Consecuencias: Qué es una colostomía y cómo vivir con ella

La ostomía es la intervención quirúrgica que permite comunicar una víscera con el exterior. Cuando se comunica el colon con la pared abdominal se denomina colostomía. La abertura externa se llama estoma.

Una colostomía es una abertura de la pared abdominal por donde se exterioriza un extremo del colon. Su finalidad es dar salida al exterior a las heces cuando no es posible su excreción por el ano.

Lo que se puede ver externamente es la mucosa (revestimiento) del colon, de aspecto sonrosado y húmedo. A su través se eliminan las heces y tiene mucosidad. No tiene porqué doler.

Dado que la colostomía no dispone de un esfínter, las heces pasan directamente a una bolsa. Dependiendo del tamaño y localización del tejido extirpado del colon, las heces tendrán una consistencia distinta.

    Tipos de colostomías

    La colostomía puede ser transversal, temporal o permanente, siendo esta última la que con mayor frecuencia se lleva a cabo en el cáncer colorrectal.

     

    Colostomía Temporal 

    Las colostomías temporales se realizan en aquellas ocasiones que se prevé que va a ser posible volver a restaurar la continuidad del colon en un futuro, pero se precisa de mantener “en reposo” (sin paso de heces) durante un tiempo a parte del colon.Cuando mejora la parte del colon que se encuentra en reposo se restablece el tránsito intestinal uniendo los extremos seccionados del colon pasado un tiempo.

     

    Colostomía permanente

    Las colostomías permanentes se efectuán cuando no va a ser posible volver a reconvertir el colon por las características de la enfermedad o bien por el segmento del colon que ha tenido que ser extirpado. La colostomía  se mantiente de forma definitiva permitiendo la salida de heces al exterior. 

    Al no haber esfínter anal, cuya función es posibilitar el control de la evacuación de las heces de manera voluntaria, se sitúa el estoma en la parte baja del lado izquierdo y las heces que se expulsan, tendrán una consistencia sólida y se recogerán en un sistema colector (bolsa).

     

    Colostomía transversal

    La colostomía transversa se realiza cuando es preciso dejar en reposo la parte descendente del colon. De esta forma, las heces se evacúan antes de llegar a la parte afectada por la enfermedad. El estoma u orificio se suele realizar en la parte superior del abdomen.

    Hay diversos tipos, como la denominada “en asa” en la que existen dos orificios, por uno se expulsan heces y por el otro únicamente mucosidad. La denominada de “doble boca” es parecida a la anterior, pero los dos orificios son independientes. Este tipo de colostomía suele ser temporal, aunque en circunstancias especiales puede tener carácter permanente.

    Higiene del estoma y piel circundante

    Una vez dado de alta en el hospital, es necesario que la persona inicie cuanto antes su vida normal y que incorpore a su rutina diaria la limpieza y cuidado de la colostomía. Para ello, debe seguir los consejos que le haya dado el estomaterapeuta del hospital.

    La limpieza diaria de la colostomía consiste en lavar la piel alrededor del estoma con agua tibia, jabón neutro y esponja natural, realizando movimientos circulares y secando a continuación sin frotar con una toalla suave. Una vez seca la piel se coloca la bolsa.

    La esponja y la toalla deben estar en buenas condiciones higiénicas y utilizarse sólo para la limpieza de la colostomía.

    Características de las bolsas para colostomía

    El material colector está formado por la bolsa propiamente dicha y por un adhesivo, que se pega a la piel que rodea la colostomía, de tal forma que permite que la bolsa quede fija y no se mueva o despegue incluso aunque se moje.

    Existen dispositivos variados y su elección dependerá de las necesidades y condiciones del paciente, pero en todo caso se deberá tener en cuenta que:

    Se deben adaptar al tamaño del estoma mediante guías. En el mercado se encuentran multitud de modelos y calibres.

    Es importante tener en cuenta la condición de la piel que rodea el estoma ya que deben preservarla de irritaciones (hipoalergénicas).

    • Deben ser de uso y cambio sencillos.
    • Deben garantizar la perfecta sujeción a la piel.
    • Deben ser eficaces en su durabilidad y hermeticidad para evitar fugas de olores o heces.

     

    ¿Cómo colocar y retirar la bolsa para colostomía?

    Cuando salga del hospital, el estomaterapeuta le habrá indicado cuál es la medida de la colostomía y la bolsa más adecuada.

    Si existe vello en la zona de colocación de la bolsa, debe cortarse al ras con tijera para que el anillo se adhiera a la piel y evitar cortes con cuchilla. A continuación, se debe aplicar cuidadosamente el adhesivo sobre la piel empezando de abajo a arriba. Si se emplea un sistema con el adhesivo separado de la bolsa, a continuación se debe enganchar la bolsa al aro.

    Para cambiar la bolsa, hay que retirar el anillo adhesivo muy despacio, preferiblemente de arriba abajo y sujetando la piel, para no tirar de ella.

    Si se está fuera de casa y no se dispone de agua y jabón, y existe la necesidad de cambiar la bolsa, se pueden emplear toallitas limpiadoras y secar con un pañuelo de papel.

    Complicaciones de los estomas y cómo prevenirlas

    A continuación, detallamos cuáles son las complicaciones que pueden surgir en el estoma y cómo prevenirlas:

     

    Irritación cutánea

    Es un problema bastante frecuente que consiste en molestias y enrojecimiento de la piel que rodea al estoma. Generalmente, se produce por contacto continuado de las heces con la piel cuando no coincide exactamente el tamaño del estoma con el del adhesivo, o por la retirada brusca del mismo. Habitualmente desaparecen con el empleo de cremas barrera, o soluciones cicatrizantes (es importante esperar a que sequen antes de aplicar el adhesivo, para que pegue bien sobre la piel). Además es importante mantener una buena higiene diaria y secar bien la zona de la irritación. 

     

    Estenosis

    Es normal que durante los primeros meses tras la intervención, el diámetro de la colostomía disminuya ligeramente y se haga necesario adaptar el adhesivo de la bolsa. En este caso, las heces pasan sin dificultad a través de la colostomía, pero si el estrechamiento prosigue, puede llegar a impedir la expulsión de las heces y se hace necesario administrar un tratamiento concreto.

     

    ¿Qué hacer si se estrecha la colostomía?

    En caso que aprecies un estrechamiento de la colostomía, debes consultarlo con el personal sanitario de tu centro de salud para que te indique los pasos a seguir.

     

    Hernia

    Se trata de una debilitación de la pared abdominal que empuja hacia fuera tanto a la ostomía como a la piel de su alrededor. Esta situación dificulta la colocación correcta de la bolsa, por lo que es conveniente el uso del cinturón y de fajas para controlar la presión abdominal, evitar esfuerzos físicos y aumento de peso. 

     

    Retracción

    Hundimiento del estoma hacia la cavidad abdominal. En estos casos se puede producir un escape de heces que favorece la irritación de la piel. Se aconseja el empleo de pasta niveladora para igualar la superficie y facilitar una adhesión correcta del anillo adhesivo de la bolsa.

    Otros recursos

    Guía del cáncer colorrectal: guía que ofrece información útil sobre el cáncer de colon y recto, dirigida a enfermos, familiares y amigos, y en la que se da respuesta a las siguientes cuestiones.

    • ¿Qué es el cáncer colorrectal?
    • ¿Qué ocurre cuando se diagnostica?
    • Tratamientos.
    • Aprender a vivir con una ostomía.
    • Factores de riesgo.
    • Fundación Ayúdate

    SI ERES PACIENTE O FAMILIAR AFECTADO POR EL CÁNCER TE OFRECEMOS ESTOS SERVICIOS GRATUITOS

    PARA SOLICITARLOS, CUÉNTANOS TU SITUACIÓN A CONTINUACIÓN

    Servicios gratuitos AECC