Seguimiento y revisiones tras superar un cáncer de colon

Una vez finalizado el tratamiento es preciso realizar revisiones periódicas. Son necesarias para confirmar el estado del paciente, seguir y controlar los efectos secundarios del tratamiento, y para instaurar un nuevo tratamiento lo más rápidamente posible si reaparece el cáncer de colon (Recidiva).

El riesgo de reaparición de la enfermedad disminuye con el paso del tiempo. Por ello, durante los dos o tres primeros años tras el diagnóstico es aconsejable realizar revisiones cada tres o cuatro meses. Durante los años 4º y 5º las revisiones pueden espaciarse algo más y se realizan cada seis meses. A partir de 5º año las revisiones pueden hacerse anualmente.

Las pruebas que habitualmente se solicitan en las revisiones periódicas tras la realización de una exploración minuciosa suelen ser las siguientes:

Colonoscopia

Permite determinar si el tumor ha reaparecido en el lugar de origen o si se observa algún pólipo nuevo, que sería preciso extirpar para prevenir una evolución maligna. 

Analítica completa

Se determinan parámetros que nos indican el funcionamiento del hígado (órgano donde aparecen con más frecuencia las metástasis) y del resto de órganos. Asimismo se solicitan marcadores tumorales (CEA y Ca 19-9) que sirven de orientación en la evolución de la enfermedad.

revisiones cáncer de colon

Ecografía abdominal

Permite visualizar la existencia o no de lesiones en el hígado que nos hagan sospechar una metástasis

Radiografía de tórax 

En ella se valora el estado de los pulmones en relación a la aparición de lesiones debidas al tumor.

TAC toraco abdominal

Para estudiar todo el organismo con una técnica de mayor definición que la Rx o la ecografía. Se suele alternar en las revisiones con las dos exploraciones previas.

SI ERES PACIENTE O FAMILIAR AFECTADO POR EL CÁNCER TE OFRECEMOS ESTOS SERVICIOS GRATUITOS

PARA SOLICITARLOS, CUÉNTANOS TU SITUACIÓN A CONTINUACIÓN

Servicios gratuitos AECC