¿Cómo te podemos ayudar?

Sopa de cebolla

Recomendado para las personas con sequedad de boca y muscositits. Alteración del gusto y del olfato, estreñimiento, falta de apetito. No recomendado para los intolerantes a la lactosa o con diarrea.

Ingredientes

  • 8 cebollas medianas 
  • Aceite de oliva 
  • 800 g Caldo de pollo 
  • 150 g de queso fuerte rallado tipo Manchego seco o Parmesano 
  • 250 g Nata líquida 
  • Sal 
  • Pimienta negra 
  • Azúcar 
     

 

Elaboración

  • Pelar y cortar a la juliana las cebollas y poner a rehogar en un cazo con un chorro de aceite y sal a fuego medio. Ir removiendo constantemente, añadir una pizca de azúcar. Si es preciso añadir un poquito de agua para que no se queme. Bajar el fuego al mínimo y dejar que vaya caramelizando hasta que quede como una confitura. 
  • Una vez se haya confitado, añadir el caldo de pollo y dejar hervir unos diez minutos, triturar la sopa con un túrmix y rectificar de sal y pimienta. Si se prefiere, se puede colar para que sea más fina. 
  • Poner la nata en un cazo y arrancar el hervor. Retirar del fuego y verter el queso rallado, remover hasta que se funda. Colar la crema y salpimentar. Guardar en la nevera.  
  • Una vez esté fria la crema, batir enérgicamente con una varilla o batidor para que aumente de volumen. 
    Servir la sopa bien caliente en una taza o vaso con una cucharada de crema de parmesano fría encima. 

 


Es muy agradable el degustar la sopa mientras se va fundiendo la crema de parmesano creando un efecto frío-caliente. 
Si se quiere que el plato sea más completo, se puede poner diferentes ingredientes: huevo escalfado, picatostes, langostinos salteados.

Contenido relacionado