¿Cómo te podemos ayudar?

Fases

El proceso que va desde que se producen las primeras mutaciones de las células hasta que la enfermedad llega a su etapa final se llama historia natural.

La duración de este proceso en adultos depende del tipo de cáncer y oscila entre meses y décadas. En el caso de los niños, todo este proceso se produce con mucha mayor rapidez, pudiendo incluso durar sólo unos meses. Esto es debido a que las células que constituyen los tumores en la infancia son células más inmaduras, que se dividen y multiplican con mayor rapidez que las que constituyen los cánceres del adulto, por lo que el desarrollo y evolución de los tumores en niños se producen en un periodo de tiempo menor.
  
  • Lo primero que ocurre son los cambios celulares que dotan a las células de las características de malignidad, es decir, de multiplicación descontrolada y capacidad de invasión. Es la etapa más larga de la enfermedad y se denomina fase de inducción. En ningún caso es diagnosticable ni produce sintomatología. Esta fase puede durar hasta 30 años.
  • La segunda etapa se denomina fase “in situ”. Se caracteriza por la existencia de la lesión cancerosa microscópica localizada en el tejido donde se ha originado. En los adultos suele durar entre 5 y 10 años dependiendo del tipo de cáncer. En ella, tampoco aparecen síntomas o molestias en el paciente. En determinados casos como en el cáncer de mama, cuello uterino o colon, la enfermedad se puede diagnosticar en esta fase mediante técnicas que permiten su detección precoz. 
  • Posteriormente, la lesión comienza a extenderse fuera de su localización de origen e invade tejidos u órganos adyacentes. Estamos ante la fase de invasión local. En la edad adulta dura entre 1 y 5 años. La aparición de síntomas de la enfermedad depende del tipo de cáncer, de su crecimiento y de su localización.
  • Por último, la enfermedad se disemina fuera de su lugar de origen, apareciendo lesiones tumorales a distancia denominadas metástasis. Es la etapa de invasión a distancia. La sintomatología que presenta el paciente suele ser compleja. Depende del tipo de tumor, de la localización y extensión de las metástasis.

 

¿Qué es una recidiva?

 

La recidiva es la reaparición del tumor maligno tras un periodo más o menos largo de ausencia de enfermedad.
 

En función de dónde se localice, la recidiva puede ser: 

  • Locorregional: en la misma zona donde estaba localizado el tumor de origen. Es frecuente que la nueva lesión aparezca en la cicatriz de la extirpación del tumor.
  • A distancia o metástasis: la enfermedad aparece en un órgano distinto al del tumor de origen.  

El tratamiento en la recidiva es diferente a los de las otras etapas de la enfermedad y se definirá en función de:

  • Lugar de la recidiva 
  • Extensión de la recidiva 
  • Tiempo de evolución. 
  • Tratamiento recibidoanteriormente 
  • Decisión del enfermo y su familia (tras haber sido informados correctamente por su médico)

La gravedad de que aparezca una recidiva va a depender del tipo de tumor, de su lugar de aparición, extensión y tiempo de evolución. El conocimiento cada vez más exacto de la evolución y pronóstico de los diferentes cánceres, así como la realización de revisiones periódicas de los pacientes aún estando libres de enfermedad, facilitan el diagnóstico de las recidivas y su más rápido y eficaz tratamiento.  

Para el paciente la aparición de una recidiva es una situación difícil. Supone enfrentarse de nuevo a la enfermedad. Sin embargo, los avances en los métodos diagnósticos y tratamientos permiten que hoy día pueda controlarse la enfermedad en un porcentaje importante de casos.

 

¿Qué es una remisión?

 

Se llama remisión a la respuesta del tumor al tratamiento.

 

La remisión es parcial cuando el tumor se reduce pero no desaparece por completo.

La remisión es total cuando el tumor desaparece por completo, es decir, cuando no hay ninguna evidencia de su existencia utilizando las técnicas diagnósticas por la imagen más apropiadas a cada caso (rayos X, TC, escáner…). Tampoco aparecen signos ni síntomas de la enfermedad.

La remisión completa puede durar semanas o años. Cuando dura años puede considerarse como una curación.

Si la enfermedad reaparece, se vuelve a tratar de la forma más adecuada con el objetivo de conseguir una nueva remisión. De esta forma la enfermedad se va controlando.

 

 

Fase terminal

 

Esta fase se caracteriza por la existencia de enfermedad oncológica avanzada, progresiva e irreversible (incurable).

 

No responde a los tratamientos empleados habitualmente. Se acompaña de múltiples síntomas que provocan gran malestar en el enfermo disminuyendo su calidad de vida y la de la familia.

Es un tiempo de intenso dolor, pero también de trascendental importancia. Si el enfermo y la familia se han preparado, este tiempo facilita el reencuentro con uno mismo y con los seres queridos.

El área de la medicina que se ocupa de la atención a los pacientes en esta fase de la enfermedad son los cuidados paliativos o medicina paliativa.

Te puede interesar: Diccionario de términos

Contenido relacionado