¿Cómo te podemos ayudar?

¿Que es un carcinoma cutáneo - no melanoma?

La piel es el órgano que recubre todo nuestro cuerpo y que hace de “frontera” con el exterior.

Tiene varias capas; una capa externa llamada epidermis, otra más interna denominada dermis y debajo de esta última la hipodermis o grasa subcutánea.

La capa más externa, epidermis, está en continúa descamación porque sus células (queratinocitos) se dividen y reemplazan continuamente. Es en esta capa donde se producen los tumores epidérmicos de la piel.

 

Los carcinomas cutáneos no-melanoma son los tumores malignos de la piel diferentes a los melanomas.

 

Con este nombre se engloban dos tipos de tumores:  
  • Carcinomas de células escamosas,  epidermoide o espinocelular.
  • Carcinoma de células basales o basocelular.
 
El carcinoma epidermoide de la piel es una proliferación maligna de un tipo de células de la piel, los queratinocitos. Es un tumor con capacidad para dar metástasis sobre todo a nivel ganglionar, pero ésto es infrecuente y solo ocurre  en casos muy avanzados.
 
Es un tumor muy frecuente, aunque su incidencia es menor que el carcinoma de células basales. Supone el 20-25%  de los tumores malignos cutáneos. En los últimos 20 años esta incidencia ha aumentado en casi todos los países, debido a la mayor exposición a la luz solar y a los cambios en el estilo de vestirse.   
El carcinoma de células basales procede de la capa más inferior de la epidermis, las células basales. Es particularmente frecuente en la raza blanca, caucasiana. La incidencia está aumentando en un 10% anual. No tiene capacidad de dar metástasis aunque puede ser invasivo localmente por su crecimiento lento pero progresivo.

 

Contenido relacionado