Otros aspectos de la reconstrucción mamaria (Mastectomía profiláctica)

La reconstrucción mamaria es un procedimiento quirúrgico seguro que no modifica la evolución ni el pronóstico de la enfermedad, tampoco dificulta, retrasa ni interfiere el seguimiento que tu oncólogo hará de tu enfermedad.

 

Mastectomía profiláctica (preventiva)

¿Qué es la mastectomía profiláctica?

La mastectomía profiláctica o preventiva consiste en la extirpación de todo o la mayoría del tejido mamario, en una mama sana para reducir el riesgo de desarrollar un cáncer de mama (no elimina el riesgo).

Este tipo de intervención está indicado en pacientes que tienen un riesgo más alto de desarrollar cáncer de mama que el resto de mujeres (por ejemplo, pacientes con estudios genéticos positivos para BRCA1 ó BRCA2, con lesiones mamarias premalignas, etc.). También puede estar indicado, en algunas circunstancias, para reducir el riesgo de aparición de un cáncer de mama en la mama contralateral.  

Existen dos tipos de mastectomía profiláctica:

 

Mastectomía simple profiláctica:

Se extirpa la glándula mamaria, la areola y el pezón, pero se preserva el resto de la piel de la mama.

 

Mastectomía subcutánea:

Se preserva además de la piel, la areola y el pezón. Con esta técnica no se extirpa completamente la glándula mamaria, por lo que su efecto preventivo es menor que en la mastectomía simple.  

La mastectomía profiláctica puede ser reconstruida de manera inmediata mediante el empleo de técnicas autólogas o mediante prótesis.

 

Consideraciones oncológicas

La reconstrucción de la mama no altera la evolución de la enfermedad, es decir, no incrementa el riesgo de recaída del cáncer de mama, ni interfiere con el tratamiento de quimioterapia o radioterapia, aunque la enfermedad recidive.

Tampoco interfiere con las pruebas que puedan ser necesarias en las revisiones tras los tratamientos.

Si tu mama ha sido reconstruida mediante implantes y tu cirujano te recomienda la realización de mamografías de control periódicas, deberás hacértelas en un centro radiológico con experiencia en el uso de técnicas radiológicas para prótesis e indicar que tienes una prótesis de mama.

 

Reconstrucción y quimioterapia

La reconstrucción mamaria inmediata no retrasa ni interfiere la administración de quimioterapia.

 

Reconstrucción y radioterapia

La radioterapia es igual de eficaz en las mamas reconstruidas que en las que no lo han sido. Sin embargo, las pacientes sometidas a una reconstrucción con implantes y que vayan a ser radiadas, es posible que sufran una contractura capsular severa (cicatrización) que modifique la forma y consistencia de la mama reconstruida. En ocasiones, puede ser preciso, tras la radioterapia retirar los implantes y realizar una reconstrucción con tejidos propios (reconstrucción autóloga).

Si la mama ya ha sido tratada con radioterapia, o si se sospecha que se va a recibir radioterapia, se debe realizar una reconstrucción con tejidos propios, no con implantes.

 

Cirugía en la otra mama

Cuando la mama contralateral es excesivamente grande (hipertrofia de mama), excesivamente pequeña (hipoplasia de mama) o está muy caída (ptosis mamaria) puede ser necesario modificarla para obtener una mayor simetría entre ambas mamas.

Estas intervenciones pueden realizarse a la vez que se reconstruye la mama o en una cirugía posterior.

Cuando la mama es muy grande se puede realizar una reducción de mama para obtener una mama más pequeña. Las cicatrices resultantes tienen forma de “T” invertida. La intervención dura unos 90 minutos y se realiza bajo anestesia general, con una estancia hospitalaria tras la cirugía de 24 horas.

Cuando la mama es muy pequeña, se puede realizar una mamoplastia de aumento, mediante la colocación de una prótesis mamaria. La intervención dura unos 45 minutos y se realiza bajo anestesia general, con una estancia tras la cirugía de 24 horas.

Cuando la mama está muy caída, se puede realizar una cirugía de elevación de la mama. Las cicatrices resultantes son similares a las de la reducción de mama. En ocasiones puede combinarse con el uso de una prótesis. La intervención dura una hora y se realiza bajo anestesia general, con una estancia tras la cirugía de 24 horas.

Ninguna de estas intervenciones aumenta la probabilidad de desarrollar un cáncer en la mama sana, ni interfiere con las revisiones médicas.

 

Otros tipos de procedimientos reconstructivos sobre la mama

En ocasiones, la extirpación parcial de la mama (por ej. cuadrantectomía) también puede producir secuelas estéticas. En estos casos, es posible reconstruir estos defectos parciales con los tejidos de la paciente.

 

¿Te has quedado con alguna duda? Llámanos. 900 100 036

En la AECC te escuchamos y te apoyamos.

Nuestro equipo de profesionales responderá a tus preguntas. 

Llámanos al Infocáncer 900 100 036en cualquier momento, en cualquier lugar o escríbenos nuestro consultorio on-line.

Asociación Española Contra el Cáncer - Llama al 900 100 036 si necesitas ayuda