¿Cómo te podemos ayudar?

Sopa de guisantes

Para personas con falta de apetito (se puede emulsionar con bastante aceite para aumentar el aporte calórico), boca seca o dificultad para tragar, inflamación de la mucosa y garganta (si se toma fría o templada) y alteración del gusto y el olfato. También apta para situaciones de estreñimiento, de intolerancia a la lactosa o de náuseas y vómitos (fría o templada).

Ingredientes 

  • 250 ml. Agua
  • 200 g. Guisantes
  • Aceite de oliva virgen
  • Unas hojas de menta fresca
  • Sal 


Elaboración 

  • Poner el agua en un cazo y arrancar el hervor. 
  • Verter los guisantes esperar de nuevo que arranque el hervor, apartar del fuego, triturar bien y colar. 
  • Disponer la sopa en un vaso para túrmix. 
  • Poner el túrmix en la base y emulsionar a máxima potencia vertiendo muy poco a poco el aceite de oliva en forma de hilo. 
  • Picar las hojas de menta. 
  • Poner la sopa a punto de sal y mezclar con la menta. 
  • Servir en un vaso. 

 

Esta sopa se puede servir caliente o fría. Se puede elaborar con guisantes congelados.

Contenido relacionado