¿Cómo te podemos ayudar?

Sopa de tomate con quínoa y frutas

Es un plato muy fresco, de fácil deglución y muy agradable en boca. También es adecuada para personas que padezcan náuseas y vómitos, estreñimiento, intolerancia a la lactosa y falta de apetito, ya que la quínoa es un alimento muy nutritivo

Sopa de tomate con quínoa y frutas

 

Ingredientes para 4 personas:

 

  • 100 g de quínoa
  • ½ manzana
  • 6 cerezas 
  • 6 uvas negras
  • 600 g de tomate
  • 20 g de mantequilla
  • Aceite de oliva, sal

 

Elaboración:

 

  1. Colocar agua en una cacerola y llevar a ebullición. Cuando rompa el hervor, añadir la quínoa y cocer durante 12-15 minutos. Colar y enfriar. Reservar.
  2. En una sartén, derretir la mantequilla y saltear la manzana troceada. Reservar.
  3. Cortar las uvas en 4 partes iguales, y las cerezas por la mitad, quitando el hueso. Reservar.
  4. Lavar, limpiar y triturar el tomate con el túrmix y pasar por chino. Aliñar y reservar.
  5. Colocar la quínoa fría en medio de un plato hondo. Rellenar el plato con el tomate y decorar con los trozos de frutas.
  6. Poner a punto de aceite y sal.

Contenido relacionado