¿Cómo te podemos ayudar?

Crema de berenjena

Receta de otoño, elaborada por la cocinera y dietista Marta Rimblas y el cocinero Felipe Celis

Imágen de crema de berenjena

 

Ingredientes (para 4 personas)

  • Para la crema de berenjena:
    •   3 cebollas (cortadas a juliana)
    •   2 berenjenas peladas y cortadas a trozos. 
    •   3 c/s de aceite de oliva
    •   Sal
    •   Aceite de oliva
    •   1 hoja de laurel
  •  Para la espuma de escalibada:
    •  1 berenjena
    •  1 pimiento rojo
    •  1 cebolla
    •   Pimienta molida
    •  Sal
    •  250 ml de nata líquida del 35% M.G.

 

Elaboración

Crema de berenjena

Saltear las cebollas con el aceite, el laurel y una pizca de sal, 12-15 minutos sin tapa a fuego medio. Añadir las berenjenas y agua que cubra un tercio del volumen de las verduras. Llevar a ebullición y bajar a fuego medio. Cocer con tapa durante 20-30 minutos.

Triturar hasta conseguir una consistencia de crema. Añadir agua si hace falta o un poquito de nata (opcional).

 

Espuma de escalibada (opcional)

Asar las hortalizas con un poco de aceite en el horno a unos 200-220ºC.  También se pueden cocinar en el microondas a máxima potencia con un poquito de aceite y agua, tapando el recipiente con papel film para realizar una cocción al vapor. 

Una vez las hortalizas estén cocidas, dejarlas templar y a continuación, pelarlas y triturarlas hasta conseguir una textura de puré.

Mientras, semimontar la nata con la batidora y mezclarla cuidadosamente con el puré de escalibada hasta conseguir una mezcla espumosa. 

 

Montaje del plato

Presentar el plato colocando en primer lugar la crema, y seguidamente, una cucharada de la espuma en medio de la crema. Para terminar, añadir un poquito de aceite de oliva virgen extra por encima.

 

Recomendaciones

 

Debido a sus texturas de crema y espuma, obtenemos un plato muy adecuado en situaciones de boca seca, dificultad para tragar, inflamación de las mucosas y alteración del gusto.  Se puede tomar caliente, templada o fría, a gusto de cada uno. Tomado frío puede resultar apetitoso para personas con náuseas. También es aconsejado en situaciones de estreñimiento debido al aporte de fibra de la berenjena.

En caso de intolerancia a la lactosa, se puede prescindir de hacer la nata para la espuma y comer el puré de berenjena con una cucharada de puré de escalibada.

Contenido relacionado