¿Cómo te podemos ayudar?

Secuelas del cáncer de páncreas

La cirugía del cáncer de páncreas, es muy compleja tanto si la extirpación ha sido parcial como total, por lo que no está exenta de complicaciones y de efectos adversos.

Image
/sites/default/files/2017-12/todo-sobre-cancer_28.png

El postoperatorio puede ser difícil, y habitualmente el paciente ve alterada de forma importante su calidad de vida.

 

Un efecto secundario frecuente tras la cirugía del cáncer de páncreas es el Retraso del Vaciamiento Gástrico. Este síntoma se define como una incapacidad para tolerar la ingesta oral incluso pasados más de 10 días después de la intervención. Suele ser la causa más habitual de prolongación de la estancia hospitalaria.

El tratamiento del Retraso del Vaciamiento Gástrico es fundamentalmente de sostén: mantenimiento de la sonda nasogástrica (tubo largo, fino y flexible que se introduce por la nariz hasta el estómago). Inmediatamente tras la cirugía, la sonda es útil para extraer cualquier líquido que se acumule en el estómago o intestino, evitando una sensación molesta al paciente, posteriormente permite su hidratación y nutrición.

Otros efectos secundarios a la cirugía son la hemorragia, las infecciones, la pancreatitis (inflamación del páncreas), etc.

En aquellos casos en los que se ha extirpado todo el páncreas, es preciso administrar tratamiento con insulina para regular los niveles de azúcar en sangre y proporcionar las enzimas necesarias para el proceso de digestión y absorción de los alimentos.

Los efectos secundarios de la radioterapia y la quimioterapia son pasajeros (ver capítulo general de Radioterapia y de Quimioterapia).

 

Contenido relacionado