Factores de riesgo y causas del cáncer de colon

Los factores de riesgo y las causas del cáncer colon son aquellos agentes que incrementan el riesgo de padecer dicho tumor, es decir, la persona que está expuesta a este factor posee más probabilidades de desarrollar la lesión maligna, pero no implica que se vaya a desarrollar la enfermedad necesariamente.

¿Cuáles son las principales causas del cáncer de colon?

En el cáncer de colon y recto los factores que en mayor o menor proporción incrementan el riesgo de padecer este tumor son: 

 

Tabaco

Aumenta el riesgo de padecer pólipos, que suelen ser los precursores del cáncer colorrectal.

Causas del cáncer de colon - Hombre soltando humo

Alcohol

Parece que el alcohol actúa favoreciendo el crecimiento de las células de la mucosa del colon, dando lugar a la aparición de pólipos.

 

Ciertos alimentos

Las dietas ricas en grasas animales (carnes rojas) y pobres en fibra, pueden aumentar el riesgo de cáncer colorrectal. Además, la forma de preparar los alimentos también tiene importancia, por ejemplo, someter las carnes a altas temperaturas o al fuego directo.

 

Sedentarismo

Una vida sedentaria favorece el riesgo de aparición de esta enfermedad. Hacer ejercicio y mantenerse activo es importante para evitar este punto.

causas cáncer de colon - prevenir sendentarismo

Causas que no dependen de ti

Edad 

El riesgo de padecer la enfermedad aumenta con los años, ya que aumenta la aparición de pólipos en el colon y recto. Es raro que el cáncer colorrectal aparezca en personas de menos de 40 años.

 

Historial de pólipos

Historia personal de pólipos: la aparición de pólipos adenomatosos aumenta el riesgo de padecer la enfermedad.

 

Historial personal de cáncer colorrectal

Las personas diagnosticadas de un cáncer a este nivel poseen un riesgo incrementado para padecer un segundo tumor en el colon o recto.

 

Diabetes tipo 2

Las personas con diabetes no insulín dependiente (tipo 2), presentan un mayor riesgo de padecer cáncer de colon.

 

Enfermedades inflamatorias intestinales

Los antecedentes de enfermedades inflamatorias intestinales suponen menos del 1% de todos los cánceres colorrectales. Los dos tipos principales de enfermedades inflamatorias a este nivel son la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn. La colitis ulcerosa es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación prolongada de las paredes del colon, mientras que la enfermedad de Crohn afecta, típicamente, al intestino delgado, aunque en ocasiones el colon también se encuentra inflamado.

¿El cáncer de colon es hereditario?

En un 5% de los cánceres de colon se han identificado una serie de genes, cuya alteración da lugar a unos síndromes que predisponen, en mayor o menor grado, a la aparición de cáncer colorrectal. Los dos más importantes son: 

  • Poliposis colónica familiar: supone tan solo un 1% de todos los cánceres colorrectales y se caracteriza por la aparición, en la adolescencia, de múltiples pólipos adenomatosos en el colon y recto. Se produce por la alteración de un gen denominado APC, que se transmite de padres a hijos por una herencia autosómica dominante, es decir, lo pueden heredar tanto varones como mujeres y se padece la enfermedad si uno de los dos genes está alterado.
  • Cáncer colorrectal hereditario no polipósico: supone, aproximadamente, entre un 3% y un 5% de todos los tumores de colon y recto. A diferencia de la poliposis crónica familiar, en la mayoría de los pacientes no se observan pólipos. Es una enfermedad que se trasmite de forma autosómica dominante y está causada por la mutación o alteración de uno de los múltiples genes encargados de la reparación de los errores en los mismos.

Se puede incidir en reducir al máximo o eliminar los factores de riesgo del cáncer de colon anteriormente definidos, sobre todo lo relativo a la Alimentación, Alcohol, Tabaco y Ejercicio físico o estilo de vida.


Las personas con patología intestinal de alto riesgo para desarrollar cáncer de colon ó recto y las que tienen una carga genética heredada, deben de someterse a un seguimiento estrecho para tratar de realizar un diagnóstico precoz.


La única “prevención posible en estos casos sería la “Colectomía Total”, es decir, la extirpación completa del colon, pero no está todavía demostrado que sea beneficiosa o necesaria.