.
 
Accede a todos los talleres 
 

Solicita los servicios gratuitos de la AECC

Te ayudamos con servicios gratuitos para cubrir necesidades derivadas del cáncer: atención psicológica, orientación médica, atención social, acompañamiento…

Contenido relacionado