Código europeo contra el cáncer

La incidencia de casos de cáncer en los países de la Unión Europea ha aumentado en los últimos años, pasando de los 2 millones a mediados de los noventa a los más de 3,1 millones en la actualidad.

El cáncer se ha convertido en un problema sanitario de primer orden. Para afrontarlo, la Comisión Europea lanzó la iniciativa “Código Europeo Contra el Cáncer ” para informar a los ciudadanos sobre lo que pueden hacer por ellos o por sus familiares para reducir el riesgo de padecer cáncer. 

El documento es una importante herramienta en la prevención del cáncer y está basado en la evidencia científica: es el resultado de un trabajo de colaboración entre los especialistas en cáncer, científicos y otros expertos de la Unión Europea.

Recomendaciones del Código europeo Contra el Cáncer 

 

El Código Europeo Contra el Cáncer, contiene 12 recomendaciones que casi todas las personas pueden seguir sin conocimientos ni ayuda especiales. Cuantas más recomendaciones se sigan, menor será el riesgo de desarrollar cáncer. La propia Comisión Europea considera que podría evitarse casi la mitad de las muertes por cáncer en Europa si todas las personas siguieran estas recomendaciones. 

El Código destaca la importancia de evitar el tabaco, el alcohol y la exposición excesiva al sol y destaca los beneficios de mantener un peso saludable, realizar ejercicio a diario y participar en programas de salud pública, como aquellos de detección precoz. Estas son las 12 recomendaciones : 

  • No fumar, ni consumir ningún tipo de tabaco.
  • Hacer del hogar un espacio sin humo y apoyar las políticas antitabaco en el lugar de trabajo.
  • Mantener un peso saludable.
  • Hacer ejercicio a diario limitando el tiempo de estar sentado.
  • Llevar una dieta saludable:
    • Consuma gran cantidad de frutas, verduras, legumbres y cereales integrales.
    • Limite los alimentos hipercalóricos (ricos en azúcar o grasa) y evite las bebidas azucaradas.
    • Evite la carne procesada; limite el consumo de carne roja y de alimentos con mucha sal.
  • Evitar el consumo de alcohol.
  • Evitar una exposición excesiva al sol, sobre todo en niños y niñas. Utilizar protección solar y no usar cabinas de rayos UVA.
  • En el trabajo, protegerse de las sustancias cancerígenas cumpliendo las instrucciones de la normativa de protección de la salud y seguridad laboral. Por ejemplo, el amianto, el benceno, las emisiones de motores diésel o el arsénico.
  • Si se está expuesto a la radiación procedente de altos niveles naturales de radón en el domicilio, se deben tomar medidas para reducirlos.
codigo europeo

Recomendaciones del código europeo para las mujeres
  

  • La lactancia materna reduce el riesgo de cáncer de la madre, especialmente si esta se prolonga más de un año. Aun así, no hay que olvidar que se trata de una elección personal y que no todas las mujeres desean o tienen la posibilidad de dar el pecho en la crianza.
  • Los niños deben participar en programas de vacunación contra:
    • La hepatitis B (los recién nacidos).
    • El virus del papiloma humano (VPH) (en el caso de las niñas).
  • Participar en los programas de cribado del cáncer recomendados, según edad y sexo:

Todas estas recomendaciones del Código Europeo Contra el Cáncer se pueden resumir en dos grandes ideas

  • Llevar un estilo de vida saludable para prevenir ciertos tipos de cáncer y mejorar la salud en general.
  • Participar en los programas de cribado. La detección precoz es un factor clave para reducir la mortalidad por cáncer. 

¡Anímate a seguir estas recomendaciones! El esfuerzo merece la pena. Recuerda que, de esta manera, podemos llegar a prevenir hasta la mitad de los casos de cáncer.

Contenido relacionado