Bronceado artificial

Los aparatos de bronceado artificial, como las lámparas y las camas de bronceado, tanto de uso doméstico como en centros de bronceado, plantean graves riegos para la salud.
 

 

 

¿Qué tipo de radiación emiten los aparatos de bronceado artificial?

El principal tipo de radiación ultravioleta al que nos exponemos cuando tomamos sesiones de bronceado artificial se conoce como rayos UVA.
Bronceado artificial

¿Son los rayos UVA artificiales iguales que los que genera el sol?

Sí. Son iguales sólo que son generados por máquinas creadas por el hombre. Son radiaciones ultravioleta de onda larga (320-400nm), es decir, las de menor frecuencia y energía, pero no por ello dejan de ser peligrosas para la piel si no se toman ciertas precauciones al exponerse a ellos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no recomienda el uso de cabinas de bronceado con fines estéticos, pese a que según sus datos el 10% de la población en Europa Occidental los utiliza
 

¿Qué tipo de aparatos se utilizan para el bronceado artificial?

En la industria del bronceado se emplean sobre todo dos tipos de lámparas de rayos UVA:

  • Lámparas fluorescentes de baja presión cuya emisión de radiación excede de dos a cinco veces la intensidad de la radiación ultravioleta natural.
  • Lámparas de alta presión, que suelen ser más pequeñas, empleadas sobre todo para bronceado facial y con una emisión de radiación UV entre 20 y 100 veces superior a la del sol.

Estas lámparas exigen un mantenimiento estricto ya que con el uso se alteran sus componentes, lo que puede originar peligro para el usuario al liberar radiación UVB y UVC, altamente perjudicial para la piel.

¿Qué ocurre si el bronceado artificial no es cosmético sino debido a un tratamiento?

Existen camas solares que se comercializan para el tratamiento de ciertas afecciones y enfermedades de la piel y otros órganos. En esos casos es un médico quien ha de prescribir y supervisar. Ante cualquier duda al respecto, consulta a tu médico o especialista.
 

Efectos negativos de los rayos UVA sobre el organismo 

  • Efectos agudos: quemaduras, inflamación de la córnea e iris (fotoqueratitis), inflamación de la conjuntiva (fotoconjuntivitis).
  • Efectos crónicos:
    • Foto envejecimiento: arrugas, manchas, engrosamiento de la piel.
    • Cánceres de piel.
    • Fotosensibilización: aumento del riesgo de reacción de la piel ante la radiación ultravioleta debido a la interacción de ésta con sustancias químicas (como las presentes en los protectores solares o los perfumes) y medicamentos (como los utilizados en la quimioterapia). Se traduce en un enrojecimiento de la piel (eritema) que puede evolucionar hacia la inflamación de la piel (dermatitis).
    • Fotofobia: intolerancia a la luz.
    • Alteraciones de la conjuntiva.
    • Cataratas.
    • Posible debilitación del sistema inmunitario: aumento de la susceptibilidad a las infecciones.

¿Quiénes son más vulnerables a los efectos del bronceado artificial?

  • Si bien el bronceado artificial se considera un riesgo para todas las personas, algunas de ellas son especialmente sensibles a sus efectos: 
  • Personas con fototipo de piel I o II.
  • Niños (menores de 18 años).
  • Personas con un gran número de nevus (lunares).
  • Personas que tienden a tener pecas.
  • Personas con una historia de quemaduras solares frecuentes en la infancia.
  • Personas con lesiones pre-malignas o malignas en la piel.
  • Personas con la piel dañada por el sol.
  • Todos aquellos que lleven cosméticos en la piel.
  • Todos aquellos que estén tomando medicamentos. En este caso consulta con tu médico para determinar si los medicamentos que tomas pueden aumentar la sensibilidad a los rayos ultravioleta.

Ten en cuenta que el uso de rayos UVA:

  • No sirve de protección frente a la radiación del sol.
  • No debe ser utilizado por menores de 18 años ni por personas con fototipo I de piel y se desaconseja en mujeres embarazada
  • Cada tipo de piel sólo se puede exponer a este tipo de radiación un número limitado de sesiones al año.
  • Sólo tiene efectos beneficiosos claros para la salud cuando es utilizado bajo prescripción y control médico para el tratamiento de algunas enfermedades como la psoriasis o la dermatitis.
  • Debe ser aplicado por personal específicamente formado para ello y los aparatos de rayos UVA deben haber pasado la inspección anual (debe haber una etiqueta visible con la fecha de la próxima inspección).

 

¿Qué puedo hacer para reducir el riesgo de daños en mi piel si tomo rayos UVA?

Antes del bronceado

  • Conoce tu fototipo de piel y respeta los tiempos de exposición recomendados.
  • Elimina los cosméticos de la piel, sobre todo perfumes y maquillaje.
  • No lleves joyas, objetos metálicos o lentillas.
  • No te expongas a radiación ultravioleta si estás tomando medicamentos que aumenten la sensibilidad de la piel a este tipo de radiación. En este caso te recomendamos consultar con tu médico para determinar si los medicamentos que tomas pueden aumentar la sensibilidad a los rayos ultravioleta.

 Durante el bronceado

  • Utiliza siempre gafas o protectores oculares que cubran también los laterales.
  • No expongas la zona genital a la radiación UV.
  • Sigue las recomendaciones relativas a la duración, intensidad de exposición y distancia de la lámpara.
Tipos de piel que afectan más el bronceado artificial

 Después del bronceado

  • Hidrata la piel.
  • No te expongas al sol y al aparato de bronceado el mismo día.
  • Deja un mínimo de 48 horas entre las sesiones de bronceado. 
  • Si aparecen en la piel ampollas, heridas o enrojecimiento, consulta a tu dermatólogo.

 

Si eres paciente, familiar de paciente o conoces a alguna persona afectada de cáncer, en la Asociación Española Contra el Cáncer ponemos a vuestra disposición nuestros servicios y recursos.


Ebooks

Nuestros Ebooks para pacientes de cáncer y familiares ofrecen información útil y consejos para ayudar a aquellas personas afectadas a afrontar el día a día de la enfermedad.

Accede a la biblioteca de ebooks 
 

Talleres online

Todos los meses se organizan talleres online gratuitos, donde profesionales de la Asociación Española Contra el Cáncer ofrecen pautas  para afrontar aspectos relacionados con la enfermedad, y poner a disposición del paciente servicios gratuitos y actividades que se ofrecen desde la asociación.
 
Consulta todos los talleres 
 

Servicios gratuitos
Contamos con diferentes servicios gratuitos para cubrir necesidades derivadas del cáncer: atención psicológica, orientación médica, atención social, acompañamiento…

Contenido relacionado