¿Cómo te podemos ayudar?

Seguimiento y revisiones después del cáncer de próstata

Después de haberte sometido a tratamiento, el especialista va a controlar el resultado de éste mediante revisiones y pruebas que valoran la eficacia del mismo. El seguimiento va a tener pequeñas variaciones según el tratamiento realizado en cada caso.

Si has decidido realizar la observación y vigilancia del cáncer, deben llevarse a cabo determinaciones del PSA periódicamente e incluso biopsias en algunos pacientes. En caso de aparecer síntomas, signos de progresión o avance del cáncer puede reconsiderarse esta actitud y aplicar el tratamiento más adecuado de acuerdo con las características de la enfermedad. En los enfermos sometidos a tratamientos locales (cirugía o radioterapia) como tratamiento definitivo, el descenso del PSA en la sangre es el que nos va a indicar la buena respuesta a este. Las revisiones periódicas (frecuentemente cada seis meses) se llevan a cabo en estos casos realizando análisis del PSA y tacto rectal.

Cuando el tratamiento empleado es el bloqueo de andrógenos (hormonal), se puede realizar las visitas cada tres o seis meses, según el estado del paciente, debido a que muchos son enfermos en estadios avanzados. Se determinará el valor de PSA, cuyo descenso nos va a indicar una buena respuesta.

Es importante que refieras a tu médico, tanto en las revisiones como en cualquier otro momento, no sólo cambios relacionados con los tratamientos, sino cualquier otro síntoma como pérdida de apetito o peso, aparición de dolor, cansancio, etc. El médico valorará la necesidad de realizar más pruebas.

 

Contenido relacionado