Preguntas frecuentes sobre el cáncer de mama

En la Asociación Española Contra el Cáncer sabemos que el diagnóstico de cáncer genera muchas preguntas y necesidades nuevas. Por eso, te ofrecemos esta guía de preguntas más frecuentes.

 

¿Cómo se confirma un diagnóstico de cáncer de mama? 

La mamografía y la ecografía proporcionan un diagnóstico de sospecha.

Para confirmar el diagnóstico es preciso hacer una biopsia de la zona

Biopsia: Obtención de una muestra de tejido de la zona sospechosa para su estudio. Es la prueba de diagnóstico definitiva y la más importante.

 

Me han diagnosticado un carcinoma de mama, ¿qué significa exactamente? 

Desde que aparecen células malignas en el tejido de la mama, el tumor va desarrollándose  y va pasando por distintos estadios o fases.

  • Cuando el proceso de malignización se  origina en el conducto se denomina el carcinoma ductal.
  • Cuando se origina en el lobulillo de la mama se denomina carcinoma lobulillar.
  • El término “In situ” se utiliza cuando la proliferación de las células malignas ocurren dentro del conducto o lóbulo, es decir no hay infiltración al tejido que lo rodea.
  • Se utiliza el término “Infiltrante” cuando las células malignas sí han invadido el tejido circundante. Este tipo de tumor representa el 90% de los cánceres de mama.

 

¿Cómo se determina el tratamiento más adecuado? 

Para poder determinar el tratamiento más adecuado del cáncer de mama es importante conocer en qué fase se encuentra.

Hay que tener en cuenta estos aspectos 

  1. Biología de la célula tumoral: el tratamiento varía en función del estado de los receptores hormonales del HER2 o si es triple negativo.
  2. Clasificación TNM: mide tres aspectos del tumor, el tamaño, si hay afectación ganglionar o si hay afectación de otros órganos.
  3. Estadio clínico: En función del TNM, el tumor se clasifica en 4 estadios, del I al IV, siendo el I de mejor pronóstico.
  4. Grado histológico: el grado está en relación con el parecido que poseen las células tumorales  respecto a las células normales de la mama e indican la velocidad con la que el cáncer puede desarrollarse.

 

¿Qué significa la proteína HER2 sobreexpresada?

Las células tumorales malignas son capaces de producir sustancias (proteínas) diferentes a las que producen las células normales. Esto se debe a alteraciones en los genes o cambios en la expresión de los mismos.

Una de estas sustancias es la proteína HER2. Cuando se encuentra en una cantidad muy alta en la superficie de la célula tumoral se denomina “sobreexpresión”. Esta característica biológica de la célula tumoral se ha relacionado con una mayor agresividad del tumor

Entre el 25 y el 30% de las mujeres con cáncer de mama diseminado presentan una alteración del gen HER2/ neu.

* Se ha descubierto que los anticuerpos monoclonales son eficaces en anular o inhibir la acción de esta proteína.

 

¿Es verdad que los hombres también pueden tener cáncer de mama? 

Sí, es posible pero su incidencia es muy baja, supone tan solo un 1% del total de cáncer da mama.

La proporción mujer: hombre en Estados Unidos es de 100:1

El diagnóstico, tratamiento y pronóstico es igual que en el cáncer de mama en mujeres, dependerá del estadio y de los factores biológicos que expresen el tumor. 

En nuestro artículo sobre el cáncer de mama en hombres, encontrarás más información sobre el tema.

 

¿Todas las mujeres con cáncer de mama son operadas? 

La cirugía es la primera opción de tratamiento en los cánceres de mama en estadios localizados.

Se trata de una intervención quirúrgica mayor, por lo que es necesario un ingreso hospitalario durante un tiempo variable que dependerá del tipo de cirugía. 

  • Cuando se extirpa sólo el tumor se llama tumorectomía 
  • Cuando se extirpa el cuadrante donde se localiza el tumor, se llama cuadrantectomía 
  • Cuando se extirpa la mama entera, se denomina mastectomía

 

El tipo de cirugía dependerá del tamaño, localización y extensión del tumor 

En algunos casos, el tratamiento inicial del cáncer de mama consiste en quimioterapia (denominada quimioterapia neoadyuvante), procediéndose a la cirugía tras lograr una reducción del tumor con este tratamiento.

 

¿Por qué además se extirpan los ganglios de la axila? 

Sea cual sea el tipo de intervención debe realizarse una valoración de los ganglios axilares.

 

Linfadenectomía axilar

Es preciso conocer si el tumor se ha diseminado a los ganglios axilares, ya que el pronóstico y el plan terapéutico posterior variarán en función de ello.

Actualmente, la técnica de la biopsia del ganglio centinela permite evitar la linfadenectomía axilar en muchos casos, por lo que su realización debe valorarse de forma rutinaria.

 

¿Qué es el ganglio centinela? 

Es el ganglio axilar sobre el que, en primer lugar, drena la mama.

Si este ganglio está afectado por el tumor, es necesario realizar un estudio del resto de los ganglios de la axila por lo que se realiza linfadenectomía axilar. 

Si no está afectado no es necesario realizar un vaciamiento axilar.

 

Al quitarme los ganglios, ¿qué riesgo tengo de desarrollar linfedema? 

El linfedema es la secuela más común tras la extirpación de los ganglios. 

Se estima que hasta un 30% de las mujeres operadas pueden desarrollarlo. Este porcentaje se puede incrementar si además han recibido radioterapia axilar.

La obesidad o el sobrepeso pueden predisponer a las mujeres al linfedema después de tratamiento del cáncer de mama. Sin embargo, el ejercicio físico fisiológico, progresivo y cuidadosamente controlado podría de hecho, ser beneficioso, contrariamente a lo que se pensaba hace unos años.

Si necesitas más información, puedes visitar nuestra sección sobre el linfedema.

 

Tengo entendido que la natación es buena para el linfedema, ¿qué ejercicios podría hacer para mejorar el brazo?

El linfedema debe ser tratado por un fisioterapeuta. A través de masaje linfático, medidas de compresión y el uso de otras técnicas, pueden mejorarlo

Existen diferentes tablas de ejercicios de movilización del brazo que mejoran la progresión del linfedema. Tu fisioterapeuta te indicará como practicarlos. Son muy sencillos y podrás realizarlos en casa diariamente.

Igualmente, hay ejercicios acuáticos que mejoran y refuerzan el brazo afectado, pero siempre debes realizarlos bajo la supervisión de un fisioterapeuta.

 

¿Es posible reconstruirme la mama inmediatamente después de la extirpación del tumor? 

Hay  muchas mujeres que se han reconstruido la mama y otras no. La decisión es muy personal y debe basarse en una buena información.

La reconstrucción de la mama puede realizarse de forma inmediata tras la cirugía o pasado un tiempo, meses o años después.

En la actualidad, existen muchas técnicas para reconstruir la mama. Lo aconsejable es que consultes con tu oncólogo y cirujano plástico para poder tomar una decisión sobre cuál es la mejor opción en tu caso.

Si quieres saber más, puedes visitar nuestra sección de reconstrucción mamaría.

 

¿Cómo se realiza una reconstrucción mamaria?

Existen diferentes técnicas de reconstrucción:

  • Técnicas autólogas: se emplean tejidos de la paciente (tejidos abdominales, de la espalda, glúteos, etc).
  • Técnicas con implantes: se utilizan distintos tipos de implantes para rellenar la mama. Son técnicas menos complejas que las autólogas por lo que su uso está más extendido
  • Técnicas para reconstruir la areola y el pezón: se reconstruyen por lo general, en una cirugía posterior. La areola se reconstruye mediante tatuajes o utilizando piel de otras zonas del cuerpo. Para reconstruir el pezón, se utiliza piel de la mama reconstruida.

Ver vídeo en 3D

 

¿Me retocarán también la otra mama?  

Cuando la mama contralateral es excesivamente grande, excesivamente pequeña o está muy caída puede ser necesaria modificarla para obtener una mayor simetría entre ambas mamas.

Esta intervención en la mama contralateral no aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama en la misma, ni interfiere en las revisiones médicas.

Más información

 

¿Qué es exactamente la quimioterapia? 

Es la administración de fármacos (habitualmente por vía intravenosa) para destruir las células cancerosas que han podido dispersarse por el organismo.

Cuando la quimioterapia se aplica como complemento a la cirugía se le denomina quimioterapia adyuvante.

Cuando la quimioterapia se utiliza para reducir el tamaño del tumor antes de la cirugía se le denomina quimioterapia neoadyuvante.

 

¿Cómo se sabe que es eficaz? 

Sólo a través de las pruebas es posible saber si el tumor ha disminuido, desaparecido o si por el contrario, permanece igual.

Durante el tratamiento, tu oncólogo solicitará una serie de pruebas que le permitirán saber cómo está respondiendo el tumor.

La respuesta del tumor a la quimioterapia es independiente de los efectos secundarios que produzca.

 

Voy a empezar tratamiento con quimioterapia y me han dicho que se me caerá el pelo ¿por qué a algunas mujeres se les cae y a otras no? 

La quimioterapia es una de las modalidades terapéuticas más empleada.

Su objetivo es destruir las células que componen el tumor, pero la quimioterapia es un tratamiento sistémico, es decir, no sólo afecta a las células malignas, sino también a las células sanas.

La caída del cabello, también llamada alopecia, es un efecto secundario frecuente del tratamiento con quimioterapia. Se produce por la acción de los distintos fármacos sobre el folículo piloso que provocan una destrucción del mismo y por tanto la pérdida del pelo.

Es un efecto secundario que no aparece siempre, ya que depende fundamentalmente del tipo de medicamento empleado. 

* Ten en cuenta que no tienes por qué presentar todos los efectos secundarios que se conocen (alopecia, síntomas digestivos, cansancio…), es más, muchos pacientes no tiene ningún efecto o cuando surgen, la mayoría de las veces son tolerables.

 

¿Qué es la radioterapia?, ¿para qué se utiliza?

La radioterapia consiste en el empleo de radiaciones ionizantes para el tratamiento local de determinados tumores, empleando rayos x de alta energía.

Su objetivo es destruir las células tumorales causando el menor daño posible a los tejidos sanos que rodean al tumor. 


¿Por qué no a todo el mundo se le aplica radioterapia?

Si te han realizado una cirugía conservadora, la aplicación de radioterapia se hace imprescindible. En algunas mastectomías, también se utiliza posteriormente.

La radioterapia se emplea generalmente tras la intervención quirúrgica para "limpiar" la zona de la cirugía de las posibles células tumorales que hayan podido quedar. En el caso de cirugía conservadora, la aplicación de la radioterapia tras la intervención es imprescindible.

 

¿Cómo se aplica? 

Existen dos modalidades:

  • Radioterapia externa: es la más habitual. Se administra por medio de un acelerador lineal. El tratamiento es indoloro y se administra durante 5 ó 6 semanas, con una duración diaria de pocos minutos.

    * Puede producir enrojecimiento o descamación de la piel de la zona radiada. Normalmente estos síntomas desaparecen unas semanas después de finalizado el tratamiento.
  • Radioterapia interna o braquiterapia: es la introducción de material radioactivo en la zona donde se asentaba el tumor para administrar más dosis en el lecho de la cirugía (área de más riesgo de recidiva). Generalmente, dura unos minutos y no requiere ingreso. Una vez administrada la dosis de radiación, se retira el material radioactivo.

 

¿Para qué sirve el tratamiento hormonal?, ¿durante cuánto tiempo tengo que tomarlo? 

Consiste en la administración, generalmente por vía oral, de hormonas que bloquean la producción o la acción de los estrógenos sobre las células malignas de la mama.

Las células normales de la mama son estimuladas por las hormonas sexuales femeninas y lo mismo puede ocurrir con las células tumorales (receptores hormonales positivos). Cuando esto ocurre es posible administrar tratamiento hormonal, cuyo objetivo es reducir el riesgo de recaída del tumor.

Es un tratamiento que se administra por vía oral, y la duración del tratamiento es prologada, como mínimo durante cinco años.

La terapia hormonal puede provocar oleadas de calor, reglas irregulares, pequeños sangrados (por eso se aconseja acudir a revisiones periódicas ginecológicas) o potenciar pérdida de masa ósea.

 

Estoy embarazada… y tengo cáncer de mama 

Durante la gestación se deben realizar revisiones periódicas con el ginecólogo, si éste detectara alguna alteración en la mama, sería preciso realizar pruebas diagnósticas sin retrasarlas hasta después del parto.

Existen diferentes tipos de tratamientos para tratar el cáncer de mama si estás embarazada:

 

Cirugía 

Es el primer tratamiento a utilizar. La anestesia no supone un riesgo para el feto. La técnica quirúrgica más utilizada es la mastectomía radical, ya que la cirugía conservadora necesita la administración posterior de radioterapia y ésta podría dañar al feto.

Las mujeres que elijan un tratamiento conservador, deben demorar el tratamiento con radioterapia hasta después del parto. En ese caso, se desconoce si la radiación podría perder eficacia.


Quimioterapia

Estudios recientes han demostrado que determinados agentes quimioterápicos pueden administrarse en el segundo y tercer trimestre del embarazo sin incrementar el riesgo de malformaciones en el feto.

Cuando una mujer embarazada precisa tratamiento con quimioterapia tras la cirugía, la administración de la misma se retrasa hasta el segundo trimestre del embarazo. Si ya está en el tercer trimestre, se induce el parto unas semanas antes de la fecha esperada para reducir el tiempo de retraso.

 

¿La interrupción del embarazo mejora el pronóstico de la madre?

La interrupción del embarazo no mejora el pronóstico.

La interrupción del embarazo puede simplificar el tratamiento, pero parece que  no mejora el pronóstico de la madre.

Sin embargo, en determinados casos cuando es necesario administrar quimioterapia o radioterapia que pueden ser perjudiciales para el feto, es preciso valorar la interrupción del embarazo. Esta decisión  depende del estadio del cáncer, la edad del feto, del riesgo que suponga para la madre el retraso del tratamiento y de la decisión de la mujer.

Si necesitas más información sobre el tema, puedes visitar nuestro artículo sobre el embarazo y el cáncer de mama.

 

¿Las células tumorales pueden afectar al feto? 

No se ha demostrado

No se han demostrado efectos dañinos en el feto ni se ha observado que las células malignas se transfieran al feto a través de la placenta.

 

¿Es necesario suprimir la lactancia?

Si se planifica realizar cirugía, la lactancia debería suprimirse para disminuir el tamaño y vascularización de la mama.

Si se administra quimioterapia también debería suprimirse ya que muchos fármacos antitumorales pasan al bebé a través de la leche materna.

 

¿Es posible tener un hijo después de un cáncer de mama? 

Si una mujer desea tener un hijo tras haber padecido cáncer de mama, es importante que lo consulte con su oncólogo, para que valore de forma individual su caso.

Se sabe que algunas líneas de quimioterapia y radioterapia sobre la zona ovárica provocan esterilidad.

Sin embargo hoy en día existen técnicas de preservación de la fertilidad (congelación de óvulos, maduración de óvulos en laboratorio, etc.)

La decisión debe ser individualizada, es importante tener en cuenta la edad de la paciente, el tipo de tumor y el riesgo de recidiva temprana ya que los tumores muy agresivos requerirán tratamiento en un corto periodo de tiempo.

Preservación de la fertilidad, más información

 

Me enfrento a algo nuevo y no se cómo voy a reaccionar 

Enfrentarse a un diagnóstico de cáncer es una situación inesperada que supone un cambio importante en la vida.

Cambio importante en la vida

Cada persona tiene una forma de ser, un modo de hacer frente a los problemas, un conjunto de creencias y valores, y una forma determinada de ver el mundo, y por tanto, única será la forma con la que cada uno afrontará la enfermedad. Hay tantas reacciones como personas.

Se puede pasar por diferentes fases, como son:

  • “Shock inicial”, caracterizada por sentimientos de fragilidad y vulnerabilidad, confusión, inseguridad, pérdida, que puede durar desde unos días a unas pocas semanas. 
  • Negación, incredulidad ("no es posible, tienen que haberse equivocado"). 
  • Tristeza, depresión, llanto, impotencia, miedo... 
  • Aceptación: suele coincidir con el tratamiento y el alivio que supone combatir 
    la enfermedad.

 

¿Es normal sentirme triste y sentir muchas emociones intensas a la vez? 

Te puedes sentir desesperanzada y triste. Es normal, sin duda es difícil sentirse optimista en una situación así. 

La sensación de incertidumbre e inseguridad es la sensación que probablemente caracteriza mejor la experiencia de cáncer. 

También es frecuente sentirse culpable por no haberse dado cuenta antes… Es muy importante que recuerdes que el cáncer no es culpa tuya, ya que la enfermedad es consecuencia de la combinación de múltiples factores.

* Es importante no confundir estas reacciones y temores con un problema psicológico. Recuerda que todas estas emociones son normales y poco a poco se irán debilitando.

 

“Estoy tan asustada que mi cabeza no para de hacerse preguntas”

Tener miedo y sentir ansiedad o tristeza son reacciones muy normales que aparecen ante el diagnóstico de cáncer.

¿Cuáles son los miedos más frecuentes? 

  • Muchas mujeres comienzan preocupándose por su familia y su trabajo. También es habitual preocuparse por el estado físico, y hacerse preguntas como: ¿tendré dolor?”, “¿se me caerá el pelo?”, “¿podré volver a trabajar?”. 
  • Muchos pacientes con hijos en edades tempranas se preguntan “¿se lo digo?”, “¿cómo se lo puedo explicar?”.

*  Todas estas preocupaciones están relacionadas con las circunstancias del cáncer, y son reacciones humanas y normales.

 

…Incluso a veces no tengo ganas de hacer nada…

El malestar físico o psicológico puede llevar a que lo que antes exigía sólo un pequeño esfuerzo ahora suponga una gran dificultad. 

En ocasiones puedes sentirte desbordada por la situación de enfermedad y experimentar sentimientos de apatía y desgana. Puedes perder el interés por todo, las ganas de relacionarte y de continuar con tus actividades cotidianas.

 

A veces siento una rabia que me invade por completo, ¿es normal?

Es muy habitual tener sentimientos de rabia, sentir que lo que ha sucedido es muy injusto y ello no te hace ser débil, no te sientas culpable por experimentar estas emociones tan naturales en tu situación.

Tu condición médica y los tratamientos están provocando situaciones desconocidas y difíciles. Ten paciencia contigo misma, tolera tus emociones y demuéstrate aceptación y respeto tal como lo harías con cualquier persona. Es la mejor manera de que la ira y la rabia pierdan fuerza y comiences a tener un cierto manejo sobre ellas.

 

¿Cómo manejo mi ansiedad y mis miedos? 

Si no te sientes capaz de manejar tus emociones, busca ayuda.

Trata de no anticipar problemas que en este momento no existan

  • La inactividad favorece la aparición de pensamientos negativos. Mantén tu mente ocupada en actividades útiles y agradables que te permitan distraer tu atención.
  • Cuando preveas que puedes tener que enfrentarte a una situación difícil, analízala de la forma más objetiva posible para buscar soluciones y prepararte para hacerle frente.

 

¿Cómo se lo cuento a mi familia? 

El diagnóstico de cáncer supone un cambio importante en la vida familiar y cada miembro de la familia afrontará el proceso de un modo diferente.

  • Explícales cómo te sientes, tus miedos, preocupaciones, lo que necesitas y lo que no necesitas. Eso les permitirá ayudarte de forma eficaz y sentirse útil a la vez que te permites expresar tus emociones y necesidades.
     
  • Si tienes hijos es elemental que hables con ellos y les expliques lo que ocurre. Sabrán que algo pasa y no es recomendable apartarles. Los niños tienen una capacidad de adaptación mayor que los adultos. Cuídalos, pero confía en ellos.

 

La gente me dice que estoy igual que siempre, pero… ¿es normal que me sienta menos atractiva? 

El diagnóstico y tratamientos del cáncer de mama suponen una experiencia vital estresante y por tanto, pueden provocar cambios en la autoestima.

Con frecuencia el cáncer de mama y sus tratamientos pueden alterar el aspecto físico de las personas que lo padecen:

  • Cambios temporales: caída del cabello, alteraciones en la piel, en las uñas, cambios de peso, etc.
  • Cambios permanentes: cicatrices, mastectomía, linfedema, etc.

 

¿A que puede deberse la falta de deseo sexual?

Tras la enfermedad, pueden aparecer cambios en la sexualidad debidos a diversos factores.

Físicos

  • Amenorrea o supresión de la mestruación
  • Tratamientos: sequedad vaginal,pérdida de la elasticidad vaginal
  • Cansancio físico, dolor

Psicológicos

  • Depresión, ansiedad y estrés
  • Sentimientos de pérdida de atractivo físico
  • Deteriolo de la autoestima y de la imagen de si misms.

Las dificultades sexuales que pueden aparecer con mayor frecuencia son:

  • Disminución o pérdida del deseo sexual.
  • Problemas en la excitación: déficit en lubricación y sequedad vaginal.
  • Dificultades para alcanzar el orgasmo.
  • Dolor y molestia durante la relación sexual.

Muchas de estas alteraciones son transitorias y tras un tiempo después de los tratamientos pueden desaparecer.

 

¿Qué tipo de ayudas ofrece la AECC para mujeres con cáncer de mama? 

En cuanto a ayudas materiales o económicas, la AECC cuenta con un servicio de préstamo de materiales ortoprotésicos totalmente gratuitos y la posibilidad de gestionar prestaciones económicas en los casos de más necesidad, con el fin de cubrir los gastos derivados de la enfermedad oncológica.

¿Cómo pueden solicitarse? 

Para acceder a este tipo de recursos, acude a tu sede de la aecc más cercana y solicita hablar con un trabajador social o profesional encargado de estas cuestiones, este hará una valoración de tu caso y te asesorará sobre las prestaciones existentes.

 

¿Cómo puedo solicitar la discapacidad? 

La solicitud de la discapacidad se realiza a través de los centros de base de la Seguridad Social.

Es allí donde te podrán facilitar los formularios correspondientes y te especificarán la documentación que necesitas aportar, plazos y requisitos.

Más información

 

Prótesis y pelucas ¿las cubre la Seguridad Social?

En el caso de las pelucas, la Sanidad Pública no financia su gasto. 

La aecc ofrece un servicio de préstamo de pelucas y ayudas económicas con este concepto, para los casos de mayor necesidad económica y sin posibilidades para cubrirlo por el propio paciente. 

En cuanto a las prótesis, las prótesis de mama iniciales no son cubiertas por la Sanidad, pero la aecc cuenta con un dispensario gratuito de las mismas.

En cuanto a las fijas o de silicona, hasta el momento la Sanidad Pública las financia, entre un 90% y un 100%. 

 

¿Cómo se solicitan? 

Las prótesis fijas o de silicona se solicitan desde el propio hospital o centro de salud. Acude a tu centro de referencia te informarán del proceso específico de tu Comunidad Autónoma. 

Si tienes la necesidad de comprar una peluca o una prótesis inicial, acude a la sede más cercana de la aecc y nuestros profesionales valorarán tu caso.

 

Prefiero llevar pañuelo pero, ¿cómo se pone? 

Los pañuelos los puedes encontrar en tiendas especializas en productos dirigidos a la mujer con cáncer de mama.

La opción de los pañuelos es menos costosa que la de las pelucas y hay una gran diversidad de tipos y colores. 

Es importante que sean de algodón o de cualquier tela que no irrite la piel. Para colocarlo, doblamos el pañuelo por la mitad, que quede en forma de triangulo y lo colocamos encima de la cabeza con los dos extremos a cada lado del rostro. Llevamos los extremos a la parte posterior y los atamos con un nudo. Si lo deseas puedes esconder los extremos del nudo.

 

¿Puedo tener ayuda domiciliaria si me encuentro mal?  

Algunos ayuntamientos cuentas con un servicio de ayuda a domicilio, gestionado por los Servicios Sociales de base, para casos en los que se dé también la necesidad económica.

Desde la solicitud de Dependencia, también existe una prestación de ayuda domiciliaria una vez que esta se ha concedido y dependiendo del grado asignado.

Por parte de la aecc, para los casos con necesidades económicas, se contempla una ayuda para la contratación de una persona que haga labores de ayuda domiciliaria por un tiempo determinado.

 

¿Cómo puedo buscar trabajo después del cáncer de mama?  

En la oficina de empleo más cercana pueden informarte de cómo darte de alta, actualizar tus datos de currículum y programas o cursos e formación que te interesen.

La aecc cuenta con un servicio de Inserción Laboral donde se facilita desde orientación laboral, hasta formación y talleres específicos de temáticas relacionadas, dependiendo de la sede provincial que te corresponda.

 

¿Te has quedado con alguna duda? Llámanos. 900 100 036

En la AECC te escuchamos y te apoyamos.

Nuestro equipo de profesionales responderá a tus preguntas. 

Llámanos al Infocáncer 900 100 036en cualquier momento, en cualquier lugar o escríbenos nuestro consultorio on-line.

Asociación Española Contra el Cáncer de Mama - Llama al 900 100 036 si necesitas ayuda