Prevención del cáncer de colon

Para prevenir el cáncer colorrectal, podemos evitar los factores de riesgo incorporando en nuestro día a día hábitos o conductas saludables (no fumar, evitar la obesidad, realizar actividad física y hacer dieta mediterránea, etc.).


Además, el cáncer colorrectal es uno de los tipos de cáncer que puede detectarse en estadios iniciales. La indicación es participar en las campañas de detección precoz, ya que podemos diagnosticar incluso lesiones premalignas como cierto tipo de pólipos, evitando su progresión a cáncer. Mediante el cribado o screening, con alguna prueba sencilla como la detección de sangre oculta en heces, podemos encontrar bien pólipos o lesiones con estadios precoces del cáncer, lo que permite tratamientos menos agresivos y mayores tasas de supervivencia. Cuando se diagnostica en su etapa inicial, antes de que se extienda, la tasa relativa de supervivencia a 5 años es del 90-92%.

¿Cómo prevenimos el cáncer de colon?

La identificación de personas que presentan mayor riesgo de padecer un cáncer de colon también es importante (antecedentes familiares, síndromes como el de Lynch, etc.). Esto permite controlar más de cerca a estas personas para tomar medidas preventivas.


El cáncer de colon produce síntomas inespecíficos que pueden aparecer en otras enfermedades. Sin embargo, la existencia de síntomas como rectorragia (sangrado por las heces), cambios del hábito intestinal (estreñimiento y diarreas persistentes o cambiantes), etc. debe hacer consultar con el médico.