¿Cómo te podemos ayudar?

Factores de riesgo del cáncer de intestino delgado

Las personas con tumores en esta localización tienen más riesgo de padecer otros tumores, tanto en el mismo intestino (colon, recto, ampolla de Vater) como fuera de él (endometrio, ovarios) lo que manifiesta la carga genética de predisposición al cáncer que tienen estas personas.

La etiología del adenocarcinoma de intestino delgado es desconocida pero se conocen algunos factores de riesgo o condiciones predisponentes: 
  1. Factores dietéticos: alta ingesta de alcohol, azucares refinados, carne roja, salazones y ahumados.
  2. Tabaco.
  3. Obesidad.
  4. Adenomatosis o poliposis intestinal (como ocurre en el cáncer de colon).
  5. Inflamación crónica intestinal, o enfermedad de Crohn.
  6. Síndromes hereditarios de predisposición al cáncer:
  • HNPCC (cáncer de colon hereditario no polipósico) donde existe una pérdida de capacidad de reparación del DNA. Se sabe que hay una mutación en el gen MMR, pérdida de heterozigosidad o silenciación epigenética. Esta enfermedad es responsable del 5 a 10% de los adenocarcinomas del intestino delgado.
  • Síndrome de Peutz-Jeghers. Se caracteriza por la aparición de múltiples pólipos hamartomatosos a lo largo del intestino.
  • Poliposis adenomatosa familiar (FAP). Existe una mutación en el gen APC con lo que hay una predisposición muy elevada a desarrollar pólipos en el duodeno.

La prevención que se puede realizar consiste en evitar los factores alimenticios predisponentes ya descritos, no fumar y no tener obesidad.

Por otro lado, si se conoce la existencia de una enfermedad hereditaria como las descritas, no hay una norma consensuada de qué se debe de hacer, pero indudablemente la búsqueda, de forma periódica, de la aparición de posibles tumores intestinales debería tenerse en cuenta.

 

Contenido relacionado